Instagram

Entrevista a Juan Carlos Ibáñez, Juancho

           Cuando caes después de ganarlo todo, sólo merece la pena volver a subir por las vistas, se lo leí a Manuel Jabois en una columna sobre Rafa Nadal en aquel Roland Garros que conquistó tras ser enterrado por todo el mundo tras mucho tiempo sin conseguir un Grand Slam. La historia de Juan Carlos Ibáñez es otra historia de superación. Volver a jugar tras tanto tiempo lesionado y, una vez logrado, retirarte para ganar un título es un giro que le convierte en otro Luis Aragonés. Ahora a Zapatones lo admira todo el mundo (no hay nada como estar muerto), Juancho, incluso, cuando nadie entendía que Raúl estuviera viendo aquella Eurocopa desde el sofá casa.

 

            De Juancho hay dos espejos a los que el común de los mortales puede acudir cada cierto tiempo: su capitanía y su carácter. Dos rasgos que no hablan de virtudes técnicas, ni tácticas y que sin embargo, son todavía más trascendentales a lo largo de un partido, no hablamos de una temporada y ni digamos a lo largo de una carrera. Las dos le acompañan también como entrenador. De la capitanía: la suma, el tirar del grupo, la unión, la familia. Del carácter, el firme convencimiento de que las cosas se pueden cambiar con la formación de la voluntad. Cuando el barco zozobraba siempre encontrabas una mirada desde el banquillo que te decía “vamos a sacarlo adelante”. Era cierto. Con solo esa palabra, carácter, es posible hacer un equipo de fútbol sala, un ejército y hasta una ley de educación entera. Nada conforma tanto a una persona. Es paradójico como en el deporte siempre se habla de modelos de juego, y nadie comienza por el principio: el modelo de equipo (o de club). Cómo quiero ser como grupo.

           

            Siempre he creído que los partidos se juegan dos veces, primero en la cabeza del jugador y luego en el campo. Juancho es psicología antes que cualquier cuestión. Una vez que el jugador cree en ti es más fácil que crea en tu modelo. Como sigue pensando muchas veces como jugador, le otorga a éste herramientas para solucionar cuestiones que necesitan horas de táctica. Una palabra a tiempo o un consejo técnico son capaces de solucionar toda una mala jugada a nivel táctico. Luego llegan horas de táctica, que las hay. Él era un ordenador en el campo.

 

            Primer año que entrena en categoría senior, un título. El éxito no es casualidad. Éxito entendido como una vez conseguido el campeonato disponía de los 13 jugadores entrenando la última semana. Ha merecido la pena volver a subir, sólo por las vistas.

 

 

-Fran Echeve: Hace un mes te proclamabas campeón de liga de 3ª Div. ¿Cómo estás?

 

Juancho: Pues no te voy a mentir, bien. Me ha venido bien terminar. Al final son casi 10 meses de trabajo, de compromiso, de entrenamientos y de partidos... y ha sido un año movidito. Lo cierto es que prácticamente ya no me acuerdo del título porque el día a día del club, a estas alturas, es una locura. Dicho esto, todas las gestiones que estamos haciendo ahora son consecuencia de ganar ese título, y la verdad, que me siento muy orgulloso de formar parte del grupo y, sobre todo, de haberlo disfrutado tanto.


 

-En un año pasas de ser jugador a entrenador, y a ganar. Demasiadas emociones.

 

No ha sido fácil, siempre tienes dudas. No sabes cómo te van a ver tus ex compañeros desde la dirección. Además, veníamos de cinco años con Miguel, con rutinas muy adquiridas y con automatismos muy aprendidos. Y no sólo es que fuera ex compañero es que también era el capitán, y además, presi del club. Quizá muchos cargos para una persona.  La verdad es que no quería alterar la dinámica en exceso, sobre todo, porque ya teníamos una dinámica positiva.  

 

Lo cierto de todo es que me costó dos sesiones sentirme cómodo y verme como entrenador del grupo. Y en eso, los jugadores habéis tenido mucha culpa ya que habéis respetado todas mis decisiones con una gran profesionalidad dentro del nivel amateur en el que nos movemos.

 

Al final pienso que tener tanta información vuestra, como compañero, me ha ayudado mucho. Con todos he jugado en el algún momento de mi trayectoria como jugador, y de todos conocía vuestras virtudes. Pero aún así, tengo que decir que manejar un vestuario desde la óptica del entrenador es la leche…porque todavía conoces más. Ha sido una gran experiencia.

 

Y luego está la cuestión personal. Se me ha hecho raro ver a Fer con el 10 a la espalda. Soy consciente de que ya no volveré a jugar y soy consciente de las limitaciones físicas que tengo, además de lo que podría conllevar otra lesión a nivel personal, familiar, humano, etc. Y lo cierto es que ser tan consciente es duro. Pero bueno, las cosas vienen como vienen y sí he asumido que a mí me toco lesionarme con 24 años para estar cinco años fuera de nuestro deporte. Lo que jamás pensé es que iba a tener cinco años de tiempo añadido, de corto…ha sido un placer.  

 

Asumida la retirada, entrenar me permite seguir viviendo el juego, aunque sea desde el otro lado de la línea. 

-Para el que no sepa quién y qué es Juancho como entrenador: cómo te gustan tus equipos.

           

Esta pregunta es para Lopetegui. Aquí me da un poco la risa contestarla, pero bueno. Te contesto, aunque el que nos conozca un poco ya sabe cuál la propuesta del equipo y del club.

 

Me gusta que mi equipo domine las situaciones y los partidos. Intento que mis jugadores sean conscientes de qué está pasando y qué es lo que tienen que hacer, y a partir de ahí, intentamos mandar en los partidos y generar juego. Me gusta que mis equipos abran la jugada tocando y procuro evitar el juego directo salvo cuando es preciso, pero sobre todo, me gusta estar pendiente de la persona. Creo que si un jugador es feliz en el vestuario, si es capaz de saber quién es dentro del equipo y conocer su función, es mucho más sencillo ser justo con él y más enriquecedor para el colectivo. Me gusta que el equipo salga a por los partidos desde el principio, me gusta presionar en campo contrario pero no rechazo otro tipo de defensas si efectivamente el juego lo requiere. A partir de aquí, puedo seguir diciendo tonterías, pero lo cierto es que teniendo los jugadores que he tenido este año, todo es mucho más fácil. 

 

Creo que hemos sido entretenidos de ver, creo que hemos generado mucho y creo que todo lo hemos hecho con una intensidad y un compromiso sobresaliente. Insisto, todo esto se puede decir cuando tienes los jugadores que he tenido este año, pero la esencia es esa.

 

-Qué queda de ese entrenador que empezó la temporada y qué se ha modificado. ¿Este año con gente senior te ha cambiado alguna idea preconcebida de la base?

 

Pues creo que ha sido un año tremendamente productivo como entrenador. He vuelto a dirigir a tiempo parado, que no lo hacía desde mi época en Juvenil División de Honor en Ebrosala, y me ha encantado a la vez que lo he sufrido.  Y luego, creo que ha sido muy productivo entrenar por primera vez en categoría senior. Es más fácil a la hora de encontrar los problemas y las soluciones.

 

Dicho esto, quedar queda prácticamente todo, pero creo que he modificado algunas cosas. Principalmente, creo que he mejorado mi concentración en los partidos. Y como muestra no he tenido ningún incidente con ningún colegiado ni contrario, cuando años atrás -lamentablemente es así- sí lo tuve puntualmente. Nada, ni una advertencia ni una expulsión. Creo que he sido tremendamente respetuoso con los árbitros y con el rival, y creo que eso me ha permito exprimir cada segundo del partido. Ser consciente de qué está pasando, cuándo y  cómo. 

 

Eso y el gran apoyo de Javi, nuestro delegado en lo que al control de los minutos de juego de cada jugador se refiere, me ha permitido controlar los partidos y tomar las decisiones de forma rápida y activa. Esto no quiere decir que siempre con acierto porque tengo algún partido grabado en sentido negativo, pero en líneas generales y como se decía en mi época, he progresado adecuadamente.

 

Y luego creo que he sido más reflexivo que en otras épocas. He madurado mucho cada decisión y he intentado ser lo más sincero conmigo mismo y con el grupo, siempre pensando en el grupo. Supongo que serán los años.

 

Y en cuanto a lo que me preguntas de la base, te diría que no. Soy consciente de que no es lo mismo entrenar a esta plantilla que a un equipo de base de nuestro club. En el Tercera prima la competición y en la base la formación. Con los peques sólo se gana si ellos ganan, si mejoran. Siempre lo he pensado así y siempre me ha gustado creer en los míos. Son dos vertientes totalmente distintas: no es lo mismo entrenarte a ti o a Carlos Alquezar (Supercampeones de España y con muchas ligas a vuestras espaldas) que a un chico de 16 años en plena ebullición. Por supuesto, es más difícil con vosotros jejeje.  

 

Ahora en serio, la base es apasionante y ver el progreso, el mayor premio. Pero te soy sincero, echaba de menos competir desde el banco. 

-¿Los momentos claves de la temporada?

 

Para mi dos, quizá tres. Las primeras dudas con los partidos de San Jorge y Maestrazgo en casa; y en la segunda, las derrotas de Tauste y Maestrazgo que nos hacía perder una ventaja de 5 puntos coincidiendo con  algunas lesiones del grupo.

 

Quiero recordar que con un 3-7 a favor en el partido contra San Jorge el resultado final fue de empate a 7, con 10 minutos finales preocupantes y un último gol que todavía lo veo si cierro los ojos. Creo que aquel día estuve tremendamente lento con alguna decisión pero me ayudó. Y acto seguido, nos visitaba Maestrazgo  y nos plantamos con un 2-5 a principio del segundo tiempo. Creo que ha sido el partido con más nervios de todo el año, incluso a pesar de lograr los tres puntos al final. Tuve la sensación de perder años de vida…

 

Y luego el bache de la segunda vuelta con las derrotas de Tauste en casa y Maestrazgo fuera en circunstancias algo peculiares… pero lo cierto es que dejábamos escapar 5 puntos de ventaja.

 

Y por supuesto el partido de Alcorisa es el punto caliente de la temporada. Por lo que suponía, por tener un pabellón lleno, pero sobre todo por la victoria y por la forma de lograr los tres puntos. Anulamos a un buen equipo como era Alcorisa, no sólo con intensidad y carácter, también con mucha calidad.

 

-¿Qué día te das cuenta de que os lleváis el título?, ¿has dudado alguna vez de que no lo conseguiríais?

 

En Mas de las Matas. Con un ambiente complicado, un contrario motivado y la presión de tener que ganar los tres puntos, el grupo peleó los 40 minutos y no perdió la fe en ningún momento a pesar de la buena actuación del portero rival durante 31 minutos. Esa mentalidad nos iba a dar título de liga. Todos estuvisteis en vuestro sitio, incluso gente que no participó en el segundo tiempo.

 

Y dudas sí, muchas. Aquellos cinco puntos de ventaja perdidos me hicieron dudar junto con alguna lesión, y luego, las dos primeras finales de los 8 que nos quedaban después de perder en Cantavieja… De nuevo San Jorge y Utebo nos hicieron sudar de lo lindo. Ganamos bien en el marcador pero algunos sectores de esos partidos…

 

-Durante muchos meses de la temporada, el equipo ha tenido un montón de bajas...

 

Sí, y esto también me ha hecho ser muy abierto de mente. Partíamos con una plantilla muy condicionada por compromisos personales, novias en otras ciudades, preparación de oposiciones, y además, las siempre inoportunas lesiones.

 

Tenía claro que no quería que el equipo dependiera de nadie y sólo quería gente para entrenar… luego el sábado, que viniera el que pudiera o quisiera. Y el equipo ha cumplido con las sesiones de entreno, pero los sábados ha sido otra historia.

 

Teniendo 13 jugadores de plantilla, sólo hemos hecho una convocatoria: el día de Gelsa. Creo que con eso, te lo digo todo. Sin contar las numerosas apariciones de los juveniles durante la temporada…

 

-¿Cómo has visto este la categoría?

 

Pues dura la verdad. Nunca es fácil ganar fuera, por los pueblos del Bajo Aragón, o en Cantavieja o Sabiñánigo después del desplazamiento, y en invierno. No voy a entrar en arbitrajes, pistas de juego, etc. En ese sentido, tan dura como siempre.

 

Quizá me ha faltado ver más equipos con ganas de jugar. Tauste me gusta pero siempre se les hace larga la temporada; Exea este año ha tenido más dudas que otros años; Sabiñánigo ha hecho una gran temporada si valoras en las condiciones que lo hace; Maestrazgo más de lo mismo; y por supuesto, Alcorisa… seguramente el equipo más completo después del nuestro. 

 

Pero bueno, dicho esto todos los rivales tienen mucho mérito, y todo el mundo busca explotar sus cualidades. No es fácil, cada día hay menos jugadores y los que están, están condicionados por mil circunstancias. Es complejo.

 

Aún con todo, mucho mérito de los nuestros. La tercera es dura. 

-Hablemos de algún secreto más de pista, ¿qué ha tenido este equipo comparado con los de anteriores temporadas para conseguir el título?

 

Pues la verdad veo pocas diferencias. Era consciente de que tenía que aprovechar todo el trabajo de Miguel y no variar determinadas cosas…principalmente, porque hay muchas cosas en las que coincido con él.

 

Hemos variado poquito, introduciendo alguna variante. Quizá el equipo se lo ha creído más, nos han respetado las lesiones – más o menos, pero desde luego mucho más que el año pasado- y puede que hayamos sido más competitivos, más contundentes y que incluso, hayamos tenido algo de suerte. No lo sé, el grupo ha estado a un nivel espectacular en todos los sentidos.  Creo que poco a poco, el equipo se convenció de que podía ganar la competición.

 

-Haciendo repaso, qué ha sido lo que más te ha gustado de tu equipo y lo que menos

 

Lo que más, la intensidad de los entrenamientos… aún me ha faltado alguna patada más entrenando (creo que me entendéis), pero en líneas generales el ritmo ha sido muy bueno y alto.  Y también, me quedo con la solidaridad general del grupo y el ambiente del vestuario. Entender que hoy juego menos, el próximo sábado más, y que hoy viene un juvenil y hay que ayudarle es muy complicado. Este grupo es un gran grupo humano.

 

Lo que menos, por decir algo, quizá la dificultad que ha generado las circunstancias personales de cada jugador, pero era algo que ya sabía, y por tanto, acepté. He intentado no quejarme mucho pero, sinceramente, ha sido realmente difícil ser justo con el grupo con tanta circunstancia, lo siento si no lo he logrado.

 

-76 puntos, casi el 85%; 152 goles a favor, 5pp; 56 goles en contra, 1'8 pp. Si el fútbol sala fueran sólo estadísticas, las de este año han sido extraordinarias.

 

Pues sí, pero como dices son sólo estadísticas. Son positivas porque la temporada ha sido buena y creo que aún podrían haber sido mejores. El partido de San Jorge en su pista no se me olvidará en mucho tiempo.

 

-Y ahora se abre un horizonte muy bonito pero significa mucha responsabilidad y también elevar el nivel: el primer equipo jugará en 2ªB.

 

Sí, pero no tengo duda de que esta plantilla es casi de 2ªB. Muchos de vosotros ya habéis jugado en esa categoría, e incluso, la habéis ganado.

 

Evidentemente, estamos en junio de 2018, y los años pasan, pero dependerá del compromiso de cada uno de los integrantes de la plantilla y de sus circunstancias. Si hay compromiso y ganas de entrenar, creo que la categoría no será un problema. Por supuesto, no hablo de ganarla.

 

La responsabilidad siempre está ahí pero no hay que volverse locos. Estamos aquí para divertirnos, y además, para tener anécdotas que contar dentro de 10 años… Todo lo demás, es volverse locos.

 

-¿Muchos refuerzos?

 

Pues no lo sé, se está trabajando en ello, y lo primero, confirmar las continuidades y analizar lo que se necesita y qué jugadores hay disponibles.  Cuanto antes se cierre la plantilla, más descansaremos en verano. Pero ya te digo, no es fácil encontrar jugadores

-Qué te esperas el año que viene del equipo y de esa 2ªB que jugaste como jugador, pero en la parte catalana.

 

Espero un equipo con una propuesta atractiva, que sea capaz de competir en todos los campos, y que sobre todo, esté en los partidos los 40 minutos. Entiendo que tocará sufrir.

 

Y en cuanto a la categoría, pues por lo que cuentan –no la sigo mucho, bastante tengo con lo mío- espero rivales físicos y rivales experimentados con calidad. 

 

Echeve, han pasado 13 años desde que yo debuté en 2B, ya casi no me acuerdo. Dicen que nuestro grupo era más técnico pero entiendo que el nivel actual será superior. Recuerdo perfectamente aquel primer partido, lo que más llamó la atención fue el ritmo del balón, todo era más rápido, pero terminas adaptándote en dos partidos.

 

-¿Asusta ver dónde está llegando el club: lo asentadas que están las categorías base y el crecimiento del primer equipo?

 

No asusta, lo que asusta es el curro que supone… cada día más, pero bueno, seguiremos en la batalla mientras se pueda.  

 

-Por cierto, a nivel personal, te has vuelto a vestir de corto con el equipo Laboral. ¿Se echa de menos?

 

Sí, pero echo de menos jugar como jugaba hace 15 años, o antes de la lesión… y todavía no tenemos una máquina del tiempo. El laboral, con mis circunstancias personales y físicas, es muy muy duro. Yo necesito estar rodado, con ritmo, entrenar, en un peso adecuado, y jugar cada 7 días sin entrenar, es para cracks, jajaja, no para mí.

 

Dicho esto, y a pesar de moverme lo justo, los días que he ido he disfrutado del juego y sobre todo, de los compañeros. Eso sí ha merecido la pena y no por la equipación inicial que, sinceramente, no resaltaba nuestros atléticos cuerpos.

 

Se echa de menos, pero toca asumir que ya no se puede…

 

-¿Había muchas ganas de títulos dentro del club?

 

No sé qué decirte… Los títulos son una manifestación del trabajoy en ese sentido sí. Pero creo que no estamos aquí en busca de títulos y competiciones, creo que buscamos otras cosas más estimulantes. Pero evidentemente, ganar una liga es bonito después de todo un año peleando.

 

Sin duda, creo que es un reconocimiento para todo el club, para el trabajo de estos años, y que puede ser estimulante para los más peques del club.

 

 

-Un deseo

 

Salud y continuidad para la plantilla. Que todos los que están dudando se queden un añito más para completar el camino iniciado hace un año; y que aquellos que tienen claro que no quieren seguir en esta nueva categoría, sean muy felices. Aquí estaremos para lo que quieran.

 

Por supuesto, para los que siguen ilusión y trabajo. Es la única fórmula para disfrutar.

 

A nivel de club, que nuestra gente se quede con nosotros y que sigan confiando en este club. Con virtudes y defectos,  peleamos por nuestra gente, y tratamos de que todo el mundo encuentre su sitio.

 

Para todos, de corazón, muchas gracias por el seguimiento de esta temporada. Feliz verano para todos. 

Entrevista a Juan Molina (Rehabmedic Peñísccola FS)

Cuando Iker Casillas le paró aquel balón imposible a Perotti en el Sánchez Pizjuán, toda España se llevó las manos a la cabeza. ¡Un milagro!, decían. A un servidor le llegó un mensaje en ese instante “ese paradón es de Juan y nadie le llama el Santo”. Corría la temporada 2009-2010, Juan Molina llevaba algún año en la élite y los que habíamos jugado con él, veíamos en muchas paradas imposibles de Casillas la aparición de El Muro, porque así es como le hemos conocido toda la vida en su tierra: el muro Molina. Ese apellido futbolístico se lo puso otro compañero y amigo, Alejandro Alcázar, Jano. “No podía esperar para el éxito, así que seguí adelante sin él”, le escucharon decir una vez a Jonathan Winters. Juan hizo exactamente lo mismo que el actor estadounidense. Cogió sus cosas y se puso a navegar.

 

De debutar con Chavi Ladaga en el DKV se tuvo que ir a Santiago, al Lobelle de los brasileños, un vestuario lleno de magia y tan peligroso fuera del campo como cuando se aproximaban a la zona de finalización. Se quedó Campeón de la Recopa. Carnicer, Cartagena y Ribera, donde tras 6 años, acabó de capitán, jefe, santo y seña de un equipo, de una ciudad y hasta de una manera de triunfar. Esa clase de triunfo del que no juega en los 3  grandes equipos. Ese triunfo que huele a sudor, cuando si algo ha tenido siempre, ha sido talento. Tanto que José Venancio le llamó para debutar con España.

 

La última noche miraba el palmarés, fotos y paradas en vídeos de Juan. Aparece una Recopa y un Campeonato de España Juvenil. Sonreí. Juan nació un día después del día de Navidad de 1985, ya iba con estrella. Es el mejor jugador aragonés de los últimos años y uno de los mejores porteros del mundo.

 

- Fran Echeve: Nuevos horizontes, ¿cómo ha sido el aterrizaje en Peñíscola?

Juan Molina: La verdad es que por el momento todo está siendo muy positivo, en el club, jugadores, cuerpo técnico y directiva. Y en la ciudad y con la afición la verdad  es que el recibimiento ha sido muy caluroso.

 

- Portero consolidado en Primera, debut con la Selección, nombrado mejor portero de la Liga, nominado a mejor portero del mundo sin jugar en un grande...¡¿qué te queda?!

Bueno, quedan muchas cosas por conseguir y seguir mejorando: ganar títulos, intentar hacerme más fijo en la Selección, etc. Quedan muchos retos por conseguir.

 

-¿Cómo es todo 'aquello'? Es decir, jugar con España, ser el mejor portero de la Liga...qué se siente.

Se siente una satisfacción enorme y sobre todo un orgullo enorme por defender los colores de tu país. Es los más grande a lo que se puede llegar como deportista. 

 

-De todas las felicitaciones, ¿cuál te hizo especialmente ilusión?

Cuando recibí la convocatoria, la conversación con mi padre fue muy especial. Nunca la olvidaré, son muchos años detrás de un sueño.

 

-¿Un título en Peñíscola pondría la guinda a una carrera extraordinaria o qué más crees que puedes hacer?

Sé y sabemos que eso es muy difícil pero ilusión no va a faltar por conseguir algo grande. Tenemos una buena plantilla y un gran cuerpo técnico así que pelearemos cada partido.

-Sigues estando al lado de casa...

Me he alejado un poquito pero sigo cerca y por lo menos en verano aquí te sientes casi como en Zaragoza jeje. Hay mucha gente que veranea por aquí.

 

-Pasando a la portería, llegas a profesionales y los referentes pasan a ser rivales

Sí, de joven veía partidos de Luis Amado, de Toni y de muchos porterazos por la televisión. Y en poco tiempo pasaron a ser compañeros de profesión. Conseguir el respeto de todos ellos y de grandes profesionales para mí es un gran orgullo.

 

- ¿Qué crees que te queda por mejorar aún como portero?

Muchas cosas, cada día aprendo cosas y mejoro en muchas. Este deporte evoluciona a diario, si no aprendes te estancas.

 

- Para los zaragozanos, que Juan Molina no haya defendido la portería del Sala 10 durante todos estos años es algo incomprensible y una herida en el corazón. ¿Sientes que aquí no se te ha tratado bien?, ¿por qué nunca te han reconocido el valor en tu tierra? 

Creo que en su momento no lo supieron ver y luego quizás se ha intentado pero mi carrera ya estaba en marcha. No creo que no se me reconozca, sólo que quizás, en ese momento, no se valoraba lo de casa suficiente.

 

- Que sepas que para muchos paisanos tuyos, verte jugando en Primera significa un orgullo personal. Un pedacito de cada uno de nosotros está ahí contigo en la pista.

Para mí es un orgullo venir de donde vengo y compartirlo con todos. Cada uno de esos rivales o compañeros son parte de todo lo que he conseguido.

 

- Empezaste tan joven que has visto de todo y jugado contra todos (y contra los mejores), ¿cómo ha ido cambiando este deporte?

Evoluciona día a día, no sólo en las normas sino en el estilo de juego. Ahora todo es más táctico y mucho mas físico.

 

-Si tuvieras que confeccionar el mejor quinteto al que te has enfrentado, cuál sería.

Luis Amado, Kike , Neto, Lenisio y Ricardinho.

 

- De cuando jugabas en juveniles hasta ahora, ¿qué queda de aquel Juan Molina y qué se ha ido yendo?

La ilusión es la misma y la madurez es otra. Ahora tengo seguridad en lo que hago y sé quién soy. También lo que se me respeta en el mundo del futsal.

-Te quedas Campeón de España hace trece años. ¿Has vuelto a hablar con los jugadores de aquel campeonato alguna vez sobre aquello: Jesús Herrero (Inter), Raul Campos (Pozo, Charly (Móstoles)...

Con Jesús coincidí  en la Selección y con Charly en Tudela, siempre me decía “vaya baño nos dísteis” jeje.

 

- ¿Por qué se ha quedado tanta gente en el camino en Aragón y tú sin embargo no sólo has llegado sino que has triunfado?

Como he dicho antes, quizás no era el momento, por talento está claro que no fue por que había y mucho

 

- Todos los que os habéis ido fuera como Nano o tú habéis triunfado. 

Hemos tenido que buscar fuera lo que quizás merecíamos en casa. El trabajo siempre da sus frutos.

 

-Responde con una frase o una palabra:

 

*Una ciudad para vivir: Zaragoza

*Un grupo de música: Oasis

*Cuando vuelvo a casa, qué plato de comida pides: compro sushi, por aquí no hay mucho jeje 

*Dónde te vas de vacaciones: a mi casa con mi familia. No hay nada mejor que eso. 

*Tu ídolo Luis Amado

*El fútbol sala es… Mi vida

*Defínete en una palabra: Trabajador 

*El Sala 2012 te parece: Un referente de futsal a nivel regional

 

-Un saludo: Para todos vosotros. Por seguir a los amigos y preocuparos por el fútbol sala en Aragón.

Entrevista a Miguel Escosa (Final 2016/2017)

Miguel Escosa se toma una pausa en los banquillos la temporada que viene. Lo hace tras un lustro. Poco se puede decir de lo que supone Miguel para el club a nivel personal y deportivo, cuando un ser humano abarca tantos aspectos no es posible quedarte en una fotografía para definirlo, el otro día se llevó a su plantilla a una barbacoa sin ir más lejos. Miguel es alguien que te gana por el corazón y desde el corazón, te arrasa su pasión. Sin grandes discursos, ni grandilocuencias pedagógicas 2.0. Entiende el trabajo como una manera de ser. En España, esto es colocarte encima una etiqueta que pone perfil bajo. El currela o currito. En EEUU, sin embargo, hablan de las 10000 horas para dominar una disciplina, 10000 horas trabajando un aspecto para llegar a ser bueno en algo. 20 horas semanales. 10 años de tu vida. Es alguien al que hay que probar alguna vez como entrenador. En 5 años a sus órdenes no me ha regalado ni un sólo piropo. Escuela yugoslava. Creo que yo a él tampoco.

 

Un día me contó Toni Nadal en una entrevista, y se lo he escuchado posteriormente en más conferencias, una anécdota que define lo que es Miguel a la perfección: “Antes de la final de Montecarlo 2006, frente a Roger Federer, Rafael me preguntó en el vestuario cómo veía el partido. ‘Bastante mal, Rafael. Federer tiene un drive mejor que el tuyo, un revés bastante mejor que el tuyo, una volea muuucho mejor que la tuya…y, cuando le iba a decir, que ¡ya no digamos el saque!, me interrumpió y me dijo ‘para, para, ¡vaya moral que me estás dando para salir a la pista!’ Si quieres, le dije, te engaño, pero Federer te pondrá en tu sitio. Mejor te digo la verdad y así sabremos a lo que nos enfrentamos. Piensa lo que tú tienes mejor que él: la ilusión y correr. Así que sal a la pista, empieza a correr y a ilusionarte. Y ganamos”.

 

Si a algo no le ha ganado nunca nadie es a correr y a ilusión. Tampoco a ser tan crudo como la verdad. El éxito de Nadal no son sus 14 títulos de Grand Slam (Djokovic tiene 12 y no llega a un atisbo de la grandeza del mallorquín como deportista), su éxito reside en querer ser mejor cada día, con unos ingredientes que aun siendo dolorosos, imprimen carácter y conforman a la persona: esfuerzo, fortaleza, humildad, superación, trabajo, honestidad…

 

Si alguien quiere títulos puede darse también una vuelta por el armario de su casa y los verá de todas las categorías, de 2ªB para abajo. Él siempre cuenta la anécdota de que en el Colo que jugó, algunos compañeros suyos no celebraban las ligas, por cotidianas. Otra más. Pero éxito y triunfo no tienen por qué ser sinónimos. Éxito es ver lo que dicen sus allegados y jugadores de él. Éxito es querer ser siempre mejor, encontrar la mejor versión de nosotros mismos todos los días de nuestra vida en todas nuestras facetas: como padres, hijos, jugadores, profesionales… Miguel consigue que cada día seas mejor. Por pesao.

 

He tenido pocos entrenadores en mi vida, a Chus San Miguel, a Michel Cantín y a Miguel Escosa. Todos especiales por algo. Miguel es lo mejor que le ha podido pasar al club como entrenador. El olor a familia impregna cada rincón del vestuario y del Sala 2012. Y él es uno de los ingredientes de ese perfume. Cuando pensaba que el fútbol sala ya me había dado todo, llegó él con ese chándal viejo de Adidas y se ha llevado por delante 5 de mis mejores años cuando ya pensaba que todo era tiempo de descuento. Ha sido un orgullo inmenso verlo dirigir.

 

Fran Echeve: 5 años entrenando, vaya relación duradera. ¿Cómo estás, con sensación de descanso? Porque si es así es que lo necesitabas…

 

Miguel Escosa: Pues a día de hoy la verdad es que sí. Necesito dejar de correr, y no hablo del tan famoso running, sino de salir a las 20:30 de un sitio e ir a toda prisa con la moto a hacer el físico, luego la pista y todo desde las 7 de la mañana. Ésto lo llevo haciendo desde los 20 años, y no dirigía, jugaba, pero a esa edad no hay límites, se los pone uno, se lo digo a los chavales. Debería estar prohibido quejarse de cansancio hasta los 35. Quizá en julio me suba por las paredes o me esté arrepintiendo. Admiro a la gente que no duda, que no vacila. Yo desde que tomé la decisión de hacer esta pausa, recalco lo de pausa, creo que quizá me equivoqué pero ahora mismo el cansancio mental y físico marcan mi estado de ánimo. No quiero parecer un llorón pero mi genética ósea me está matando y muchos días, sin hacer un minuto de deporte, la cadera, la espalda, las rodillas.... no me dejan dormir. Tengo cierta preocupación porque esta deriva tiene malos visos, pero bueno. Me explayo tanto porque en realidad una de las causas de este parón, es intentar mejorar de estos síntomas porque este año ha habido ocasiones en que al final del día cuando toca ir a entrenar, he notado que me fallaban las fuerzas y para imprimir tensión, explosividad, intensidad en los ejercicios, desde mi punto de vista tú has de transmitirlo también. Creo que lo decía Einstein que se supone que era un tío listo: “el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás, es la única”. Para entrenar, aunque alguno le pueda parecer raro, necesito estar fuerte para ir detrás del jugador, empujar, gritar...

Las razones, la pregunta que todo el mundo se hace. Es el morbo de los banquillos y los vestuarios, se preguntarán si has acabado mal con alguien, si estás harto, si no aguantas más…Yo creo que tus hijos y tu cabeza lo van a agradecer.

 

A ver Fran, la primera razón que damos todos es la familia, pero es una verdad a medias. Los que tenemos inoculado el veneno del balón dentro, no podemos renunciar a ésto. Lo he pensado muchas veces. Quizá pueda parecer que uno quiere menos a sus hijos, a su mujer, a su entorno...para nada. Se les quiere igual pero necesitas de tu pasión para funcionar. No obstante sin dejar de ser cierto lo anterior, llevo cinco años marcando mis vacaciones en función de la pretemporada, sin fallar un entreno, un partido....mis jugadores son comprometidos, es así sin más, pero de vez en cuando tienen algún evento o un período de lesión que les permite desconectar. Yo no lo puedo hacer, no me lo puedo permitir, soy el líder de mi plantilla y eso como ya he dicho me exige ser ejemplar. A esto hay que unir las gestiones de club, que creo que en lo mental me han dado la puntilla. En este apartado sí que no quiero aburrir. A fecha de hoy, estamos con la comida de fin de temporada, la reserva de espacios para la temporada próxima, la confección de plantillas, los trofeos...aquí paro.

 

La razón principal para mí es que siento que he cumplido un ciclo, que no le puedo dar más a la plantilla, que llevo demasiado tiempo exigiendo, empujando, siendo demasiado inconformista y los chicos necesitan ver otra cara, oír otra voz, hacer algo diferente. Honradamente creo que por el cariño que nos tenemos, alguno no se atreve a decírmelo, pero en el fondo lo piensa. Yo no entreno para hacer amigos, me gustaría tener muchísimos pero ya tengo los míos. Yo entreno para intentar transmitir, liderar, corregir, enseñar, mejorar y esta exigencia diaria te lleva inevitablemente al conflicto, un conflicto lógico y normal dentro del ámbito del trabajo, pero que conlleva un desgaste. A día de hoy no me veo en el parque Tío Jorge el 15 de agosto en pantalón corto con la bolsa de bártulos, el silbato, los conos, el pulsómetro y pidiendo explicaciones a algún jugador de por qué llega cinco minutos tarde.....buffff, cuando lo visualizo se me ponen los pelos como escarpias: “Fran vuelve de Estella de una vez, Yoel baja de Huesca, Juancho cuándo vuelves de la playa, Joky qué tal tus roturas de fibras, cuándo te examinas de la oposición Joaquín, qué turno llevas Samuel, cuándo acaban las fiestas de Cortes Diego”...agotador.

 

Al principio de temporada dijiste: “Cada día estoy más convencido de que la parte emotiva y psicológica es lo que en realidad nos da el plus como entrenadores, porque de fútbol sala en realidad todos sabemos un montón, o eso nos creemos.” ¿Cómo va la parte psicológica?

 

Los ingredientes técnicos, tácticos, físicos y psicológicos, los conocemos casi todos. Con un par de cursos y una vida dedicada a ésto, se pueden saber aunque no dominar. Ahora bien, que tampoco parezca tan fácil. Has de tener una idea clara de juego, lo que te lleva a marcar unos objetivos y unos medios para conseguirlos y ésto ya no es tan fácil de encontrar. No basta con tomar nota en verano de los ejercicios que hacen otros o ir a unas ponencias de entrenadores de división de honor y clavar esos ejercicios a tu plantilla. Eso es demasiado sencillo. Los detalles son los que nos hacen diferentes, como sucede con los jugadores. Y desde luego, la dirección del grupo. Puedes ser un tarugo, un mediocre, un cretino o un ignorante, que como consigas hacerte con el grupo, tienes prácticamente la mitad del camino de la victoria recorrido. Por supuesto no me incluyo en ninguno de los grupos anteriores, entre otras cosas porque jamás he ganado nada, jajaja. Es broma. 

¿Tienes sensación, algún atisbo en tu corazón, de fracaso?

 

Pues me gustaría decir que sí porque daría una imagen de humildad y modestia que siempre favorece, pero  lo cierto es que para nada. En lo deportivo desde nuestra aparición hemos hecho dos segundos en autonómica y cuarto, tercero y quinto en tercera. Si tú miras el resto de los equipos que nos han acompañado en esas peleas verás unos vaivenes increíbles, incluso equipos que han desaparecido y todo desde Zaragoza, donde el “furbito” está muerto en estas categorías y sólo en los pueblos se dispone de la sostenibilidad económica imprescindible. Como entrenador no he ganado nada, lo he dicho creo que cientos de veces, pero jamás un equipo dirigido por mí ha dejado de competir, eso es innegociable. Y en la parte humana Fran, jamás he creído en la perfección, pero quizá esta plantilla es lo que más se le parece. Me entristece que por el camino se hayan quedado algunos jugadores, pero no me arrepiento absolutamente de nada en lo que a mi buena voluntad se refiere. Todo lo que he hecho, lo he hecho con la mejor intención y para favorecer al grupo, todo. Sé que he cometido errores pero mi conciencia está totalmente tranquila. Dicen que cuando uno tiene la impresión de haberlo dado todo, en realidad ha dado un 70%, porque existe una parte que sólo se activa ante casos de urgencia vital. Pues bueno, he dado el 70%.

 

Dice Guardiola que lo que califica a un entrenador no son los títulos si no lo que tus jugadores dirán de ti en el futuro. ¿Qué crees que dirán?

 

Pues bueno, otra vez me vendría bien tirar de modestia y humildad pero no lo voy a hacer, a tomar por saco, y voy apostar. Dirán ésto: “es un pesao, demasiado exigente e incide mucho en el error pero nos ha enseñado a jugar y somos mejores que cuando empezamos, y en el aspecto de trabajador no podemos reprocharle nada. Además de lo anterior es buena gente”. Fallaré muy poquito.

 

Respecto a lo dicho por Guardiola, totalmente de acuerdo, pero no porque lo diga él, que para mí es un referente gane o pierda, sino porque lo he vivido en primera persona como jugador. Tengo recuerdos increíbles de muchos entrenadores con los que no he ganado nada pero a los que tengo un cariño especial. Solo citaré al primero, Pedro Lorente, mi primer entrenador, ahí sigue con críos por Las Fuentes. En su Citroen AX camino de la Hípica escuché mil veces las canciones de Héroes del Silencio. Cuando regateaba y no me iba de nadie me decía: “Escosica, como si te la cascas y no te viene”. Supongo que es nostalgia pero en alguna ocasión paro delante de esas pistas y trato de recordar. Por supuesto todo al aire libre. Hoy la mitad de los padres ya habrían protestado porque sus niños jugaban al raso...

 

Una palabra maldita, que dice el gran Gregorio Luri que es la que más infecta el alma: las excusas. Pon alguna. De lo que sea.

 

Pues a ver. En una conversación con nuestro amigo Adolfo, me dijo que en mis crónicas se leían entre líneas excusas. Le he dado muchas vueltas, y lo cierto es que si lo he hecho jamás lo he pretendido. Cuando he intentado justificar o explicar una derrota lo que sí he querido es transmitir la responsabilidad de todo el equipo sin querer culpabilizar ni individualizar. El entrenador siempre es el máximo responsable y culpable de las derrotas. Tiene que ser así porque de hecho no queda otra opción, pero no es así. Uso las crónicas para tratar de mandar mensajes a mi plantilla, creo que al menos ellos las leen,  y además ese es el motivo por el que estas narraciones, aunque puedan parecer una auténtica melonada, me suponen un esfuerzo tremendo. Quizá me equivoque. En lo que no perdería un minuto es en hacer una reproducción mal redactada del acta del partido. Para eso es mejor el silencio.

Y ahora sí va una excusa. Se va a crear el nuevo equipamiento “Torre Village”. Sería un momento cojonudo para que la Federación cambiara el nombre de la Tercera división de futsal y la llamara “Village League”, liga de pueblos. Y esto conecta directamente con la deriva del nivel del arbitraje que he observado estos últimos años. No quiero generalizar, pero cada vez  existen más parejas por la geografía aragonesa que están haciendo un daño terrible a este deporte. No me quiero extender mucho y además mi opinión es de sobras conocida. A todos los equipos de la capital que se encuentren en la tesitura de competir en esta categoría solo les diré que hay muchos pabellones en los que o eres mucho mejor, pero mucho mejor, o no vais a ganar. Esto de nuevo le da más mérito a la liga que ganó Las Fuentes el año pasado. Y ahora va mi machada: con todos los errores cometidos, sin haber alcanzado el nivel de juego esperado y con la sangría de lesiones que hemos tenido, con unos arbitrajes honestos hubiéramos sido  segundos esta  temporada. Más claro no puedo ser.

 

Tras 142 partidos dirigiendo al primer equipo de tu club, ¿qué queda de aquel Miguel Escosa que arrancó como entrenador y qué ha cambiado?

 

Bufff, pues miro ese primer año como entrenador con mi equipo juvenil en Moncayo y aparte de un jugador, Rafa que sigue conmigo, no queda casi nada. De lo accesorio he cambiado casi todo, pero de lo esencial creo que conservo cosas: la buena voluntad, el trabajo, la pasión...eso no cambia. Pero ahora trato de decir adiós al grito, a la testiculina, a hablar sin decir y hola a escuchar al jugador, no cuando habla sino también cuando dice con gestos, con actitudes, saber mirar a otro lado cuando un jugador se caga por lo bajo en mis muertos...., priorizar tareas, interrumpir menos (esto me cuesta), corregir solo la tarea principal... muchas cosas. Creo que soy bastante autocrítico, y eso me ha hecho cuestionarlo todo en cuanto a mi forma de entrenar, así que me veo fallos a porrillo lo que me ha llevado inevitablemente a cambiar, no sé si siempre para bien. De hecho he llegado a pensar, en ocasiones, que quizá sea demasiado duro conmigo mismo y he llegado a la conclusión de que al final hay parámetros en el rendimiento de un grupo que no puedes acabar de controlar. Antes pensaba que con autoridad podía, pero no, es más difícil que eso. Tengo muchas conversaciones de futsal con la gente y lo que sí tengo claro es una cosa: donde la ignorancia habla, la inteligencia escucha.

Sigues valorando eso que valorabas cuando arrancaste de “quiero que mi equipo juegue muy bien”, o ya menos.

 

Por supuesto que lo sigo valorando. Mira Fran, no sé si es envidia sana porque dicen que eso no existe y supongo que será envidia a secas, pero es lo que siento cuando veo ganar a Las Fuentes, Calatayud o Colo, pero la tengo por el sentido más profundo de la palabra ganar como consecuencia de un proceso de sacrificio y de trabajo de todo un equipo, no por ascender de categoría o prosperar en el fútbol sala. Si ahora tuviera que apostar y que me crean que lo digo desde el cariño, te diría que el Colo hará lo imposible pero no conseguirá los 120.000 ó 140.000 euros necesarios y si a su presi y colaboradores les puede la ilusión podrían correr el gravísimo riesgo de lanzarse sin tener el presupuesto cerrado, Las Fuentes sufrirá muchísimo para reunir el dinero suficiente para competir en Segunda B, y no tengo claro que a los que pelean de verdad por conseguirlo les salga a cuenta; y en Calatayud aprovecharán la coyuntura un par para coger dos pesetas y la repercusión deportiva llegará como muy lejos a Ateca. Y recordar bien una cosa: el jugador es muy majo, pero el día que le apetece se desconecta o si le surge algo puede fallar, pero las directivas se implican todo el año. 

 

De este deporte, y siento decirlo así, no queda una mierda. Queremos seguir ganando a toda costa en cualquier categoría. Leemos mucho a Paulo Coehlo, consultamos el twitter de coachings famosos, psicólogos, terapeutas y luego nos lo pasamos todo por el forro y tratamos de ganar aunque nuestro equipo haga peder. ¿Tú has visto partidos por ahí? Con unos pocos es suficiente. Y todos lo sabemos, pero sabes lo que decimos: hazlo tú. ¿Sabes por qué? Porque en el fondo para enseñar, lo primero de todo, has de saber y luego además saber hacerlo llegar al jugador. Y eso es muy difícil y cuesta mucho trabajo, y si se puede solucionar haciendo una buena plantilla y dando un par de berridos cuando hay media docena de personas en la grada para que me vean y parezca que sé un montón, cojonudo.

 

Así que para resumir te diré que lo que siempre he intentado, que no conseguido por mis limitaciones, es intentar ganar jugando bien o mejor dicho, jugar bien para intentar ganar. Y de nuevo voy a tirar de prepotencia: para mi gusto, repito, para mi gusto, nuestro equipo ha sido sin lugar a ninguna duda el que mejor ha jugado en los tres años en Tercera división sin ganar una mierda. Puedo decir que quizá este haya sido el peor de los años y a pesar de eso mantengo la afirmación. Yo soy culé, me da igual que el Madrid gane 26 copas de Europa, ¿me explico?

 

Que la memoria viaje un poco: descríbenos los primeros años en que cogiste al equipo (en Autonómica) y estos en Tercera. Esos momentos en los que no quería venir nadie…

 

Pues así fue y por eso agradezco a todos y cada uno de los jugadores que han pasado por aquí, que nos eligieran para jugar a pesar de tener que pagar una cuota para poder sufragar los gastos del equipo. Fue duro, lo sigue siendo, pero a aquella dureza añadiría el desconcierto y la incertidumbre. Nos poníamos de corto para jugar, nos cambiábamos y nos íbamos a gestionar fichas, reservar instalaciones, pedir hora para revisiones médicas, vender lotería, comprar jamones para la porra...todo. De hecho ahora sólo te vas a “disfrazar” tú de jugador, Fran, aunque he oído algo de la enésima vuelta de la vieja guardia en alguna competición menor, pero no me lo creo.

 

No, hablando en serio, veníamos desde mi punto de vista de hacer una machada con Ebrosala, que fue empezar un grupo de cinco o seis amigos en Autonómica y acabar jugando un play off para ascender a plata y volver a arrancar de nuevo, pero más viejos, con lesiones crónicas muy graves, con cargas familiares....y además con un modelo más expansivo, tanto como ocho equipos. 

¿A quién le estás especialmente agradecido?

 

Pues a muchísima gente. Me considero un tío agradecido, de verdad. Si alguien un día me echa una mano no lo suelo olvidar, así que sería una lista muy larga. Especialmente te diría a mis cuatro compañeros de Junta, faltando uno no lo habríamos hecho, aunque me preocupa la dimensión que está adquiriendo todo ésto por el volumen de trabajo que genera.

 

Ponte en modo directivo. Aquella idea que surgió en el 2012: familia deportiva, formación personal y no sólo deportiva para la base, apuesta por entrenadores y formadores importantes…Son algo más que brotes verdes, es que empezáis a tener un jardín.

 

De hecho mucho jardín para poco jardinero... Si en poco tiempo no nos replanteamos la situación, caeremos. No se puede pretender gestionar entre cuatro la labor de 9/10 equipos, o lo que es lo mismo 120/130 chavales, en este formato. Y cuando me refiero a este formato estoy hablando de intentar buscar la excelencia tratando de tener buenos formadores, pagarles lo mejor posible, disponer del mayor número de instalaciones cubiertas, conocer a fondo a todas las plantillas, tener una comunicación fluida con los padres, resolver los trabajos federativos, supervisar la labor de los monitores, organizar los eventos del club, mantener la página web actualizada y activa, sacar adelante de manera eficiente las labores administrativas...

 

Aprovechando que estos días circula la noticia del aniversario de la muerte de John F. Kennedy me gustaría recuperar una célebre frase suya un poquito adaptada a la situación: “No te preguntes qué puede hacer tu club por tu hijo, pregúntate qué puedes hacer tú por el club de tu hijo”.

 

Pero 5 años más tarde  y sólo por citar algo: un patrocinador nuevo a sumar a los dos que arrancaron, 8 equipos, chicos en la Selección de Aragón, un título en Juvenil Autonómica, La Recogida Benéfica, asistencia dental para los chicos…¡Parece un club social!

 

Pues sigo en la línea de precaución y preocupación que te señalaba en la anterior pregunta. De seguir así el desarrollo del club llegará un momento en que no estará a nuestro alcance la posibilidad de controlar y supervisar a los monitores, sus planteamientos deportivos, su forma de comportarse, sus relaciones con los papás, la coordinación; y podemos acabar siendo sólo un club grande, de tamaño...y creo que eso ya lo hemos vivido todos como jugadores en otros equipos. Una estructura piramidal en la que si falla el que trabaja de verdad, se va todo a “tomar por saco”. Desde fuera parecen/parecemos clubs grandes, con una estructura sólida y te puedo apostar algo: si eliminas (en sentido figurado por favor) a cinco personas del futsal aragonés, caen los cinco clubs más importantes y tirando de ahí para abajo todos. Nosotros de momento vamos dando el callo pero todo tiene un límite.

¿Has sido feliz? Te lo pregunto por esa sensación que das siempre de huir de ella. Y yo creo que te persigue muy rápido, pero siempre quieres correr más para que no te alcance.

 

A mi hijo pequeño le he regalado varios balones de oro de su padre. Empieza a llevar la cuenta y ya me pregunta cómo es posible que tenga más que Messi y el Bicho (llama así a Cristiano Ronaldo) juntos. De momento no se cuestiona nada cuando le digo que su papá era buenísimo, algún día sabrá la verdad....y la verdad es que fui un tuerce botas y que son los trofeos de temporada que me llevo a casa porque los jugadores se van de marcha, les molestan y ya no los reclaman. El caso es que cuando se los doy, le hacen super feliz y mi mujer no me habla en un par de días porque es otro trasto rondando una semana, el tiempo límite que tarda en olvidarlo. Y lo olvida porque la felicidad de un premio o de un trofeo regalado, es efímera. Sólo te da la verdadera felicidad lo que te cuesta de verdad, lo que te supone un sufrimiento para conseguirlo. Por tanto lo que llamamos felicidad es en realidad el camino de esfuerzo, sacrificio, superación, constancia, pelea, rutina... que te permiten conseguir tu objetivo, y de eso he tenido por arrobas. Créeme cuando te digo que a mí me apasiona ver el sufrimiento de un tío persiguiendo algo. Te daré un par de  ejemplos. Uno es que me encanta ir a ver los finales de las maratones, pero no me interesan los que llegan en poco más de dos horas, esos van a por la pasta del premio, me interesan los que llegan a partir de las tres horas  extenuados, muertos. Y cuando los veo trato de disimular, me voy a un rincón y me emociono. A mis jugadores cuando me piden el cambio en el minuto 2 de juego les he recomendado más de una vez que vayan a verlo. El otro, aprovechando que ví al Colo este sábado, corroboré mi debilidad por Juanito Muniesa. Primero porque he compartido vestuario y lo conozco como persona y segundo porque jugando es increíble el nivel de concentración y pelea que imprime. Acabó el partido y más que fútbol sala pareció que venía de disputar la triple corona de los pesos pesados. La cara como un cromo pero en la pista ni una sola queja o protesta; paseíllo al baño a limpiar la sangre, esparadrapo y a la batalla. Estas cosas son las que me emocionan.

 

Así que visto de esta forma y cómo estos cinco años han supuesto un sacrificio importante y encima sin ganar nada, pues sí, he sido puntualmente feliz. Ya he bromeado alguna vez con que si algún día gano algo igual me tienen que sacar desvanecido del pabellón.

 

¿Algún saludo?

 

Bueno pues a esta pregunta tan abierta más que para saludar quisiera aprovechar para decir que cuando me fui a retirar de Ebrosala como jugador escribí creo que una  saga de tres o cuatro novelas, porque todos los años después de escribir la despedida acababa jugando a pesar de que era consciente de que el nivel del equipo subía y el mío bajaba. Nunca las pude leer, no habría podido. Es muy duro dejar algo así. Esta vez no tengo para nada esa sensación, lo tomo como una pausa, y así me gustaría que fuera.

He visto algunos mensajes en la página y estoy encantado porque primero da gusto leer cosas buenas y segundo porque es la constatación de que al enemigo cuando se va hay que ponerle puente de plata....y si tengo algún enemigo quiere decir que algo bien habré hecho. Es imposible estar de acuerdo con todos. Así que para unos y para otros, nos vemos más pronto que tarde.

Entrevista al Cuerpo Técnico del SALA 2012

Arranca el curso, los chicos comienzan a estrenar los libros y también las zapatillas de fútbol sala. Se inicia una nueva temporada, meses de otoño e invierno, de frío, de mucho calor, de jugar bien y de tener malos días, de aprender y de seguir avanzando en el camino de formarse, también a través del deporte. En esa ecuación diabólica que significa que los hijos maduran aparece una figura a la que poca gente le da importancia y a la que siempre hemos querido prestarle atención aquí: la del entrenador. Una persona con la que se pasan muchas horas a lo largo de la semana y del año. Por eso hemos juntado a todos los que este año conforman el plantel del Sala 2012, y son más que nunca. El club ya tiene 8 equipos. Miguel Escosa seguirá entrenando al Tercera división; Hugo Benito se encargará del filial, en Primera Senior, y del Juvenil; Juancho será el míster del Cadete A; Diego Serra (que se encuentra de viaje en EEUU y que regresa a lo largo de de estos días) del Cadete B, Agustín Martín se hará cargo del Infantil A, David Marzal del B y Dani García tomará las riendas del último de los equipos, el Alevín. Allá van:

 

-Arranca una nueva temporada y muchos llegáis nuevos al cargo. ¿Por qué os decidisteis por el Sala 2012? 

 

Dani García (Alevín): En mi caso llevo en este club desde que se fundó, aunque siempre como jugador. Este año por motivo de estudios no iba a poder competir así que 

ante la oportunidad de entrenar a los chicos no lo dudé. Siempre he tenido el gusanillo de entrenar.

 

Agustín Martín (Infantil A): Me decidí por sala 2012 por el vínculo que tengo con todos sus miembros por la época en la que tuve la suerte de compartir vestuario con ellos y con los que me une una buena amistad desde entonces. Me apetecía trabajar junto a ellos en este bonito proyecto y echar una mano en la parcela técnica.

 

Hugo Benito (Primera Senior y Juvenil): En lo particular tengo muchas ganas de comenzar la competición y dar lo máximo de mí, como entrenador. Es un club con proyección, buena estructura deportiva y representa valores que van con mis principios de entrenador.

 

-¿Qué esperáis y qué le pedís a este nuevo año con vuestros equipos?

 

Agustín Martín: Fundamentalmente que se diviertan en entrenamientos y partidos y que disfruten de este deporte lo mismo que disfruto yo. A través de ese disfrute será más fácil una buena progresión deportiva y que se consigan los objetivos marcados.

 

David Marzal (Infantil B): Esta nueva temporada se presenta con cinco nuevos jugadores, casi media plantilla, por lo que en primer lugar toca crear una buena piña para volver a coger la confianza lograda la temporada pasada y poder formarnos como equipo. El grupo parece bastante homogéneo y se ve con muchas ganas de empezar la temporada, así que creo que dará buenos frutos. Hay trabajo por delante, la temporada puede ser buena si conseguimos remar todos en la misma dirección.

 

Hugo Benito: Espero formar un gran grupo con el juvenil y senior, que dentro y fuera del campo seamos una piña y que consigamos buenos resultados, trabajando partido a partido.

 

Dani García: Yo voy a llevar a los más “peques" del club. Están en una edad en la que son como esponjas, por lo que este año lo primordial debe ser aprender, aprender y aprender, formar un buen grupo y hacer un equipo en el que disfruten como yo espero disfrutar con ellos. Una vez conseguido esto, si se acompaña de victorias, mejor. Aunque soy de los que piensa que a estas edades debe primar el aprendizaje, ya habrá tiempo para ganar.

 

Juancho (Cadete A): El objetivo es claro: progresión, progresión y progresión. Se han hecho cambios para ello, y en eso estamos desde el 1 de septiembre. Somos un poquito más mayores, hemos crecido algo, parece que tenemos algo más de fuerza. En fin, hay que adaptar el trabajo y seguir la línea de estos años atrás. Tengo un grupo relativamente nuevo, con tres incorporaciones, pero sinceramente, creo que es un grupo muy interesante para trabajar, trabajar y trabajar. Vamos a intentar modificar cosas, entrenar un poco más, y diferente. Además, este año como novedad, contamos con un equipo A y otro B, lo que es muy interesante para mí como entrenador. Desde las primeras sesiones los chicos del b han estado con nosotros para realizar un seguimiento en la progresión de todos los chicos.  

 

En cuanto a la competición, nos apuntamos al nivel A pero con nuestros antecedentes en cadetes (no teníamos equipo el año pasado) sabíamos que era complicado acceder. Sinceramente, creo que hubiéramos sufrido mucho al principio, pero yo creo mucho en que cuanto mejor es el rival, mayor es el aprendizaje: hay que pelear más, pensar más, correr más. El objetivo no varía aunque sí el nivel (cuidado, también hay buenos equipos en nivel b).

 

Trataremos de aprender, de jugar bien, de pensar, de tener personalidad en pista y sobre todo, de ir cumpliendo las etapas de la programación con esfuerzo y dedicación. Con eso, tenemos que ganar algún partido. Sería muy bonito hacer una buena temporada que nos llevara a estar en nivel A la temporada que viene .Todo ello, como dicen mis compañeros, aparejado de un buen ambiente en el equipo, y de un clima de respeto y amistad. Que el jugador esté contento, con confianza y que crea en el mensaje del entrenador.

 

Miguel Escosa: Metidos en la vorágine administrativa del mes de septiembre, con temas relativos a federación, equipaciones, reserva de espacios, compra y distribución de material deportivo, reconocimientos médicos....ahora mismo lo único que pido es que todo salga moderadamente bien, que la gente sienta que se gestiona de manera eficaz y que pueda arrancar de una vez el curso deportivo en todas las categorías. Una vez eso se consiga de forma satisfactoria, sobre todo primaría la ejemplaridad en el comportamiento. Es un poco largo. Además todo el mundo lo demanda pero luego se lleva poco a la práctica.

 

-Miguel y Juancho, como responsables de la parcela deportiva. ¿Los frutos comienzan a verse?

 

Miguel Escosa: Yo creo que se ven desde el inicio. Otra cosa es que por volumen, la gente lo vea más ahora, y el reto es mantenerlo en calidad. Cuando empezamos éramos dos equipos. Uno lo dirigía Juancho y el otro yo mismo. Nos conocemos mucho. Confiamos en nuestra gestión deportiva. Eso te permite relajarte. Ahora somos ocho equipos con sus respectivos entrenadores. Los conozco a todos. A algunos más que a otros y si de algo estoy satisfecho es de que creo que tenemos gente competente. Para mí que el entrenador de cada grupo sea válido es BÁSICO. Al final aunque nos reunamos y hablemos, es él quien transmite los valores a los chicos, habla con los padres, hace las crónicas para la web, trata con el funcionario de la instalación… él es CLUB. Dicho esto, y como la tentación del ganar a toda costa siempre está ahí, mi preocupación es que nunca olvidemos que el premio está en la forma en que recorremos el camino. En fútbol sala al final de ese camino no hay NADA. 

 

Juancho: Como diría Luis Aragonés contentos pero sin presumir. Lo dice Miguel, de momento los frutos se presentan en forma de más trabajo de gestión, y a nosotros lo que nos gusta es que corra la bola pero sin lo primero, no hay juego.

 

Podríamos decir que al inicio de nuestra quinta temporada se nos conoce un poco más como club, que la gente sabe lo que queremos con nuestra gente y que por lo menos, ponemos interés y muchísimas horas de trabajo. Comienza a existir una estructura, y parece que puede venir más gente en el futuro. Somos nuevos en esto de gestionar, y sin duda, esto es cíclico. Hoy la gente quiere venir, mañana ya veremos.

 

-¿Qué se dice del club fuera, para bien y para mejorar...?

 

Agustín Martín: Se sabe que somos un club que está haciendo bien las cosas y creciendo, no sólo en número sino en calidad, sobre todo humana. Creo que con la ayuda del tercera y el buen trabajo que se hace en la base, el club proyecta al exterior una imagen muy saludable.

 

Hugo Benito: Que es un club de futuro que está construyendo sus bases para ser un gran club en Aragón.

 

Miguel Escosa: Me conformaría con que hablaran, aunque fuera bien. Eso sería buena noticia para nosotros y sobre todo para el fútbol sala. Yo he conocido esos lunes donde ibas corriendo a comprar El Diario Equipo para ver todos los resultados de los equipos y  categorías de la ciudad después de haber recorrido no menos de tres/cuatro pabellones de Zaragoza el fin de semana. Por cierto, no había móviles. Ahora en Zaragoza capital hay dos equipos en Segunda B y un equipo en Tercera, de momento. Igual algún federativo lee esto y se pregunta, ¿igual pasa algo?

-¿Formar o ganar?

 

Juancho: En cadetes, formar, formar y formar. Lo segundo llega, si hay formación, y en el momento que tenga que llegar. Pero no me hagas caso, hay rivales míos que piensan que soy un filósofo. Estos días hay polémica con un equipo de juveniles – El juvenil de Corazonistas- y sin entrar ni salir en el fondo de la cuestión (cada uno en su casa que haga y opine lo que quiera), creo que eso no es beneficioso para nuestro deporte.

 

No somos el Pozo, ni el Barcelona o el Madrid de fútbol, no tenemos los mismos medios para trabajar la parcela deportiva (mucha gente sólo entiende este término como que el jugador aprenda a jugar), y cuando hablo de formar, hablamos de formar en todos los ámbitos. Una formación integral del jugador que a veces también afecta a las familias. Eso te permite entender el deporte como algo global, a identificar valores que van asociados, y también te ayuda a atacar mejor el balón, a controlar la pelota, a mejorar a nivel técnico, táctico, y sin duda, a saber ganar y perder. Para mí, formación. No me veo en un partido de cadetes buscando los tres puntos a costa de no ayudar a crecer a mis jugadores. Espero no traicionarme.

 

Agustín Martín: No están para nada reñidos. Como todo juego que se precie, el objetivo es ganar al contrincante y nosotros debemos formar a nuestros jugadores para que lleguen a ese objetivo con las pautas que los técnicos les marquemos, que en ningún caso descuidarán  la educación en valores y una formación más integral que solo la da el deporte en sí.

 

Hugo Benito: En mis categorías Juvenil y Senior, consiste en formar para sacar el máximo rendimiento de cada jugador y del equipo, y los resultados vendrán solos.

 

David Marzal: La idea fundamental en mi grupo para esta temporada es la de formar, ser capaces de aprender todo lo posible para poder seguir avanzando en categorías superiores, pero formar sin olvidarnos de la competición, pues a todos nos gusta ganar y es lo que se intentará en cada partido, pero siempre desde la formación como equipo.

 

Miguel Escosa: He leído a mis colegas. Efectivamente no es incompatible. Eso sí, si surge una incompatiblidad, no hay duda: que gane el otro. Yo quiero que la gente  se dé cuenta de verdad, de verdad, que no se gana siempre, al contrario, pero que si consigues aprender a pelear de forma leal, honesta, eso trascenderá al fútbol sala. Tendrás unos valores que te valdrán para tu casa, tus amigos, tu trabajo...yo algo aprendí, y fue a base de perder. Por cierto, sigo perdiendo...y aprendiendo.

 

-Un deseo para esta temporada 2016/2017

 

Hugo Benito: Buen juego, imagen y unión.

 

David Marzal: Conseguir un buen equipo en el que todos acaben contentos, tanto con los resultados obtenidos como por pertenecer a este equipo y a este club. A parte de formarse como jugadores, en estas edades es donde se forjan verdaderas amistades y es algo que me gustaría que también se llevasen de aquí, la amistad con sus compañeros más allá de los entrenamientos y partidos.

 

Agustín Martín: Que todos los miembros de nuestro club disfruten al máximo del año deportivo y gocen de buena salud.

 

Miguel Escosa: Yo como Agustín, pido salud. Pero más. No me puedo mover. Es de lo poco malo que me ha dejado el fútbol sala. Una cadera y una espalda destrozadas.

 

Juancho: Pues coincido con el resto. Salud para todos nuestros jugadores. Al final esto es deporte, y sin duda, hay que estar físicamente en condiciones para poder disfrutarlo.

 

A nivel de cadete A, un aprovechamiento máximo del trabajo que vamos a realizar. Partimos de cero y acabar la temporada en un 8 sería una estupenda noticia.

 

Y a nivel de club, pues que siga teniendo mujer (metemos demasiadas horas), que mi amistad con los miembros de la Junta Directiva se refuerce aún más, que la gente nueva esté contenta y quiera seguir, que los que ya estaban, sigan deseando estar, y en definitiva que la pelota sea el principal protagonista de la temporada. No he vivido una temporada tranquila desde que estoy en este deporte, que estemos preparados y alerta, y sobre todo, que estemos a la altura para solucionarlo.

 

Ah, y un abrazo fuerte para todos aquellos que este año no continúan por cualquier causa. Sin duda, este sigue siendo vuestro club. Y este año cumplimos 5 años.

Entrevista Miguel Escosa ( Inicio 2016/2017 )

-Volver a empezar, otra vez... ¿Cómo estás Miguel?

    Pues ahora mismo te diría que muy parecido al año pasado pero mentiría porque hemos aumentado el número de equipos y multiplicado el de problemas: gestión de licencias, fotos, dni, reconocimientos, tallaje de ropas, reserva de espacios, confección de todas las plantillas, cierres de presupuesto....¡¡Aaah!!¿te referías a mi equipo de tercera división? Supongo que bien. Vamos cubriendo la planificación en un porcentaje importante que no es lo de menos. Lesiones, vacaciones sorpresa, retornos tardíos, la instalación que no te abre hasta el 5 de septiembre…y todo a tomar por saco. Lo de todas las temporadas pero la gestión de ese estrés se va llevando mejor.

-El verano te ha servido para qué

    Pues aunque suene cursi, me intento reciclar un poco aprovechando los congresos de Anefs y alguno más que he ido por Cataluña. Y este verano por fin también he podido leer un par de libros que recomiendo: “Si temes la soledad no seas entrenador” de Imbroda y “Todos mis hermanos” de Estiarte. Cada día estoy más convencido de que la parte emotiva y psicológica es lo que en realidad nos da el plus como entrenadores, porque de fútbol sala en realidad todos sabemos un montón, o eso nos creemos.

-El año pasado tu equipo se quedó en el casi porque fuisteis capaces de sacar más puntos que el año del debut (16 más), de perder los mismos partidos que el equipo campeón, de hecho les ganásteis los dos encuentros, pero AA.VV Las Fuentes y Calatayud quedaron por encima y el título se escapó, ¿qué reflexión o reflexiones has hecho desde entonces?

    Pues que fuimos casi los mejores. Desde que irrumpimos en el panorama actual del fútbol sala (jodido) hemos sido siempre “casi” los mejores en las dos categorías que hemos disputado, Autonómica y Tercera. Pero mientras que los equipos que nos han superado han oscilado mucho, Cadrete se retiró, Colo descendió, Gelsa y Sabi que nos arrebataron el título de autonómica han estado por debajo en tercera, nosotros hemos mantenido una continuidad que para mí nos ha permitido tener siempre la posibilidad de pelear y mantenernos en zonas ilusionantes de la tabla. Me encantaría ganar pero si me lo cambian por desaparecer al año siguiente, me quedo de eterno segundón.

-Te has reforzado bien, ¿te ves con plantilla para intentar ganar el título esta temporada?

    Por supuesto. Si lo intentamos el año pasado, éste al menos igual. No puede haber excusas, ni quejas, ni lamentos. Ya está. Luego asumiremos responsabilidades. No pasa nada. La gente quiere eso, compromiso para que en caso de fracaso haya culpables. Aquí estoy yo.

-¿Qué te van a dar los nuevos fichajes (Sergio en la portería, Álvaro Esteban, Alex Agut, Alex Carrasco y Miguel Estarán)?

    Me mandaste la entrevista hace un par de semanas y no conocía a Sergio, Agut estaba tocado, Álvaro volvía de vacaciones y Miguel sólo había hecho poco más que correr. Ahora ya los conozco un poco más. Sergio tiene muy buena pinta, se para alguna… Con los otros tres hemos ganado en fuerza y verticalidad, pero perdido en equilibrio y posesión. Tengo que mantener lo primero y corregir o recuperar lo segundo. Tienen calidad técnica pero hay que integrarla en la táctica. Ningún talento individual supera al colectivo. Que le pregunten a Messi con su Argentina, o a Cristiano con su Euro. Cuando cayó lesionado pensé que podía ser bueno para su equipo. Acerté. Hay que hacer equipo, jugar a lo mismo, mecanizar táctica ofensiva y defensiva y estrategia. Los chavales están teniendo un comportamiento espectacular, porque soy un auténtico coñazo y me consta que a veces piensan: ¿pero qué cojones dice este tío, que nos está poniendo la cabeza cuadrada? Pero de momento están teniendo paciencia y sólo pido tiempo para poder convencerlos y esperar que los resultados me acompañen un poquito para que confíen en mí.

-Pasado ya todo este tiempo que llevas al frente, si tuvieras que definirle brevemente tu equipo a alguien qué le dirías de lo bueno y de lo malo.

    Lo bueno lo he comentado muchas veces. No creo en la suerte, con que algo habremos hecho bien en el club para tener un grupo así. Soy exigente, les meto caña, no admito la indolencia, las malas caras, las queja. No ganamos y no se van ni con agua caliente los cabrones. Para mí eso es muy importante. Si alguno quiere que me crea. No me pongo tierno. Si un día le tengo que decir algo a alguien se lo diré. Sin dudar, no bromeo. Todos somos inteligentes y la cosa irá bien mientras todos cumplamos con lo establecido, con lo que se espera de gente normal y lógica. Esto es lo bueno. Lo malo es que en competición somos mentalmente débiles y en una categoría donde compites en pueblos todo el año, eso es letal. Dicen que el equipo es un reflejo de la personalidad de su entrenador. Así que ya sé lo que me toca.

-Y de repente, como el que no quiere la cosa, el Sala 2012 es el único equipo de Zaragoza en toda la 3ª división.

    Eso no es mérito nuestro Fran. Eso es demérito de las instituciones. Todas las implicadas. No me interesa personalizar. Al final han conseguido que sacar un equipo en tercera en la capital sea prácticamente inviable. No te digo nada en Segunda B. Me alegro muchísimo por Las Fuentes y me consta el esfuerzo que ha tenido que hacer mucha gente, mucha, para sacar eso adelante. Ahora a los gastos federativos, arbitrales, de pabellón, de material, o de monitores hay que añadir la gasolina cada quince días. En fin, para qué.

-¿Qué esperas este año de la liga y sobre todo qué equipos vas a tener más vigilados?

    Pues de la liga espero ganarla. No sé para qué pero ganarla. Como jugador no he ganado mucho, como entrenador nada y supongo que me hace ilusión. Ganar tiene que ser la ostia. Por lo menos durante un rato. De los rivales sé poco. Calatayud será competitivo siempre y el resto en casa serán muy duros pero fuera bajarán.

-A nivel de club, las cosas tienen muy buena pinta: patrocinador nuevo (Barreiro & Bengoa), más niños y equipos que quieren venir a jugar. ¿Estáis contentos?

    Yo estoy más preocupado que contento. Siempre he tratado de estar a la altura y cada vez cuesta más. En cuanto acabemos este mes horríbilis empezaremos con la lotería, la porra, el clínic, la cesta, la cena, la recogida benéfica....bufff. Prefiero no pensar. Si en la dificultad se crece Fran a mí me van a llamar de la NBA.

-Contéstame brevemente a estos nombres de su plantel y alguno más:

*Las personas que tiene al lado en la junta: Competentes

*Congreso ANEFS: amigos y aprendizajes

*Sergio: Reflejos

*Jorge: Voluntad

*Dani: Continuidad

*Samuel: Genialidad

*Joaquín: Fuerza y Discreción

*Rafa: Constancia y Adaptación

*Joel: Talento

*Álvaro: Intensidad y Poderío

*Alex Agut: Chispa

*Diego Serra: Es un moñas pero a mí en lo importante no me ha fallado y mientras quiera estará con nosotros.

*Miguel Estarán: Jugador para el equipo. Muy importante.

*Joky: si quisiera, muy bueno. Otro moñas.

*Alex Mtnez Carrasco: buena pinta en cuanto a compromiso.

*Juancho: Sacrificio, Ejemplo y Liderazgo.

*Fran: Vienen nuevos pero sigue siendo el faro cuando hace lo que debe. En defensa individual y anticipación de lo mejor que he visto. Colectivamente se adapta peor.

*Javi Serra: La cabeza lo traiciona pero el corazón lo acompaña siempre.

*Jacobo: En los cursos de entrenador se aprende la teoría. Para la práctica yo he tirado de Jacobo. Creo que ha sido mi inspiración como entrenador. Cuando señalo a un jugador a dónde debe cortar pienso: ¿a dónde iría el cabrón de Jacobo?

*Las Fuentes: Como jugador mis mejores tiempos. Como amigos decir que estoy en un grupo de wash que se llama “Leyendas del Rillo”. No digo más jajajaja.

*Ebrosala: Creo que fue el reto más bonito que he afrontado en futsal. Y salió enorme. Mi última temporada, la mejor de mi carrera. Jugué un cuarto de hora, en todo el año. Ahí aprendí a jugar a un deporte colectivo. Traté de ser útil y servir y así creo que crecí.

*Colo Colo: Donde mejor me lo he pasado. Era joven, luego nos íbamos de farra, los viajes eran una juerga continua, la ostia. Una directiva fabulosa. Buena gente.

Entrevista a Jorge Sampedro

En la lista de nombres apuntados con los que pasar un rato hablando y que cuenten cosas interesantes es uno de los primeros. Con Jorge Sampedro pasa como con la música, siempre mejor en directo. Antes de hacerle esta entrevista, servidor se lo encuentra en el Mostaza (la mejor hamburguesería de Zaragoza), con el chándal de la Selección de Aragón. Venía de caer contra Cataluña “una pasada Fran, empezamos bien, ven que no les salen las cosas y me cambia (el entrenador rival) y me hace dos o tres variantes, jugándome siempre de cuatro por fuera…Ellos, increíbles técnicamente y el míster un fenómeno”.

 

Así es Jorge Sampedro, alguien que te explica un Cataluña-Aragón, a sus jugadores, a los rivales y al míster contrario en menos de lo que te dura una hamburguesa con queso. Y que además tiene la humildad para reconocer que su equipo podía ir bien preparado, pero los otros tanto o más. No es lo normal en los entrenadores de primer nivel.  Entrenó al DLink Zaragoza con Jorge Peñaranda estos dos últimos años y como pasa siempre en esta tierra, ahora, es cuando algunos les reconocen el mérito. Le doy las gracias por estas líneas en exclusiva. No tenía por qué y sin embargo creo que se las merece.

-¿Cómo estás?, ¿echas de menos el fútbol sala?

Bien, un poco aunque sigo haciendo cosillas, llevo la coordinación de la escuela multideporte HISA y colaboro con la selección cadete de Aragón. 

 

-¿Has estado entrenando en todas las categorías, qué tiene de bueno y de malo la élite comparada con el resto?

Lo bueno es lo que tienen todas las categorías, si te gusta y te entregas da igual la categoría. Malo no es nada, quizá el querer compaginar otros aspectos de tu vida con un deporte de élite.

 

-Sin dar nombres, ¿te apuñalaron mucho?

Bueno, esto es como todo, no siempre gustas a todo el mundo y ningún trabajo es un camino de rosas. Además el entrenador siempre para bien o para mal, es cabeza de turco. Pero sí, hubo gente que me decepcionó.

 

-¿Se acuerda menos la gente de uno, ahora que ya no estás en la élite, en los focos?

No qué va, se acuerdan igual, al menos los más cercanos, algunos me echan de menos y todo eh jaja...

 

-¿Te dolió cómo os dijeron que no seguíais?

No, nosotros también nos lo imaginábamos, teníamos nuestras fuentes, además está claro que querían a una única persona que se encargara de todo. 

 

-¿Cuál es el momento que más recuerdas de esos dos entrenando con Jorge (Peñaranda), ese que nunca se te borrará?

Hemos tenido muchos momentos buenos, pero ahora mismo me viene a la mente el viaje y la victoria en Santiago, segundo partido de liga, ansiábamos ganar y así fue.

-La eterna pregunta sin respuesta en Aragón de la que ahora no tienes escapatoria: la cantera. No sé si preguntarte si confiaste o no, si había, hay o habrá buenos jugadores o no o si el secreto es sólo ponerlos o no...

El primer año se confió en la cantera y yo aposté por ello. Buenos jugadores en la cantera ha habido, hay y habrá. En los 2 años que yo he estado todos tuvieron su momento pero era un gran cambio de 3ª a 1ª división y no era tan fácil llegar y jugar minutos en 1ª división. Aún así hay gente de la cantera que continúa y se lo curra día a día, así que sí, yo sí que confío en la cantera.

 

-Hay jugadores en categorías inferiores, como la 2ªB, en las que siempre se ha dicho en los 'mentideros' que hay calidad para jugar en Primera. ¿Es verdad? Y si es así porque no están jugadores del Colo Colo, Ebrosala, Pinseque...

Como he dicho antes, es un cambio muy brusco de 3ª y 2ª B a 1ª y hemos tenido jugadores de esos equipos, y (y hablo de cuando yo estuve) se puso en pista a algunos jugadores, pero 1ª división no solamente es tener calidad. Se requieren más aspectos tácticos y técnicos que un 1 contra 1.

 

-¿La persona que más te ha sorprendido para bien de todo este mundo del fútbol sala profesional?

Víctor Tejel y Retamar.

 

-El mejor entrenador/colega al que te has enfrentado y por qué

Jesús Velasco, del Interviú, muy accesible y campechano, pero todo un señor.

-¿Cómo ves el fútsal a día de hoy? El nacional y el de Aragón

 Bien, los equipos siguen apostando por sus canteras y van saliendo jugadores a la élite.

Aquí en Aragón se podría trabajar mucho mejor, cuando sales fuera a competir con categorías base y nacional creo que no estamos a la altura de otras comunidades porque tienen más equipos y son más jugadores. Por eso hay más nivel.

 

-Miguel (Escosa) tiene siempre un apéndice contigo cada cierto tiempo, y en vez de contaros la vida, os contáis la zona. ¡Qué enfermedad!

Jajajaja, ya te vale, jajajaja

 

-¿Te veremos pronto?, ¿quién es tu representante?

Espero que sí, y no tengo representante

 

-¿Qué opinión tienes de A.D.Sala 2012? Y no seas muy duro...     

Muy buena, no me importaría estar en vuestro club y lo digo de verdad, creo que trabajáis bien con vuestros equipos y tenéis entrenadores cualificados para ello y como personas, os conozco de años atrás y os doy un 10.

 

-Un deseo  

Volver a la élite, jejeje, no me importaría

 

Gracias y un saludo al club

Entrevista a los fundadores de a.d. sala 2012

Entrevistamos a los cinco a la vez lo que significa un hito. Los conseguimos reunir, por fin y por primera vez desde que se fundó el A.D. Sala 2012, para charlar sobre aquella idea-proyecto que tuvieron hace tiempo. Quién sabe cuántos años pasarán para la próxima. Más viejos, nos cuentan, pero “mirándose a la cara”.  Con profesiones y edades absolutamente dispares, el fútbol sala los unió y ni Dios los ha conseguido separar. Si no los conocen, metan en esta entrevista, todo el sarcasmo que puede caber en alguna de sus contestaciones. La primera respuesta suele ser espontánea y en clave de humor, como intentando quitar importancia, luego se ponen serios para hablar de su criatura. Demasiado. Caracteres distintos que van desde el muy caliente de Miguel hasta el muy frío de Fran, pasando por los templados de Alfonso, Jaco y Juancho. Miran y hablan con solvencia, como si nada les importunara, “todo lo contrario”. Un rato a tumba abierta, con opiniones que no suenan a discurso, dispares y una absoluta sinceridad. Quizás, porque no tengan nada que esconder.

 

Tras terminar con nosotros, arrancarán una nueva sesión de la junta directiva que tienen periódicamente cada 4 o 5 semanas. Pedimos café y nos sentamos con Juan Carlos Ibáñez, Jacobo Hoyos, Alfonso Pablo, Miguel Escosa y Fran Echeve para ver cómo está siendo el viaje. Al final, nos cuentan, el club “es un excusa para seguir viéndonos sin tener a las mujeres delante”.


-Antes de nada, ahora que por fín podemos leerles, cuéntennos la historia. Porque ustedes son de distintas edades, distintos equipos… ¿cómo arranca todo?

 

Juancho: Después de desaparecer los dinosaurios... El grupo humano viene desde principios del año 2000, Alfonso y yo nos conocemos de siempre. Él jugaba en el FAFS con mi hermano, Jacobo, el hermano de Jaco... Chus San Miguel, mi entrenador por aquella época, me preguntó por dos jugadores que le habían ofrecido. Yo le comenté que conocía "dos buenos peloteros (Jaco y Alfonso)”. Una sesión, y Chus los fichó. Aquella temporada, con su aportación, conseguimos subir a 1ªB (Tercera División) y ya no paramos de jugar. A los dos años se sumó Fran y a partir de entonces a todos sitios juntos. Miguel se unió en la temporada 2007, lo conocíamos como rival, y también entrenaba con nosotros… así que la Junta tiene buenos cimientos. 


Alfonso Pablo: A Juancho lo conozco desde que empezó a andar, a Jacobo desde hace 20 años, me podía tirar una diagonal con los ojos cerrados porque ya sabía dónde iba a estar jajajaja. Cuando Sala 10 no quiso contar con aquella excepcional camada de jugadores nos fuimos a jugar a Pinseque. Las cosas no salieron como todos hubiésemos querido y al año siguiente decidimos bajarnos todos juntos a jugar a Autonómica. Aun recuerdo a algún amigo llamarnos locos por bajarnos a jugar 3 categorías más abajo con Ebrosala. Salieron las cosas muy bien llegando a ser campeones de 2ªB en tres años. Después por diferentes motivos abandonamos Ebrosala estando un año en el Sala Arrabal. A partir de aquí nace el Sala 2012 con un proyecto muy definido por los 5.


Fran Echeve: Yo os conocí cuando me subió Chus (San Miguel) de juveniles, hablamos del 2003 creo. Al año siguiente con el filial del Sala 10 que dice Alfonso, el Laak, apareció un día Miguel por el entreno, que era amigo de Chus del curso de entrenadores, con aquel chándal Adidas, y nos puso a hacer unos ejercicios rarísimos. Y no ganamos la liga por eso, claro. En el verano de 2007 decidimos tirarnos a la piscina y bajarnos a jugar a Autonómica con el Toro Lozano, Jon el hermano de Jaco... A aquello siempre lo llamo el equipo de la cárcel. Una bendita locura.

Miguel Escosa: El empezar empezar ya casi se me escapa. Pero sí recuerdo perfectamente una reunión: Carlos San Miguel, Míchel Cantín, creo que Juancho o Sergio Lozano y un servidor con 40 de fiebre. De verdad, 40 de fiebre, debajo de mi casa. Dije a todo que sí. En resumidas cuentas, allí nació Ebrosala y nuestra amistad. Luego se acabó ese ciclo para los que jugábamos  y Juancho que entrenaba al juvenil de ese Ebrosala se unió un año después. Probamos la liga laboral, que por cierto  ganamos, y nos debió saber a poco. No sé quién nombró primero la palabra club, pero se podía haber ido a su casa un cuarto de hora antes.

 

Jacobo Hoyos: Cuando echo la vista atrás y me pongo a pensar solo me salen los buenos momentos, pagaría por volver a vivir cada uno de ellos. Creo honestamente que los 5 nos compenetramos bien, todos tenemos nuestras cosas pero nos conocemos tanto, tantas vivencias juntos… No nos hemos separado, miento, tuvimos que hacerlo porque Juancho lamentablemente tuvo que hacer un paréntesis como jugador debido su grave lesión de rodilla. Fueron años muy duros para él, se perdió muchos momentos y creo que eso le dolía más que la propia lesión. 

Al terminar esa temporada en Sala Arrabal nos juntamos...y hasta ahora.


-¿Quién goza de mayor salud, el A.D. Sala 2012 o ustedes?


Miguel: Por mi parte el Sala 2012 seguro. Pero no porque goce de buena salud sino porque yo estoy hecho un "guiñapo". Yo que fardaba de tableta...en fín. No, hablando en serio, de momento salvo algún constipado el club va bien, pero crecemos y en club pequeño problemas pequeños, en club grande...

 

Jacobo: El club va bastante bien, no creo que debamos ser nosotros los que nos pronunciemos al respecto. Pero ya que me haces la pregunta, el club sin duda. En el momento que te metes en esto pierdes tiempo, dinero y salud, yo descanso menos....alguno de estos 4 menos todavía.

Fran: El club mucho mejor. No hablo ya del tiempo que dice Jaco. Los días de entreno y partido, por las noches, no puedo dormir del dolor en el cuerpo…

 

Alfonso: El club segurísimo, a nosotros nos duele todo ya, son demasiados kilómetros recorridos


Juancho: Te das cuenta que el tiempo pasa…y el cuerpo lo sufre. Son demasiadas batallas, y en alguna ocasión hemos caído. Alfonso y Miguel ya no están en activo, y Fran y yo peleamos por seguir...y lo de Jacobo es misterioso: cada año que pasa, está más juvenil. Me parece que la última vez que se lesionó, aun no había entrado el Euro. El club es un bebe de tres años, y comienza su cuarta temporada, todavía está creciendo, pero desde luego, no se puede comparar con nosotros, veo cerca el equipo de veteranos…

-“El único club fundado por jugadores”, se lo hemos leído y oído alguna vez como motivo de orgullo. ¿El haber estado de corto se nota a la hora de gestionar?
 

Jacobo: A mí personalmente no me llena de orgullo que sea fundado por jugadores, la verdad. Creo que es una simple anécdota. Otra cosa es si el haber estado de corto ayuda, que creo que sí. Somos 5, y en el 95% de los problemas que van surgiendo la solución de cada uno de nosotros no dista en nada de la del otro.

 

Es más fácil ser entrenador habiendo sido jugador, imagínate directivo de estos clubes. Que se lo pregunten a Florentino y a Benítez, menuda tienen montada, cada vez que Cristiano está triste tienen que salir, subirle el sueldo y decir que es el mejor del mundo, y gana ¡¡20 millones de euros!! Imagínate aquí que paga todo el mundo si uno se pone triste...

 

Miguel: Pues mira, no lo sé, pienso que no. Lo que se nota es que en nuestra etapa de jugadores hemos superado momentos difíciles en lo deportivo y en lo personal y hemos sabido mantener nuestra amistad intacta. Eso hace que ahora tratemos de relativizar, de apoyarnos todos, de no hacer corrillos, de dar la cara, de atrevernos a hablar, de saber que a pesar de nuestros muchos errores, las intenciones son siempre buenas.

 

Alfonso: Por encima del club nosotros somos AMIGOS, hemos pasado demasiadas cosas juntos jejeje. Claro que se nota a la hora de gestionar un club, hemos sido jugadores durante muchos años y siempre coges lo mejor de cada entrenador que has tenido para intentar inculcarlo en los chavales, eso es lo máximo, a mi me ENCANTA.

 

Fran: Para mí sí lo es ese orgullo, pero es algo más, es ser una especie de artesanos. Suena muy moñas pero lo creo de verdad. Tenemos una oportunidad de formar personas a través del deporte. Lo repito, per-so-nas. Digo lo de artesanos porque no hay otra formación igual. Cada club tiene la suya. Esto no es una fábrica en la que sacas coches en cadena. En nuestro caso se traduce en planings deportivos, reuniones con entrenadores, evaluaciones individuales de cada jugador sobre el funcionamiento ¡del club y del entrenador!, el feedback constante con los padres, no separar a los niños que son amigos, la recogida benéfica de alimentos, ser comprensivos en el tema económico dependiendo de las circunstancias... Pero la frase viene porque aquí no hay directivos como tales.

 

Juancho: Cuando Echeve dice esa frase, por defecto profesional, siempre le pregunto si está contrastada la información, más allá de lo anecdótico, sí que se nota a la hora de gestionar. Sabes cómo piensa un jugador, qué necesidades tiene, y por extensión las familias y seres queridos de ese jugador.  Puedes adelantarte a determinadas situaciones porque sabes qué es lo que va a pasar.

Has vivido situaciones que te han gustado como jugador, y las pones en práctica aquí, y por el contrario, tratamos de evitar decisiones que no nos han gustado en otros sitios. Procuramos inculcar eso en los grupos, sin obligar a nada, únicamente que la gente se respete y comparta todo lo que lleva un juego de grupo… En este club, nos preocuparnos por un infantil igual que por un jugador del Tercera división. 

-¿Qué espacio o hueco llegó para llenar el Sala 2012?
 

Miguel: Bufff, a ver si me explico. Hueco tienes todo el que quieras. Sólo tienes que ir a federación y apuntarte. Se lo digo a mucha gente que habla de dinero a la hora de montar un club. ¿Te quieres hacer millonario? móntate un club, eso sí, no me llames, no quiero pasta, me conformo con lo que tengo. Hacer esto bien, bien, bien, cuesta muchísimo trabajo. TRABAJO de verdad. Porque cuando acabas de hacer gestiones, que no acabas nunca con 80 chavales, debes empezar a planificar un verdadero modelo de club en lo deportivo, con evaluación, objetivos, planificación, programa, desarrollo, comprobación, formación de los entrenadores y monitores, seguimiento de la cantera, cuidado del entorno (padres),etc y eso es lo que echo de menos en los clubes de Aragón, no porque lo hagan mal ni mucho menos, sino porque supone una tarea que además de ingente y en la que se necesita cierta preparación, no está reconocida ni por supuesto pagada. Y todo para que después saques dos minutos menos a un chiquillo de lo que su padre considera lo correcto, y se te vayan a otro lado, además tratando de hacer piña con algún otro. Siento decirlo, pero quien sabe de ésto sabe de lo que hablo.

 

Jacobo: Nosotros no hemos inventado nada. Intentamos hacer las cosas lo mejor posible dentro de nuestras limitaciones, que son muchas. Eso sí, tenemos algo muy bueno, aprendemos de nuestros errores y rara vez volvemos a caer en ellos.

 

Alfonso: No llega para llenar ningún hueco. Llega con una idea de deporte y de formar jugadores y personas, nada más. A mí lo que me llena es ver a la gente contenta en el club, padres, hijos, amigos, gente que viene porque oye que lo estamos haciendo bien. Eso es lo que de verdad me llena que el esfuerzo vale la pena.

 

Juancho: Te diría que nace para llenar los espacios deportivos que nos asigna el Ayuntamiento de Zaragoza, que en ocasiones, son más que limitados. Coincido con Miguel y Alfonso, sólo tratamos de ir cumpliendo objetivos y de tomar las decisiones más acertadas conforme al sentido común. Partimos con un equipo referencia que a día de hoy es el Tercera División, pero el objetivo principal era y es la base, niños que puedan entrar en nuestro club con 10,11, 12 años y que con 19 jueguen en nuestro primer equipo, y eso, poco a poco lo estamos consiguiendo…

 

La Junta no quiere que el club sea el mejor de nada, sino simplemente, queremos ser nosotros, y estar con los nuestros. Respetamos a todo el mundo, es indudable lo que hacen por este deporte clubes como el Colo, Pinseque, Ebrosala, Las Fuentes, Intersala, San Viator, Gran Vía, Sala Zaragoza, Sala Arrabal, Sala Torrero, Pirineos en la base…  

 

Fran: Para mí somos como club lo que éramos como jugadores, muy perfeccionistas. Y eso se nota en el qué y en el cómo. No sé si somos buenos o malos en el campo, hay gente mejor seguro, pero el club, y eso se respira en los entrenos, partidos, chats, cenas, reuniones...siempre hemos querido que sea una familia. Que se viva en toda una entidad lo que respirábamos los 5 cuando estábamos en un vestuario. Ese aroma que solo lo reconoce el jugador, el que me esté leyendo, porque lo ha vivido. Estar como en casa. Y aquí yo difiero del resto, siempre miro arriba del todo, me encantaría llegar a ser un paradigma y un ejemplo como club porque de verdad creo que este es el modelo. Pero que nadie piense que estoy hablando de divisiones arriba o abajo: ser el mejor club de Aragón no depende de una categoría. 

-Los inputs que les llegan desde fuera sobre el club ¿cómo son, qué les dicen?
 

Jacobo: ¿Eso no es alguna pantalla extra que salía jugando al Sonic?

 

Miguel: No sé lo qué son los inputs. ¿Dan dinero?

 

Alfonso: Inputs? Ni idea…

 

Fran: Los inputs fundamentales que nos llegan son factura por reserva de espacios deportivos, factura por arbitrajes, factura por material deportivo...

 

Juancho: Supongo que hablas de "lo que llega de fuera" sobre nosotros, pues de todo un poco. Más allá de las opiniones externas, sí que puedo decir que el primer año hicimos una jornada deportiva y vinieron 15 niños, y sólo una mamá mandó un correo interesándose por nosotros. El pasado mes de junio, planteamos una sesión para infantiles, y vinieron hasta jugadores alevines…de 20 niños que esperábamos, se presentaron 32, y luego nos escribieron correos muy interesados todos en formar parte de aquí.

 

Este año iban a salir a competir dos equipos infantiles, y al final, han salido tres, llama gente para probar en el juvenil, otros con el primera senior, y cada día llaman más para fichar por el Tercera división. La web y las redes sociales crecen (yo no estoy, lo dice Fran). Y el pasado mes de junio llenamos el comedor de la Casa de Andalucía en la comida de despedida de temporada con todos los miembros del club y sus familias…En definitiva, escucho lo de fuera, pero me quedo con estos pequeños indicadores que son discretos pero positivos, y sobre todo, objetivos. Como dice Miguel, las opiniones son como los culos, cada uno tiene la suya.

-Hablemos de fútbol sala, y por qué cuando se va a ver a los infantiles y al Tercera, juegan igual o quieren jugar a lo mismo.
 

Miguel: Es que es lo que pretendemos. Lo que tratamos de impregnar. Es nuestro modelo pero tenemos mucho que mejorar en la metodología para lograr ese modelo. Y en el tipo de tareas adaptadas a la edad.

 

Alfonso: Desde el club queremos que eso sea así pero sabemos que es muy complicado y que hay que trabajar duro para que algún día se vean resultados. Por ganas no va a quedar.

 

Jacobo: Más bien quieren jugar a lo mismo, es lo que pretendemos. Jugar a este deporte bien es extremadamente difícil. Yo tengo 37 años y me encanta seguir yendo a ver partidos porque aprendo, o lo intento. Los chicos tienen que en primer lugar divertirse, hacer amistades y por último progresar desde una metodología que les vamos inculcando. Ahora bien, si algo he sacado en claro  durante todos estos años, considerando que he tenido a los mejores enseñándome, es que viendo y viendo es como más se aprende.

 

Juancho: Miguel marca la línea de lo deportivo desde el primer equipo. Estamos tratando de ajustar esto, y de mejorar la coordinación entre entrenadores. Hemos puesto en marcha una serie de reuniones para marcar pautas de trabajo de manera que nos permita trabajar a todos los mismos conceptos adaptados a las edades formativas, y además, estar al tanto de la evolución de los jugadores.

 

Es una parte del proyecto importantísima, pero quizá la más dura de poner en marcha. Participación, diversión, crecimiento personal y deportivo son los objetivos con los peques. A partir de eso, a trabajar…

 

Fran: Esto da para otra entrevista entera…

-Confiésenlo, ¿es más complicado gestionar un grupo de chicos adolescentes o un grupo de padres? 

Alfonso: Para mí siempre es más complicados gestionar padres, eso lo sé de ciencia cierta, he visto muchas cosas por ahí. Pero diré una cosa, a día de hoy en el club tenemos un grupo de padres fantásticos, no tenemos ninguna queja.

 

Miguel: Son dos grupos peligrosísimos. Personalmente prefiero los adolescentes porque puedo aplicar el mando directo: si no te parece bien coge tu cuota y vete a casa. Así de fácil y así de difícil, pero así de rápido. Con los padres hay que tirar de estilo democrático y oír sus opiniones acerca de la formación deportiva de sus hijos...no haré comentarios. Solo diré que de fútbol y medicina todo el mundo opina. Al final no se llega a nada.

 

Jacobo: No soy el más indicado, tengo muchas deficiencias como entrenador, por eso procuro evitarlo. Creo que los chicos son el espejo en muchas ocasiones de lo que tienen en su día a día. Nosotros pasamos pocas horas a la semana con ellos…milagros no hacemos, aunque no será por intentarlo.

Fran: Para gestionar creo que lo primero que hay que estar es formado. Titulado a poder ser, pero formado. Y creo que los 5 que nos juntamos lo estamos, y mucho (su tiempo y dinero nos ha costado) tanto a nivel profesional como personal.  Creo que los dos grupos son complicados de gestionar, pero ¿sabes cuándo lo es más?, cuando ven que detrás de lo que dices les estás haciendo trampa…

 

Juancho: Para mí sin duda, lo más difícil es gestionar jugadores, ya sean peques o mayores. Se crea un vínculo tan bonito, que en ocasiones la toma de decisiones se puede ver condicionada. Además, está la gestión diaria: el "venid aquí", "escuchad", "deja ese balón”…

 

Los papás, y hablo desde mi opinión personal, y desde el más absoluto respeto, son más divertidos y fáciles de llevar. Sí tengo que decir que he tenido mucha suerte estos años con los grupos que me ha tocado dirigir y en general, por la labor que hago de "presi" tenemos unos padres de lo más normales... hay mucho sentido común. Participan, colaboran y lo mejor de todo, siempre están abiertos al diálogo tanto para la bueno, como en momentos menos buenos en los que hemos tenido que hablar del comportamiento de sus hijos. 

-Leíamos hace poco en una entrevista aquello de Luis Aragonés de contentos pero sin presumir. No suelen, los que les conocen, contar historias sobre un disfrute exagerado de sus logros.

 

Miguel: Para nada. Lo que hacemos nosotros hay mucha gente muy válida que ya lo ha hecho y se ha tenido que ir a su casa después de conseguir metas mayores en lo que a club se refiere. Aquí el riesgo de fracasar siempre está presente. Te puedes hartar, tú o tus compañeros y mandar todo a "cascala" y dejar de complicarte la vida. Eso sí, dejas de aprender. En el conflicto se crece. No es broma.

 

Juancho: Siempre se puede mejorar. No hay mayor logro que jugadores que ya no pertenecen al club quieran volver, o que vengan a vernos un partido y al finalizar nos tomemos algo. Eso es muy gratificante. Por cierto, yo como míster no he ganado nada, no he tenido esa suerte, eso sí, aún no he sido cesado por el momento...

 

Fran: En la Junta de después de conseguir “un logro”, estamos solucionando los problemas del curso que viene. A mí me dieron ese consejo la generación de nuestros abuelos. Ayudaron a levantar la casa de sus padres, hicieron la suya y algunos hasta han pagado la de sus hijos. Y todo con  ese carácter prudente en el éxito y optimista en el fracaso, ahí voy: calma, quietud, ese bien sin presumir que decía Zapatones. Que nadie se crea nada.

 Jacobo: ¡Ah! ¿pero hemos ganado algo? ¡joder!, ¡estos 4 no me han dicho nada! Por Dios....estamos en el camino, poquito a poco, con mucho esfuerzo y con la confianza de cada vez más gente. Si nos creemos que hemos logrado algo es que estamos haciendo algo mal.

 

Alfonso: No hemos ganado nada, hay mucha gente que lo que hacemos nosotros lo están haciendo y muy bien también. Nosotros cuando solucionamos una cosa ya tenemos otras 5 que empezar a trabajar en ellas. Yo cada día aprendo del club, de todo lo que le rodea…


-Cuenten una anécdota que les haya pasado.

Alfonso: Anécdotas yo tengo mil, de todo como en botica. Para mí la más bonita fue ver a mi hijo en la grada sin perderse detalle del último partido de liga jugándonos el titulo de 2ª B en casa en el Actur V. Ese día fue fantástico, después todos a la ducha, incluido mi hijo. Allí pasó algo de lo que aun me río jajajajajajaja. Esos recuerdos es lo mejor que te puedes llevar del deporte: anécdotas y recuerdos de tu gente. De verdad. Es lo mejor que te queda porque en el futsal como en la vida, también te llevas muchas decepciones y yo no he sido menos.

 

Jacobo: Ese día que dice Alfonso que terminamos todo el mundo en la ducha faltó poco para que entrara alguna novia o mujer. Pero entró el de siempre, Diego, el hijo de Alfonso. No quiso ser menos y se metió. Para cuando me quise dar cuenta tenía dos chorros en vez de uno cayéndome encima, un encanto, jajajajajajaja

 

Miguel: Como nos toca hacer de todo, todavía tengo en casa una retahíla de botas doradas que dábamos como trofeo a los jugadores en la cena de final de temporada. Después de esas cenas los jugadores se van por ahí de fiesta, y ¿sabes quién se va a casa con los trofeos? Sí ése. Un servidor. Pues bueno, mis hijos las vieron, y fue mi oportunidad de decirles que su padre tenía 4/5 botas de oro. No mentí, las tengo. Lo cuentan en el cole cuando hablan de Cristiano o Messi. Me jode pero pronto tendré que explicarles la diferencia....De momento sigo siendo su ídolo. Jajajaja

Fran: Buff, pues desde llegar tarde a una boda hasta ver nacer a los hijos de Alfonso y Miguel. Pero vamos, creo que aquí habría que llamar a Chus San Miguel, “el padre deportivo” de todos. Recuerdo una que nos estaban moliendo a palos con el Laak, árbitros catalanes, y le grita Chus a un colegiado: “¡Árbitro a-cu-mu-la!”. Llega el árbitro y le dice, “No sé qué me dice...”, y le contesta Chus: “Te digo que acumula la falta, que acumules, pero que acumula no es un jugador nigeriano ¿eh?…”. jajajajajajaja. El árbitro flipaba. Iba a salir al campo y casi fallezco de la risa.

 

Y la de de Manzanares. Ir a jugar el playoff de ascenso a Plata, pabellón a reventar, tensión, caras serias, no cabía un alma, salimos al fair play y de repente despliegan los jugadores rivales una pancarta que decía algo así como "Pagad lo que nos debéis, jugamos por vosotros afición". Y en ese momento, el pabellón se vino abajo literalmente, gritos, aplausos, gente en éxtasis…eran héroes. Impresionante. Llevaban dos o tres meses sin cobrar me dijo uno. Y en ese momento nos miramos Miguel y un servidor y nos decimos: "jodo, como se enteren que a nosotros no es que no nos paguen, es que pagamos por jugar, nos hacen hijos predilectos del municipio". jajajajajaja

 

Juancho: Muchas no se pueden contar... Recuerdo con mucho cariño una maratón de Alfaro donde seguramente fue la primera vez que los cinco competimos juntos, y donde perdimos la final por penaltis ante muchísimo público. Era verano del 2007. Para mí, ese hecho de que a pesar de que yo me lesioné a los 7 partidos de iniciar nuestra aventura juntos, siempre me tuvieron en cuenta como uno más, me valoraron, y siempre me hicieron parte de aquel vestuario a pesar de estar CINCO temporadas sin competir. Creo que en parte, hoy estoy de corto otra vez por ellos, y por Victoria. Sin duda, esto dice mucho de mis amigos.

-Un deseo

 

Jacobo: No puedo pedir nada.

 

Alfonso: Mucha salud para todos nuestros asociados y que no haya ningún niño, ni padres que se vayan del club por estar a disgusto. Ese es mi deseo…

 

Fran: Mucha salud para todos, eso es lo primero y fundamental, y como capricho, ganar la liga de 3ª división. Me haría una ilusión enorme, no por nosotros, si no por ese grupo y por el club. Se lo merecen. No sabe la gente cuánto.

 

Juancho: Como club, que todo los chicos y familias quieran seguir con nosotros la temporada 2016/2017. Pido esto, ya que supongo que ningún jeque árabe está interesado en la compra de este humilde club… Como jugador, coincido con Fran, sería increíble ganar la 3ª división. A pesar de que es dificilísimo, soñar es gratis. Por el club, y también por los más jóvenes del equipo que están empezando a ser el núcleo duro…que se lo crean, que son muy buenos si quieren, pero que sin trabajo, sin ganas de mejorar, y sin la ilusión de crecer, no se consigue nada. Espero que todo se cumpla, así me podría retirar tranquilo…de todas mis competencias.

Entrevista a Miguel Escosa (1ª Temp. 2015/2016)

    Está cambiado, más sereno. Algo sólo perceptible si ves su evolución en el banquillo; quiere seguir diciendo muchas cosas en poco tiempo y transmite más con los gestos y las caras que con las palabras. La comunicación no verbal llevada al extremo, esa que dice que de todo lo que transmitimos las personas, un 90% es no verbal, y sólo el 10% es a través de la palabra. Ya saben: gestos, sonrisas, ropa, olor corporal, perfume, nervios, sonrojo, enfados…

 

    Arranca una temporada más para el que dicen, en secreto, sus colegas y muchos jugadores, va camino de convertirse en el mejor entrenador aragonés. Un hecho insólito que lo digan sus compañeros de profesión y que encima sea él. Alguien que siempre vivió pegado a la línea de la banda izquierda de La Granja. Un jugador con título, “aunque cada vez menos”. Es uno de los favoritos para la Tercera, y él como un servidor, barrunta que lo conseguirá más tarde o más temprano. Su mérito reside en que lo hará con unos jugadores que jamás habían jugado más allá de Autonómica.

 

    Nadie que no conozca a Miguel Escosa llegará a imaginarse el tiempo que es capaz de estar pensando en fútbol sala a lo largo de un día. Le leía a Malcom Gladwell, en su libro Outliers (Fueras de Serie), que “10.000 horas son el número mágico de la grandeza”. Para considerarse experto en una materia hay que pasar por lo menos esas 10.000 horas (unos 10 años de tu vida) practicando una disciplina. Miguel lo superó hace tiempo: en el ayuntamiento, en la carnicería, en un almuerzo, cenando, en una caña, yendo en moto… siempre piensa cómo mejorar una defensa, un ataque o una transición. Al final, palabras modernas como timing que imparte como profesor en la ANEFS, las reduce a algo mucho más prosaico: “es ese saber cuando… que te da la diferencia”, y mientras, tuerce el gesto y la boca como intentando explicar que esto se tiene o no se tiene. Ahí diferimos, también se puede aprender, él lo ha demostrado con su equipo.

 

-Fran Echeve: Arranca la 2015/2016, la cuarta en este equipo que has visto nacer, crecer y desarrollarse...

 

Miguel Escosa: A ese ciclo le falta según mis enseñanzas la muerte. Nacer, crecer, reproducirse (que en esta plantilla no lo hace ninguno desde que nos fuimos Alfonso y yo) y....morir. Y en eso estoy, en que no muramos, y que se prolongue la etapa de crecimiento. Creo que crecemos, que es mucho decir, en estilo, en dinámica de juego, en compenetración, en movimientos, en intención, en muchas cosas, menos en número. Somos 9 jugadores de pista y Juancho arranca con lesión. Complicado.

 

-El año pasado, ¿debut en la categoría y más que satisfecho?

 

Soy un inconformista, para todo. Y para el equipo también. Pero este año he visto ramalazos, destellos, momentos de muy buen juego. Y por instantes, por momentos, he estado más que satisfecho. Creo que es como la felicidad, jamás puede ser completa o eterna. Eso es mentira, una falacia, aunque la gente se empeñe en venderla.

 

-Hablemos de esta temporada, es un año difícil y a la vez bonito. Se han retirado Jacobo y Óscar Alcaine, dos pesos pesados, además se han ido Bryan y Rubén Loras. ¿Intranquilo?

 

Mira, es una pérdida importante, pero te diré algo. Lo principal es que los cuatro además de buena gente, son personas implicadas. Cada uno con su carácter pero les gusta el pelotón y eso hace todo fácil. Pero son atemporales. Cogimos a un crío como Bryan, con un potencial enorme, junto con un Alcaine veterano con unos problemas físicos terribles que ha hecho lo imposible para acabar el año. Un Jacobo con ganas de terminar con un Rubén con una ilusión tremenda al que quizá mi mala gestión y alguna lesión no le permitió despegar.

 

-Adolfo en la portería y Joky de 2ªB, Pablo de Juv. Nacional...no te han llegado malos refuerzos.

 

A Adolfo lo conozco hace años. Nada que decir. Si acaso que me deje alguno sano en la plantilla. En las salidas toca balón....zapatilla, espinillera, pierna y si hay poste o árbitro pues también. Le da una intensidad al juego increíble y estoy encantado de que “meta caña”. Joky me ha dado muy buena impresión en lo poco que lo he visto, pero de las tres semanas de pista que hemos tenido en dos estaba de vacaciones y va a tardar un poco.  Pablo va aparte. Es un crío. También ha tenido demasiadas faltas por estudios. ¿Me explico cuando digo demasiadas? Pero te diré algo. Si está de verdad convencido de someterse a mi disciplina creo que puede llegar. Eso sí, es una elección libre y personal. Cuando quiera puede irse. Pero si ESCUCHA, aguanta, trabaja y sufre puede ser un buen jugador y yo lo voy a poner todo para que sea así.

 

-Con el corazón en la mano, ¿este año aspiráis al título?

 

Aunque suene prematura la palabra, aspiraba. La pretemporada no ha sido buena. De trece jugadores no hemos coincidido más de ocho ni en la última semana. Juancho no se recupera y hay un posible fichaje que nos vendría de maravilla pero que veo muy verde que fructifique. Si la aspiración lleva algo de realismo lo veo muy difícil. Sé que alguno me dirá que voy de tapadillo, pero yo jamás confío en la suerte, en lo que no depende de mí. Y de lo que de mí depende, no hemos hecho lo que teníamos que hacer todos juntos. No culpo a nadie, aunque conozco al dedillo a la mayoría de mi plantilla y sé quién puede dar más. Por cierto Fran, ¿cuándo volviste de tus vacaciones?

 

-¿Qué queda de aquel Miguel Escosa que arrancó como entrenador, qué ha ido cambiando y qué te parece cuando te digo que mucha gente me cuenta en petit comité que les pareces uno de los mejores entrenadores de Aragón?

 

Supongo que quedará algo más de lo que me parece, pero mi sensación es que he cambiado casi todo. Y eso te lleva a una cuestión, pues sí que eres tonto por equivocarte tanto. Reviso sesiones de hace 3 años y digo: “ostiaaa, si soy malo…”. Y lo peor, creo que dentro de otros tres diré lo mismo. Dudo de todo Fran, de la zona, del juego de cuatro, de los repliegues,  aunque quiero pensar que tengo una idea del juego que me sale de dentro, pero también dudo.

 

En cuanto a la opinión de la gente, me siento halagado por supuesto, pero dudo que sea la de mucha gente, porque de hecho si me viene una oferta económica muy poco seria, preparo el petate en un minuto, porque el sueldo que en la actualidad me ha puesto la Junta Directiva roza la esclavitud. De hecho los clubes están temerosos de que Hacienda obligue a realizar contratos, pero creo que cuando vean las nóminas nos van a derivar a Servicios Sociales, jajaja

 

-Sobre la idea de juego, ¿por qué te empeñas en el juego de cuatro y de combinación si el fútbol sala va por otro camino?

 

Pues lo intentaba explicar el otro día a la plantilla. Yo no sé si he jugado en buenos equipos de Aragón, lo que estoy seguro es que no eran los peores. Jamás un entrenador me ha dicho si juego de cuatro, de tres y pívot profundo o de tres y pívot por fuera. Supongo que daban por hecho que se jugaba de cuatro porque eran los que estaban en la pista...Yo no me empeño en nada. Eso lo he aprendido de otros. Cuando no puedes elegir tu plantilla, la que te imponen marca tu estilo de juego. ¿Tú has visto a Jacobo alguna vez meterse arriba, bajar un balón de espaldas, girarse y enchufarla por la escuadra? Te contesto yo, jamás. Por eso jugamos de cuatro que es donde se mueve como los ángeles.

 

En Ebrosala  jugábamos bien ¿verdad? Pero cuando vino Juanito Muniesa bajaba una plancha desde cuatro metros o la remataba cuando estaba a dos metros y medio del suelo. Entrevista a nuestro Adolfo y que te diga si le ponía balones. O a Santi Basmalis ahora...y eso que desde juvenil ha aprendido a moverse mucho más.

 

-¿Qué te esperas de la Tercera y de sus equipos esta temporada?

Pues sinceramente algo parecido. Ganar en un pueblo será dificilísimo, de los arbitrajes en esos lugares estoy forjando una opinión que creo no debo dar, y en casa seremos muy competitivos. Para mí, este año hay una excepción y no es por meter presión. Ojo con Las Fuentes, gente joven, de calidad, bien dirigida por Juan Carlos con la ayuda de Óscar, que conocen este deporte. Voy a por ellos, pero desde ese anhelo de pasarles por encima, son mis amigos y la gente de allí sabe que me alegro de todo lo bueno que le pase a ese club, que si me lo permiten, considero un poquito mío.

 

Vamos con el club. Repasas los entrenadores de las categorías base y todos son jugadores de los equipos senior: ¿el fin es implantar el mismo modelo en todos los equipos?

 

Para nada. No es ni siquiera un error. Es una necesidad. Los padres quieren buenos entrenadores, pero pagando cien euros al mes. Con titulación, que normalmente es más cara de lo que van a cobrar en los próximos diez años, que sepan de dirección de equipos, de metodología, de técnica, de táctica, de estrategia, que sea responsable y de paso que les den alguna indicación en inglés…Yo tenía pensado que al acabar el entreno les preparáramos bocadillo caliente, pero no nos dejan encender el hornillo en el pabellón. Lo siento pero NO. Los clubes hacen lo que pueden y los mejores entrenadores deberían estar ahí pero hay que pagarles. El que crea que lo puede conseguir puede formar su club, está al alcance de cualquiera.

 

Nosotros intentamos, no sé si lo conseguimos, elegir a la gente que nos parece más capacitada dentro del club, marcando unos objetivos a largo plazo. Tratamos de adaptarlos a las distintas etapas. Esto supone reuniones donde planteamos ejercicios que mantengan la tarea principal pero tocando las sub-tareas. Es una exigencia más para los monitores y por eso me quejo, porque abusamos de su tiempo por las ganas y la pasión que tienen por este deporte. Gracias desde aquí.

 

-A nivel personal, da la sensación de que te cuesta, y puede pasar también a los que formáis el A.D. Sala 2012, disfrutar de los éxitos: de debutar en Tercera y hacerlo de esa manera, de conseguir hacer crecer al club por la base, de ser un club querido por mucha gente...

Ya te he dicho en otra pregunta que jamás estoy plenamente satisfecho. No sé si es el pensar de toda la Junta pero cuando hacemos la foto del club con 80 o 90 chavales o llenamos la Casa Andalucía, por momentos me siento orgulloso y creo que mis compañeros también. Sí te diré que en el recorrido he aprendido mucho, y eso me hace sentir bien, lo malo es que cuanto más conozco más veo lo que me falta...

 

-Última entrevista del año y pides un deseo: "Dos o tres buenos fichajes que me permitan poder echaros a todos los abuelos del equipo". Reto conseguido ¿no? ¿Qué esperas este año de tu grupo?

 

Pues no lo he cumplido porque me he cargado a Jacobo y Óscar pero tú has sobrevivido jajaja. Si queremos todos, podemos. Pero querer es querer y además querer a la vez. Es como el Sala, tienes que ocupar el espacio una vez creado pero además lo has de hacer en el momento justo. Si es antes o después ya no sirve de nada porque el rival lo ha visto o tu compañero ya no te la puede dar. Así que siempre lo he dicho, esto es de los jugadores y está en vuestras manos. Yo estoy para ayudar.

 

-Siga pidiendo un deseo más (que parece que se cumplen)

 

Pues a ver, que mi mujer aguante, que Juancho se recupere, que los nuevos se adapten y que me salga un fichaje. ¿Es mucho?? Pues virgencica que me dejen como estaba.

Entrevista a Miguel Escosa (Entrenador 3ª - final de temporada)

Es complicado enfrentarse a alguien tan exigente y crudo consigo mismo porque al periodista pronto se le acaban las preguntas difíciles; por contra, siempre deja titulares. Siempre. Cuando le sacan de un espacio que no es natural para él, una entrevista por ejemplo, se pone a defender, en zona; él, que siempre juega al ataque. En estos casos, piensa y reflexiona cada palabra que dice. El puesto de entrenador ha acabado devorando a una fiera indomable hasta tal punto que ni él mismo se reconoce. Tomar esa distancia le sirve para analizar mejor los fallos, pero también para ver trayectorias, y la de su equipo y sus jugadores lleva una línea ascendente vertiginosa. Ha debutado en Tercera división como entrenador, como su club, una categoría que ganó varias veces vestido de corto. De las dudas iniciales por la inexperiencia de hasta 7 jugadores suyos, ha pasado a querer más. Lo que para todos sería un premio, para Miguel Escosa es sólo la primera piedra sobre la que edificar todo el fútbol sala que le ronda por la cabeza.

 

Fran Echeve: Ha acabado la liga, ¿cómo estás?

 

Miguel Escosa: Mal. Lesionado sin jugar, ¿qué te parece? La víspera del último partido me rompí la clavícula derecha. Fui al partido hasta arriba de Nolotil y un día que era para disfrutar lo pasé fatal y aunque competimos, no pudimos ganar, en fin. Lo cierto es que tenía unas ganas locas de que acabara el año para poder hacer otras cosas los fines de semana y mira....Empecé la pretemporada el 15 de agosto y acabé hace dos semanas y yo soy de los que si estoy, estoy, ¿me explico?

 

-Te hago la misma pregunta que te hice en la entrevista de la primera vuelta y dime si ha cambiado algo, ¿qué tiene tu equipo que tanto te gusta y tanto te desespera?

 

Pues tendría que mirar lo que te contesté pero ahora mismo te diré que lo mejor del grupo es que es fácil de llevar, manejable y relativamente obediente, lo que para mí es signo de inteligencia ya que hace evidente sus ganas de aprender y admitir consejos de gente que ha vivido lo que ellos viven ahora. No obstante hago mía la frase de: "Dejadme escapar de la mentirosa y criminal ilusión de la felicidad¡ Dadme trabajo, cansancio, dolor y entusiasmo". Quiero decir con esto que huyo del happy flower, y en muchas ocasiones me toca discutir con algún jugador o con todos a la vez, pero siento que me soportan, algunas veces me entienden y siempre me respetan.

 

Cuanto más llevo entrenando, más me cuesta hablar de las debilidades de la plantilla en el aspecto deportivo porque sus errores como jugadores son mis fallos como entrenador. Te diré que en ocasiones, muchas,  no leemos bien el juego, no jugamos con intención. Y lo que no soporto es la indolencia. Quiero hambre, garra, ganas...

 

-¿Contento, o te queda dentro algo, alguna duda razonable de con un poco más...?

 

Nunca estoy contento. Puntualmente puede pero a posteriori no. Estoy satisfecho, ha sido un año duro,  bajas largas, por unos u otros motivos, de gente importante. Mala suerte...o buena. Ha habido algún jugador joven que creo que ha dado un salto extraordinario. Para mí, créeme, ha sido lo mejor de la temporada.

 

-¿Te han dicho muchas veces que tu equipo ha sido el que mejor juega?, ¿orgulloso o no te sirve para nada?

 

Muchas no, algunas sí. Sobre todo me lo dicen cuando me ganan. No me sirve Fran, porque a veces no me lo creo y cuando me lo creo siento que falta una tecla con la que no doy, porque lo cierto es que no hemos sido los mejores, hemos sido los cuartos mejores.

 

-¿Es Miguel Escosa mejor entrenador que hace un año?, ¿qué ha aprendido?

 

Seguro. No es que ahora sea buen entrenador, pero mejor sí. Lo que no te mata te hace más fuerte. Cometo muchos errores, pero soy muy, muy autocrítico y eso me permite corregir algunos. Si no me echan, mejoro.

 

-¿Y sus jugadores?

 

Ya he comentado que alguno ha dado un salto enorme, otros un pequeño salto, otros uno para atrás y dos para adelante y alguno ya no está para saltar y juega como lo lleva haciendo toda la vida.

 

-¿Qué ha sido lo que más le ha gustado de esta liga y lo que menos?

 

Me ha gustado la igualdad, que cualquier equipo tenía opciones en un partido. El campeón se ha dejado 28 puntos, nosotros 38, ¡¡qué pasada!!

En cuanto a lo peor te diré que en una liga tan igualada hemos sufrido dos o tres arbitrajes de hacérselo mirar. Al final hemos acabado donde nos corresponde, cuartos, pero hay cosas que no forman parte del error. Sigo pensando, como hace muchos años, que un equipo en Zaragoza, donde en la grada hay veinte personas, tiene en ese aspecto cierta desventaja. Sé que esta idea no es compartida por los equipos de fuera de la capital, pero mi equipo, afincado en un pueblo, sería más fuerte.

 

-Hábleme de los equipos de este año, qué se lleva como lección...

 

¿Lección? La de siempre. Ya me la sabía. Sufro de entrenadoritis. Me explico, antes no había formación y ahora nos pasamos. Mi equipo trabaja un montón de conceptos tácticos, luego vas a un pueblo y coges un tío que juega bien de poste arriba, uno que encara con desparpajo o dos que hacen una pared en banda y salen como rayos y te meten cuatro. Y tú te quedas cortando, apareciendo, estirando, paralela, diagonal, invertida...y no tiras a puerta. Fallo mío. Pero ¿sabes Fran cual es el fallo del jugador  en la capital? Juega dos horas a la semana más los minutos del partido. Poquísimo. En los pueblos es donde queda un rastro de lo que fue el juego en la calle...jugar horas y horas. Nuestro equipo eso lo tiene que meter en el entrenamiento y a todo no se llega.

 

-Siempre utilizas mucho una palabra: ilusionarse, soñar... Tras el debut en la categoría y el sorprendente papel. El año que viene, ¿aspirante al título de liga de Tercera?

Sí, sí. Soñar, querer más. Tener pasión por este deporte. El año que viene hay que mejorar y si no es así fracaso. No pasa nada, he fracasado muchas veces. La vida es así, y debe ser así. Triunfar siempre no tendría sentido, aunque hombre, alguna vez...

 

-Una duda profunda, con la mano en el corazón, qué queda del Miguel jugador y cómo soporta al Escosa entrenador y al revés, ¿cómo conviven ese Jekyll y Mr. Hyde?

 

Me parece increíble porque nunca pensé que no me vería como jugador, pero la vida te acaba haciendo doblar la rodilla y hoy por hoy, cuando alguna vez entro en una rotación en un entrenamiento, me veo ya lejísimos. No me quiero poner trascendental pero a mí dirigir un grupo me ha cambiado como persona. Como jugador además de flojo he sido egoísta y visceral y ahora me doy cuenta de lo difícil que es velar por el conjunto, mantener el autocontrol, no abusar de la testiculina,  saber tratar a cada uno de forma diferente y a todos igual. A veces me gustaría poder volver atrás, actuar de otra forma, porque entiendo mucho mejor a casi todos mis entrenadores. A casi todos.

 

-Hablemos de tu papel de directivo, ¿crear algo como el A.D. Sala 2012 tiene más de satisfacción o de trabajo?

 

De trabajo Fran, de trabajo. Sin ninguna duda. A mí lo que me gusta es el futsal. Las reuniones de junta, con padres, con jugadores, gestiones federativas, reserva de espacios, revisiones médicas, cobro de cuotas, organización de loterías, equipaciones, búsqueda de sponsors, monitores, compra de material, página web, organización de eventos...no me motiva nada, pero entiendo que además de no remunerado es un mal necesario por parte de los cinco amigos que componemos la directiva.

 

-Eso de ser un club creado por jugadores es algo único ¿transgresores o pobres?

 

No éramos jugadores. Ya en Ebrosala éramos amigos que jugaban. Lo de transgresor lo dejo para Jacobo y para ti con los fulares en verano y lo de pobres te doy toda la razón.

 

-Pide un deseo

 

Dos o tres buenos fichajes que me permitan poder echaros a todos los abuelos del equipo Fran

Entrevista a Miguel Escosa - Resumen primera vuelta

    Cuando te pones delante de Miguel Escosa tienes clara una sola cosa, nunca habrá algo más importante que tú en ese momento, te presta toda su atención. Habla claro y directo sabiendo que es la única manera de llegar a la gente. No edulcora las cosas. Sin clichés, ni estereotipos. Habla mientras piensa porque habitualmente lo que dice le está saliendo del corazón.No busca la correción en la palabra sino que le encantaría tener la palabra correcta siempre. Hay veces que no la tiene en ese momento pero ese apunte se queda en su cabeza como un posit, volverá a él al cabo de un rato.

    Por eso, una conversación con él es un flashback constante. Quizás porque se quedó en la decena como niño, en la veintena como jugador y en la treintena como padre, así que para ser entrenador en esta cuarentena, siempre se echa a las espaldas sus años de pantalones zurcidos, su Granja y los títulos como jugador que alguno tiene. Tira de eso porque se dio cuenta que en la escuela de entrenador te enseñan muchas cosas, pero no la de transmitir vivencias, y de eso él tiene para regalar. El que habla sabe que le han llamado de muchos sitios, y más altos, altísimos, pero está donde quiere estar porque cuando da su palabra es como cuando antaño se daba la mano. Eso iba a misa. Hay veces que no sé si le pregunto como amigo, como entrenador o como entrevistado, pero es lo de menos porque lo que realmente valen son sus respuestas:

-Final de la primera vuelta, tome aire y respóndame sin pensar: ¿esperaba estar donde está, más arriba o más abajo?

Sinceramente, y luego con el devenir de los acontecimientos más aún, donde estoy. Creo que con un poquito más habríamos estado arriba arriba toda la manga pero también con poquito menos estaríamos más abajo.

-¿Qué tiene su equipo que tanto le gusta y qué que tanto le desespera?

Me gusta el grupo, de verdad, me gusta, pero hemos coincidido en  espacio pero no en tiempo. Con jugadores de edades parecidas y la misma mentalidad a la hora de afrontar los objetivos habríamos sido mucho más fuertes.

-Bryan para varios meses, Óscar Alcaine toda la temporada, Jacobo la mitad, Rubén, David, Rafa…Sus jugadores están siendo una carnicería, y no precisamente José Luis Trís.

Pues lo cierto es que lo primero que se me viene a la cabeza son las personas. Bryan, un chico excepcional,  ha perdido un año en el que habría adelantado un proceso de adaptación de un portero que para mí tiene un gran potencial. Rubén y  David están empezando y de Óscar y Jacobo me cuesta más hablar. No es fácil para mí expresar ciertas cosas a través del lenguaje escrito y además esto no es una confesión. Te diré que pierdo más que unos jugadores, mucho más, de hecho aún no me he despedido de ninguno y no es por falta de educación...

-En septiembre decía que las heridas de ‘los grandes dinosaurios’ y que 6 jugadores no hayan jugado en la categoría eran factores que iban a pesar, ¿cómo los va toreando?

Te decía antes Fran que sin caer en el buenismo/zapaterismo, este grupo sinceramente me gusta, pero aquí la gente no es fácil de manejar. No se puede tratar igual a un chico de 20, recién llegado, que a un amigo de 35 que lleva 20 años jugando. Y todos tienen su "ego" y su "ismo", incluso yo, que desde mi última temporada como jugador y ya como entrenador he tenido que rebajar a la mínima expresión. El entrenador, al menos yo,  todo lo que hace, mucho o poco,  lo hace por el grupo. El jugador "casi" todo.  Pienso en rendimiento, competición, entrenamiento, sacrificio,  y  siempre lo refiero al colectivo. Cuando ves que un jugador progresa dentro de tu grupo es una satisfacción personal, pero el verdadero éxito, donde realmente veo satisfecho mi "ego-ísmo" es en el éxito del equipo. Y no me estoy refiriendo solo a ganar....

- Hay mucha gente que piensa que el equipo es un cartelón, para ganar la liga con solvencia…

Bufff, me preguntas esto muchas veces Fran.  Forma parte de tu búsqueda de polémica como buen periodista. Tengo un buen equipo, para mí el mejor, y si no lo llevo arriba se confirmará ese "run-run" que tengo en mi cabeza: pa’ esto tampoco valgo. Creo que si fuera verdad, tu pregunta, que no lo es, que hay "pensando mucha gente" (gente y pensar son para mí términos contrapuestos, porque el pensamiento es individual no de las masas), que tenemos un "cartelón", y que ganamos la liga con "solvencia" es lo que debería responder. Cuando te preguntan hay que contestar siempre lo mismo: bien, muy bien. El amigo se alegra, y al enemigo lo hundes....

-¿Qué cosas son las que más le están sorprendiendo de este mitad de liga?

Sobre todo la igualdad, pero la igualdad en errores, en ausencia de  conceptos, en predominio de las defensas sobre los ataques, en la búsqueda de la excesiva verticalidad, en el abuso del 5-4....y al final en el resultado. Ahí está la tabla.

- ¿Está jugando bien su equipo a fútbol sala?

Comparando el resto de la categoría pienso que sí. Quizá entre los mejores, pero eso no garantiza el rendimiento óptimo. Cometemos muchísimos errores "no forzados" con y sin balón y eso nos condena. Intentamos mejorar.

-¿Qué está aprendiendo?

TODO. No exagero, de cada entrenamiento, de  cada partido, en cada charla, de cada reacción ante la adversidad. Veo mi actuación y me digo: Miguel te has equivocado. Lo malo es que me lo digo demasiadas veces, y es que de verdad pienso que siempre seré aprendiz. Y  cuanto más sé, más soy consciente de lo que no sé. Un buen amigo decía: rectificar no es de sabios, de sabios es no equivocarse.

- Le vienen 5 equipos por debajo, ¿la cantera del Sala 2012 empieza a tener pedigrí?

No.  Me tachan de pesimista, de excesivamente negativo, pero es que yo soy del cocido en olla lenta, de que las cosas no van de un día para otro, ni de un año para otro...Te diré: he jugado al Sala durante 25 años, entrenando dos/tres días por semana, más 2/3 partidos cada fin de semana (no exagero). He estado ante miles de situaciones distintas de tipos de competición, en pabellones, al aire libre, en el parque, con árbitro, sin árbitro, con porterías, sin porterías, con y sin equipación, pachangas, maratones, laborales, casas de juventud, liga Delicias, liga de  amigos del fútbol sala...TODO, y me he quedado en rompe zapatillas. Ahora pretendemos que un niño, con 1/2 horas a la semana, que netas quedan en 40 minutos, sin ver un balón en el resto de la misma y jugando 20 minutos el sábado, aprenda en un par de temporadas. Seguro que yo no valía, pero es que tampoco es tan sencillo. De los cinco equipos que nombras, cuatro llevan juntos unos 6 meses. Paciencia...

- De la segunda vuelta, ¿con qué no se conforma?

No me conformo con lo mismo Fran. Yo en general  para vivir necesito ilusión,  soñar con algo, avanzar, cambiar....no bromeo.

-¿Firma entre los tres primeros?

Hace tiempo que miro bastante lo que firmo. Por eso me sorprende cuando los dirigentes del PP firman recibís y luego le dicen al juez que no han cobrado. De momento no...

-Si tuviera que decirles una sola cosa a sus jugadores qué les diría.

SOÑAR

-Alguien que empiece a conocer al Sala 2012 este año, ¿cómo se lo explicaría?

Que somos un grupo de gente a la que le gusta el FÚTBOL SALA, a pesar del panorama. Para mí en concreto representa una pasión. Al menos hasta ahora. Es mucho tiempo y excepto familia (que lo soporta) y trabajo he sacrificado todo, no puede ser casualidad. Y desde ese gusto lo hacemos lo mejor que sabemos, lo mejor que podemos y lo mejor que nos dejan. Siempre se puede dar más, siempre, pero estamos en un nivel aceptable, dadas las circunstancias. He hablado con muchos chicos y siempre les digo lo mismo: aquí se paga por jugar y solo  ofrecemos una cosa,  lo aprendido durante todos estos años. No hay más producto. El que quiera más, puede buscar en otros sitios, hay muchos. 

Entrevista con Pablo Trasobares

El caso de Pablo es un claro ejemplo del síndrome de Tio Gilito del entrevistador. Que se reconoce anciano viendo que sus entrevistados sorprendemente, crecen: primero porque se da cuenta de que lo conoció cuando acababa de salir de juveniles y en segundo lugar, porque el protagonista cuenta anécdotas, algunas de ellas buscando la aprobación del que está preguntando, que no recuerda. La senectud no perdona, ni en el deporte, ni tampoco en el periodismo.

 

De cualquiera de las maneras, Pablo, sigue como siempre, igual de buena gente y con la cabeza igual de amueblada que para los tiempos en los que se mueve el Sala, con tanta estrella, se agradece. La entrevista la hace tan larga como interesante el propio Pablo. Ya no es aquel juvenil con chupete

 

-¿Cómo te va la vida?

Hola Fran. Un placer charlar contigo. La verdad es que bien, en mi último año de la carrera y disfrutando de nuestra pasión, que es el fútbol sala.

-Habéis empezado de una manera fulgurante. Estáis con todos los favoritos, ¿demasiado arriba o no?

Desde el comienzo de la pretemporada hasta ahora, todo el equipo (jugadores, preparadora física y entrenador) hemos mostrado unas ganas y una implicación en el equipo totales, así que si algo puedo decir es que nuestra posición no es fruto de la casualidad. ¿Demasiado arriba o no? El líder actual de la categoría sólo ha perdido un partido y fue contra nosotros, así que está claro que podemos ganar a cualquier equipo. La posición final en la tabla dependerá de si sabemos y podemos mantener este trabajo hasta final de temporada.

-Para alguien que no os haya ido a ver nunca, ¿qué ofrece el Colo?

Ofrecemos intensidad y goles. Tenemos una plantilla equilibrada que permite imponer un ritmo alto a los partidos y, gracias a esto, someter a los rivales a un alto desgaste.

-Ya llevas unos años jugando en 2ªB, ¿has notado cambios? En tu juego, en los diferentes grupos (vasco y catalán), en los jugadores, incluso en la forma de ver el fútbol sala...

He notado mucho cambio en mi juego pero, como hay una pregunta posterior respecto a esto, te lo explico luego. La diferencia entre ambos grupos (catalán y vasco) para mí está clara. En el grupo catalán los equipos tienen más calidad, mientras que en el grupo vasco los equipos tienen mejor físico. 

-¿Qué jugadores te han impresionado más en estos años?

Ha habido muchos jugadores que me han llamado la atención por distintos motivos.

De mi primer año de Ebrosala me quedo con Adolfo. Lo cierto es que, aunque éramos un gran bloque (de ahí que fuéramos campeones), sin Adolfo en la portería no habría sido posible. Recuerdo algunas exhibiciones suyas como en Caspe, en Lérida contra Sícoris.... Impresionante.

Dos jugadores que me han parecido TOP en de esta categoría son Rober de Zierbena y Carlitos San Miguel, con el que he tenido la suerte de jugar dos años. Ambos con un gran manejo de ambas piernas, el primero quizá algo más de calidad y el segundo algo más de gol, pero ambos extraordinarios.

Pero sin duda alguna, el jugador que más me ha impresionado desde que juego a fútbol sala es mi compañero y gran amigo Juan Muniesa. Con su particular, incluso peculiar estilo, hace goles allá donde va y juegue con quien juegue. Un jugador que conoce sus limitaciones y que lucha cada balón desde el primer entrenamiento del año hasta el último partido. Un lujo compartir vestuario con él ya que, además de lo buen jugador que es, es un chaval impresionante.

-¿Y equipos?

Hay dos equipos con los que me quedo:

El primero es el Debabarrena de hace dos años. Un rodillo que perdió su primer partido cuando ya eran virtuales campeones de la liga (les hacía falta un punto y quedaban 12 o 15 por jugar). Lograron su objetivo la semana siguiente ante su afición.

El segundo y que más me gustó fue mi primer Ebrosala. Una mezcla que juntaba a varios de los miembros del Ebrosala de 3ª división que había conseguido el ascenso (Jacobo, Alfonso, Adolfo, Chino, Escosa, Sobe, Ramos, Fran Echeve, tampoco me olvido de Juancho que intentaba superar su lesión de rodilla entrenando con nosotros) con los hermanos San Miguel (Carlitos y Galo), Carlos Alquézar y los tres juveniles que llegábamos nuevos (Burguete, Muniesa y yo). Este bloque consiguió, basándose en un gran ambiente en el vestuario y en el duro trabajo de los entrenamientos, que un equipo recién ascendido saliese campeón. ¿Qué te voy a contar a ti que no sepas....?

-También probaste en el Sala 10. ¿Mucho cambio?

Lo cierto es que sí. Un ritmo mucho más alto al que no supe adaptarme en los tres entrenamientos que estuve con ellos. Una lástima no haber podido ofrecer mi verdadero nivel estando con ellos pero una experiencia más de la que aprender.

-Defíneme a tus rivales esta temporada:

+Debabarrena

Equipo semiprofesional que, para mí, es el principal favorito a ganar la liga.

+Santurtzi

La revelación del grupo hasta ahora debido a su posición en la tabla el año pasado. Está claro que se han reforzado bien.

+Ebrosala

Estará arriba a final de temporada. 

+Zierbana

El equipo con más calidad de la categoría aunque quizá, algo irregulares para un equipo que quiera resultar campeón.

+Pinseque

Igual que Ebrosala, comienzo con algunas dudas pero van sacando los partidos y creciendo. También estarán arriba.

+Quinto

Equipo con el que simpatizo totalmente. He jugado con casi todos ellos en distintas selecciones. Gente joven y con ganas de jugar a fútbol sala. Algo irregulares pero pueden ganar a cualquiera,

-El fútbol sala se encuentra en un proceso de reconstrucción, ¿hacia dónde crees que se dirige?

Pues Fran, la verdad es que no tengo ni idea. Lo cierto es que no hay dinero y son muchos los casos de equipos que suben por tener el dinero que les falta a aquellos que han conseguido la plaza en el campo y que tienen que renunciar a jugar donde deportivamente han demostrado que se merecen estar. Sinceramente, no creo que la situación vaya a mejorar.

-Por ejemplo, hace muchos años, la 2ªB era una categoría semiprofesional.

Lo sé, me han informado de ello y realmente me da envidia y algo de pena no haber podido disfrutarlo de esa manera. He jugado en dos clubes distintos en 2ªB y en ambos he tenido que pagar de alguna manera, ya sea en forma de cornucopias, boletos de lotería, boletos de sorteos o poner la pasta a principios de temporada. Además, la mayoría de los viajes son en coches, con lo que ello implica. Y lo cierto es que lo hago encantado porque disfruto jugando en esta categoría. Pero es algo tan cierto como que hay mucha gente que considera que no merece la pena jugar en estas condiciones, sobre todo aquellos que han vivido otra época (no muy lejana) en la que, como bien dices, la 2ªB era semiprofesional. Mientras dure la ilusión que hoy en día tengo por jugar al máximo nivel posible a este deporte (que lejos de disminuir, sigue aumentando año a año), seguiré aceptando la situación que tenemos. Después... ¿quién sabe? 

-¿Ha cambiado mucho el jugador que salió de juveniles? ¿en qué ha mejorado y qué no?

Ha cambiado mucho y creo que sigue cambiando cada año que pasa. Ha cambiado mucho la manera en que entiendo el juego. En juveniles era un jugador físicamente bueno que, prácticamente, sólo intentaba el regate. Ahora, aunque sigue siendo una de las cosas que más hago y que más me gustan, entiendo que hay muchas otras opciones y creo que soy un jugador mucho más completo. He compartido vestuario con jugadores que han jugado muchos años en esta categoría y en superiores y he tenido varios entrenadores. De cada uno de ellos he tratado de aprender lo máximo posible y creo que todos ellos han marcado de alguna forma mi evolución como jugador.  Si tengo que destacar algo en lo que creo que no he mejorado, elijo la frustración que sigue suponiendo para mí el perder un partido o el tener una mala actuación personal.

En todas las facetas de mi juego tengo mucho que mejorar. Lo cierto es que soy un jugador joven y con muchas ganas de seguir aprendiendo y mejorando y, hoy en día, tengo un entrenador, una preparadora física y, sobre todo, unos compañeros que me permiten hacerlo día a día con ellos.

-¿Qué recuerdas de aquellos años? 

La edad de juvenil es una de las mejores. Tengo mucho aprecio a todos los jugadores con los que compartí esta etapa. Con la gran mayoría sigo teniendo trato y alguno de ellos se ha convertido en amigo mío de los que duran para toda la vida. Además de los compañeros, conoces a mucha gente en la pista. De aquella etapa de mi vida deportiva recuerdo con gran estima a Ernesto, que fue mi entrenador y con el que aún mantengo el trato y con quien sigo juntándome para maratones de las que tanto nos gustan.

-A pesar de lo joven que eres, tienes dos títulos ya de 2ªB, ¿te ves ganando otro?, ¿os veis peleando este año por el título?

¿Por qué no? Si logramos mantener esta actitud en los entrenamientos y en los partidos podemos ganar a todos los equipos. No cabe duda que ganar la liga es algo muy difícil pero por ganas e ilusión de este grupo no será. No me cabe duda de que vamos a intentarlo con todas nuestras fuerzas.

-¿La mejor enseñanza que te han dado en un campo de fútbol sala?

Una de las mayores verdades que he oído y aprendido en el fútbol sala es que se juega como se entrena. Al principio me mostraba algo escéptico al respecto, pero la experiencia me ha demostrado que es una gran verdad.

-¿Y la peor?

Si me tengo que quedar con algo malo te digo que hay gente que para ganar justifica todos los medios. No comparto esta filosofía...

-Desde lejos, ¿cómo ves la Tercera? Ya sabes que este año empezamos el tránsito por allí...

Bueno, no desde tan lejos. Os conozco a vosotros, tengo un buen amigo en el Zafán que me informa de sus partidos y el filial de nuestro equipo también está en la categoría. La sensación que tengo es que se trata de una categoría muy igualada. Particularmente, creo que vosotros daréis de qué hablar...

-¿Qué cosas vas sabiendo del Sala 2012 y qué opinión crees que puede empezar a tener la gente del fútbol sala de él?

De la plantilla del Senior, os conozco a prácticamente todos los jugadores y puedo asegurar que tenéis un buen grupo humano y futbolístico.

Como club, es obvio que estáis haciendo las cosas bien y que vais creciendo. Cada vez tenéis más equipos y la gente comienza a escuchar cada vez más cosas sobre vosotros y a conoceros mejor. Personalmente os deseo lo mejor y ojalá podamos encontrarnos en el campo en la 2ªB. Estaría bien, ¿no?

 

Un placer hablar contigo Fran, mucha suerte en el fútbol y en el resto de las cosas. Quiero despedirme animando a mis compañeros a que sigan como hasta ahora, a ver hasta dónde somos capaces de llegar.... Un saludo

 

Entrevista con Dani Salanueva

Dani Salanueva es el entrenador de Pinseque, el actual campeón de Liga de 2ªB y que por méritos debería estar jugando en 2ªDivisión pero que por dinero han decidido, con buen criterio, no cometer locuras. Además la temporada pasada a Dani le concedieron el título al mejor entrenador de toda la 2ªB. Lleva muchos años en Pinseque, tanto en el grupo catalán como en el vasco-navarro y siempre con su equipo blanquiazul en la parte noble de la tabla. Han llegado a lograr gestas como la de derrotar al Sala 10 en la Copa Aragón o pasar rondas de Copa del Rey ante equipos profesionalizados de categorías superiores. Ademá, si algo se les puede decir a sus equipos es que da gusto verles jugar. 

 

-¿Cómo ves este año la temporada en 2ªB?

Bueno pues más o menos como el año pasado en este grupo, con una igualdad brutal. Cualquiera puede ganar a cualquiera. 

 

-Entre la igualdad y la calidad que hay este año: Zierbana, Santurtzi, Debabarrena, Ebrosala, vosotros, más los que se quieran sumar a la fiesta...No se recordaba una liga así desde hacía años ¿no?

Yo añadiría a San Juan y al Colo. La verdad que igual con tantos aspirantes  no, pero eso la hace mucho más atractiva.

 

-Si sales fuera de Aragón, cuando dices el nombre de Pinseque, todo el mundo habla de una determinada forma de jugar. De hacer buen fútbol sala, independientemente del resultado. ¿Eso te llega?

La verdad es que si que nos llega y nos llena de orgullo, y eso nos hace seguir trabajando con más ganas si cabe, sobre todo con la base, que creo que es fundamental para que esto sea así.

 

-Analízanos en dos o tres líneas estos conjuntos:

Zierbana: Equipazo con jugadores buenísimos capitaneados por el mejor jugador del grupo junto con Carlos Sanmiguel, Robert.

Debabarrena: Es el equipo más profesional de todos ya que todos los jugadores cobran. Fichan gente de fuera y entrenan 4 y 5 días a la semana con lo cual tienen un plus con los demás.

Ebrosala: Puedo decir lo mismo que de Zierbana, la clave va a ser lo serio que se lo tomen sus jugadores referencia sobre todo entre semana. Tienen al jugador más completo de todos, Carlos.

Santurtzi: Buen entrenador, bien trabajados y con mucha ilusión. Pueden ser la sorpresa.

Colo Colo: Si se dan cuenta lo buenos que son estarán arriba.

Quinto: Buen equipo, muy competitivo pero deberán mejorar fuera de casa para estar arriba.

 

-Tras las últimas temporadas, con la consecución del título de liga, el campanazo en la Copa Aragón...Has conseguido hacer de Pinseque el segundo club de Aragón. ¿Vértigo?

No para nada, el único problema y no pequeño es volver a motivarnos después de no jugar en segunda después del ascenso.

 

-Te dieron el título al mejor entrenador el año pasado de 2ªB. ¿Te das cuenta de que puedes empezar a ser referente?, ¿hay más gente que te pide opinión?

Para nada eso es una anécdota, que sin los jugadores tan buenos que tenía no lo hubiese conseguido.

 

-Tiene que ser una satisfacción también, que a muchos jugadores se los quieran llevar, y de hecho se los lleven, hasta equipos de Div. Honor como el caso de Unai.

Se lo merecen ahora solo falta que los pongan para que puedan demostrar lo que valen.

 

-Decía Paulo Roberto hace no mucho que el fútbol sala cada vez le aburría más, que todo era mecanizado, estrategia y defensa. ¿Lo sientes así?

Un poco sí, se les está quitando a los jugadores talentosos la iniciativa y que puedan soltarse y demostrar su talento individual. Se prima más lo táctico, el orden y la defensa que la clase individual con lo cual perjudica al espectáculo.

 

-¿Cómo ves la Tercera división este año?

Por lo poco que he visto, me ha sorprendido lo bien trabajados que están los equipos.

 

-¿Qué empiezas a saber del Sala 2012?

Pues todo lo que me cuenta mi amigo Escosa, gente veterana con ganas de seguir dando guerra e impartiendo conocimientos a los más jóvenes.

 

eNTREVISTA CON ÓSCAR ALCAINE

 Si alguien no conoce a Óscar Alcaine es que lleva muy poco tiempo en el fútbol sala. Jugó en primera línea en Pinseque o en La Muela (2ª división), se enfrentó a muchos de los mejores jugadores que ha habido en este deporte. Desde hace unos años, ha dado un paso atrás en Tercera, ya se sabe: la mujer y desde hace unos poquitos meses, el niño. El Óscar padre que nos encontramos no dista mucho del de toda la vida. Le sigue gustando mucho. Demasiado. Antes de empezar nos hace una confesión "mi mujer me conoció jugando a esto, y hasta que pueda...". El otro día no pudo jugar por encontrarse renqueante.

 

     -Le ha costado al club, pero tras una oferta irrechazable, al final has aterrizado en el Sala 2012

La verdad es que la oferta fue muy buena y pensando en el futuro de mi familia no la pude rechazar, económicamente estamos ya cubiertos para toda la vida. 

- El otro día decías que estabas más nervioso fuera que en la pista

 Es normal que en el primer partido se esté nervioso, el equipo es nuevo en la categoría y aunque tiene jugadores veteranos los inicios siempre son complicados, pero en el partido supo sobreponerse y sacarlo adelante. Hay mucha calidad en este equipo y está muy bien trabajado

-¿Cómo ves al equipo en este aterrizaje?

El equipo está todavía un poco verde pero bueno, con trabajo y esfuerzo creo que irá mejorando. Hay muy buena plantilla.

- El año que pasado ya jugaste en Tercera, ¿qué cosas pueden afectarle al equipo y qué cosas tiene como ventaja frente al resto?

Las desventajas que puede tener el equipo son la juventud e inexperiencia de muchos jugadores en esta categoría pero que con el paso del tiempo eso se pulirá, y las ventajas como ya te he dicho es que el equipo aparte de calidad está muy bien trabajado y eso es una ventaja.

-¿Qué es lo que más te ha sorprendido del club y lo que ya te esperabas?

Del club me ha sorprendido que aunque tiene muy pocos años de vida está muy bien estructurado, que la gente que lo dirige hace una gran labor porque aparte de dirigirlo son jugadores del tercera división con lo que conlleva mucho desgaste.  Me esperaba lo que veo diariamente, trabajo, seriedad y sobre todo el buen rollo que hay entre todos nosotros.

-De cara al papel en la categoría hay gente que piensa que el equipo debe estar arriba por los veteranos que os habéis juntado, otros que creen que no tenéis metas, otros como el propio club que creen que se trata de salvaros…¿cómo lo ves tú?

La categoría es complicada, hay mucha igualdad entre todos los equipos exceptuando Andorra, Cadrete, Exea y Gelsa que yo creo que van a estar arriba. Los demás vamos a luchar y van a ser los partidos muy igualados, nuestro equipo creo que puede hacer una buena temporada pero lo primero, está claro, es salvarse.

 

-Con todos los que hablamos (entrenador, capitán…) nos dicen que podrán pasar muchas cosas pero que el estilo es innegociable.

La verdad que este equipo tiene un estilo muy marcado, a mí personalmente no me disgusta porque se intenta dar muy buen trato al balón. Yo he jugado en muchos equipos, sí he visto a muchos entrenadores, pero la verdad es que el mister hace un gran trabajo en este equipo y yo creo que dará sus frutos. A lo mejor el juego para según quien no es muy vistoso pero cada equipo tiene su forma de jugar y yo creo que con ésta, nosotros estaremos en buena posición en la tabla.

 

- Tú has vivido muchos estilos de fútbol sala, ha habido años que los partidos resultaban aburridos, ¿porqué?

En esto del fútbol sala cada uno tiene su estilo propio. Vas a los pueblos y los equipos corren más, son más físicos; aquí en Zaragoza hay equipos que intentan jugar de otra manera, otros no. Cada equipo tiene su estilo, aburrido yo creo que no, porque el que va a ver a su equipo sabe perfectamente a lo que va.

-Cuando a la gente le dices que has fichado por el Sala 2012; ¿qué te dicen?

La verdad que siempre que me he ido a un club a jugar no me he guiado mucho por lo que me diga la gente. Cuando voy es porque a mí me apetece y creo que voy a estar a gusto allí.

-¿Qué opinión crees que empieza a tener la gente de este club en el sala aragonés?

Creo que el club es muy joven todavía pero la gente ya les dices donde juegas y saben el equipo que es y muchos entrenadores de otros clubs ya se empiezan a fijar en nuestros jugadores. Eso es porque se están haciendo las cosas bien. Este club va a dar mucho que hablar.

-Un deseo para esta temporada

Deseo que el año transcurra sin lesiones para mis compañeros y que estemos lo más arriba posible y sobre todo que no haya problemas en el vestuario que eso es lo que muchas veces hace que un equipo vaya bien o mal.

 Un saludo para todos

Entrevista con Miguel Escosa

-Primera temporada en Tercera de un club que tan solo tiene 2 años de vida ¿más contento o más nervioso?

 Siempre contento. Al final es un juego, un reto, una meta, y en ocasiones las dificultades son las huellas que nos deja el futuro para saber que vamos por el camino correcto. No va a ser fácil, pero si lo fuera nos estaríamos equivocando


-¿Cómo ve a su plantilla?
De puertas para afuera mi plantilla es la mejor, como mis hijos. Cuando la cierro y me quedo a solas con ellos las cosas son distintas. Tenemos seis jugadores que nunca han jugado en la categoría. Con los veteranos vamos a tener que estar muy al tanto porque están en la clasificación de "grandes dinosaurios" y las heridas de guerra empiezan a pasar factura en forma de lesiones crónicas que no les permiten tener la continuidad necesaria. Todos estos detalles van a pesar.

-El resto de la categoría, ¿qué es a lo que más le teme?
 El mundo del sala actual, unido a la coyuntura económica que nos ha tocado vivir, propicia que tener un equipo en estas categorías sea un auténtico milagro. De un grupo de unos 16 equipos, hay cuatro de Zaragoza capital. El ambiente que se respira en un pequeño pueblo donde la actividad deportiva del sábado tarde congrega a la práctica totalidad de la población,  hace que el factor cancha sea determinante. Es una opinión que no comparten los rivales que vienen de fuera, pero no puedo cambiar mi experiencia de 25 años: un pabellón en Zaragoza en invierno es lo más parecido a un velatorio de pingüinos y en verano no abren....

-¿Qué se va a ver del Sala 2012 en los campos de fútbol sala para aquellos que no sepan nada del club?
Intentar jugar al fútbol sala, de verdad, no lo digo con la boca pequeña. Creo que  aquella familia que un día fue el Ebrosala que nos tocó vivir,  parió un estilo, una forma de entender el juego...no quiero parecer un pretencioso porque ni mucho menos fue obra mía, pero nuestro estilo es irrenunciable, a pesar de peder partidos a tutiplén....
-Este año son 6 equipos ya en el club ¿cómo va creciendo la familia?
 Demasiado rápido. Supongo que si alguien que sabe de ésto, lee la entrevista lo entenderá rápido: tramitación de fichas, reconocimientos médicos, gestión de las cuotas, sponsors, reserva de espacios, compra de material, presentaciones de padres, loterías....A pesar de todo hemos hecho lo más difícil...EMPEZAR, y tengo que decir que me he sorprendido de ésta nuestra junta, se está currando bien.

-¿El objetivo es la permanencia o lo dice con la boca pequeña?
Es que mi objetivo no es la permanencia. El presupuesto si todo sale bien está cubierto. Eso es lo más importante. Lo segundo más importante es que cuando acabe el año, el ambiente del vestuario sea lo bastante bueno como para poder continuar el año que viene en cualquier otra categoría. La tercera división no le importa un huevo a nadie: federación, sponsor, ayuntamiento...a nadie. Algún día intentaré explicarlo. Lo que me gustaría cuando acabe el año es que la gente del entorno del club vea que es un lugar donde se respira ambiente de fútbol sala junto con principios de convivencia compatibles con la buena educación y desarrollo de los chicos. Si eso pasa vendrá más gente, y eso si que importa...al club.

-Un deseo para esta temporada
Que siga teniendo ilusión cuando acabe...

Entrevista con... Jorge Peñaranda

Jorge, junto con la plantilla del año pasado.

Empezó jugando a fútbol sala, como se hacía siempre antes, en el patio del colegio. En aquel pabellón pequeño como una caja de cerillas y que se apodó durante muchos años, La Bombonera, en Montearagón. Ganó Campeonatos de España y cuando salió de Zaragoza para estudiar en Pamplona, llegó a División de Plata con un equipo amateur, el de la propia universidad. Para entonces Jorge Peñaranda era un nombre bastante conocido en el fútbol sala. Volvió a su tierra y jugó en La Muela o Pinseque. Tras una lesión de rodilla, empezó a entrenar a juveniles. Se hizo cargo de los del Sala 10, luego del equipo B y llegó una llamada. Santi Herrero decidía dar un paso atrás y Jorge Sampedro y él cogerían al primer equipo. Años más tarde, cuando uno vuelve a hablar con él, la sensación es la de volver a encontrarse con aquel Jorge del colegio: amable, educado, nada egocéntrico y con la misma cara redonda de entonces. Algo sí ha cambiado, un punto de pasión que le sale a borbotones aunque intente disimularlo.

-Se inicia otro curso más este viernes contra Jaén, ¿la ilusión este año por dónde llega?

 

Principalmente por mejorar lo realizado hasta ahora, tratar de afianzarnos en la categoría y poco a poco ir sacando gente de la cantera que la verdad sea dicha, falta hace. 

 

-Desde fuera da la sensación que los nombres y los fichajes son muy potentes, ¿qué os van a dar?

 

La verdad es que sí, principalmente dos, Nano Modrego y Caio Alves. Dos jugadores con experiencia en la categoría que nos aportan veteranía y seguro que nos tienen que dar también calidad individual y goles. También es verdad que este año hemos incorporado a gente joven y estamos muy contentos puesto que están empujando muy fuerte.

 

-¿El club ha dicho que el primer objetivo es la permanencia, pero os veis para algo más? 

 

Todavía es muy pronto para decirlo, es verdad que hay unas expectativas más altas que el año pasado, pero también es verdad que el resto de equipos también se han reforzado mucho y muy bien y que los dos equipos recién ascendidos tienen unas plantillas muy completas. Creo que nos estaríamos equivocando si empezamos a pensar en algo más que en la salvación....

 

-Por el juego que practicáis, Sala 10 es de los pocos equipos que procura defender en zona todavía en la máxima categoría y no las defensas casi individuales que tanto vemos desde hace años por parte de muchos entrenadores, ¿porqué?

 

Es una filosofía de club en la cual creemos ciegamente, y hasta hoy no nos ha ido mal del todo. Es verdad que la defensa de la mayoría de nuestros rivales es en individual, pero también es verdad que nuestra defensa incomoda mucho a los rivales, ya que están acostumbrados a atacar defensas individuales.

 

-Lo que ha cambiado el fútbol sala, ahora todo el mundo, menos los grandes, tirando de gente joven. Hace años el dinero iba para las cuentas corrientes de los jugadores brasileños...

 

Así es, lamentablemente en casi todos los aspectos de la vida el dinero prima sobre todas las cosas...

Actualmente en nuestro deporte, el dinero es muchísimo menor que hace unos años, esto ha obligado a la mayoría de los clubs (excepto los grandes) a reinventarnos y a tratar de maximizar los presupuestos tan ajustados que tenemos. Muchos de nosotros tenemos que compaginar trabajo/estudios  y deporte, pero creo que también esta sirviendo para darnos cuenta de que también tenemos chicos cerca de casa con muchas ganas e ilusión y preparados para jugar en la élite.

 

-Hay quien piensa que estos años al fútbol sala le van a venir bien porque no volverán a ocurrir cosas como la del Polaris World Cartagena

 

Eso es lo que todos esperamos, porque la verdad, esas cosas que pasaron hace no muchos años perjudican al deporte en general y al nuestro en particular. Creo que debería existir más control sobre los presupuestos de los equipos, no dejándonos gastar más de lo que realmente generamos, ya que sino ocurren cosas como jugadores sin cobrar, desaparición de equipos, etc... que no benefician en nada a la imagen de nuestro deporte.

 

-¿Quién crees que puede ser la revelación de la liga?

 

Espero que seamos nosotros, pero si me preguntas por otro equipo te diría que tanto Aspil Ribera Navarra, Palma Futsal (con grandísimos fichajes) y Uruguay Tenerife tienen muchas papeletas para hacer un campeonato excelente.

 

-La parte de arriba está entretenida, Inter, Barça y El Pozo que año a año sigue haciendo milagros

 

Sí, al final la parte alta de la clasificación es cosa de tres equipos como muy bien dices. Creo que este año va a estar entre el intocable Barça y su poderío económico y la gran labor que viene realizando Duda al frente del Pozo Murcia.

 

-Como entrenador, ha habido mucho juicio moral y paralelo del periodismo y de la gente, ¿tú cómo ves lo que pasó con Duda en la final de la Copa del año pasado? 

 

Sinceramente creo que son cosas que no se pueden permitir. Es verdad que en el banquillo estamos a 200 pulsaciones, pero también es cierto que tenemos que ser y dar ejemplo a la gente que viene a los campos o que nos ve por la televisión. Muchas veces nos preguntamos que hubiera sido de nosotros si lo que hizo Duda en la final de Copa lo hacemos nosotros. De todas formas, es un tema pasado del que todos esperamos que no se vuelva a repetir.

 

-En este tiempo que lleváis entrenando Jorge Sampedro, ¿qué día os lleváis a la cama como recuerdo de haber preparado un partido perfecto tácticamente para vuestros chavales?¿de cuál tenéis el peor recuerdo? De decir este o aquel entrenador nos han vacunado.


Para mí, sin duda, el mejor recuerdo fue el partido ganado a Burela en casa el año pasado. Veníamos de hacerlo bien pero no habíamos conseguido puntuar en los anteriores encuentros. Fue un partido redondo, en casa ante mucha gente y jugando un gran fútbol sala. Desde ese día empezamos a creer realmente que la salvación tenía que llegar.  El peor recuerdo también fue el del partido con Ribera Navarra en casa que con puntuar nos hubiera dado la salvación matemática, fuimos ganando todo el partido por más de dos goles, incluso fallamos un penalty a falta de 4 minutos con el marcador a favor nuestro y en 3 minutos se nos fue al traste todo.....esperemos que no nos vuelva a suceder. 

 

Para mí, el mejor entrenador de la categoría es Duda del Pozo Murcia.

 

-Percibes que desde fuera la gente pensamos que lo estáis haciendo extraordinariamente bien, que suena a hazaña...

 

Es cierto que muchísima gente se alegra de que nos vayan las cosas bien, de que hayamos aportado nuestro trabajo para ayudar al equipo a salvarse, pero esto es y ha sido labor de toda la gente que nos rodea, desde los propios jugadores hasta médicos, fisios, preparadores físicos, utillero, sin ellos habría sido imposible.

Sinceramente no creo que sea ninguna hazaña, sino la consecuencia del trabajo diario, el esfuerzo, sacrificio, disciplina todo ello mezclado con el saber hacer de Jorge Sampedro. Creo que él ha sido la clave de todo esto.

 

-Un deseo para este año

 

No pasar tantos apuros como el año pasado, jugar un buen fútbol sala y que la gente que venga al campo disfrute y nos apoye como lo hizo la temporada pasada.

 

 

Gracias por todo vuestro apoyo y un fuerte abrazo¡¡¡¡¡

 

Ciclo de entrevistas: formación

Juan Molina

  - ¿Qué tal te tratan en Tudela?

 Muy bien en todos los aspectos, tanto deportivos en el club, como personales con los aficionados. La verdad es que me he acoplado a la perfección a la vida de aquí. 

 

- Dicen que eres 'capitán con mando en plaza', vamos el capo... 

Con el paso de las temporadas aquí (esta es la tercera) he ido cogiendo experiencia y soy uno de los más veteranos de la plantilla. Los compañeros confían  en mí y soy uno de los capitanes pero mandar no mando mucho (jaja)

  

- Después de bastantes equipos, desde fuera, da la sensación que en el Ribera es donde te sientes más cómodo de toda tu carrera, ¿porqué?

 

Creo que se han juntado muchos aspectos por los cuales me encuentro muy bien aquí: lo primero por mi edad y el momento de madurez deportiva en el que han coincidido, también la ciudad y cómo me ha recibido la gente; y la cercanía con Zaragoza han ayudado a que me encuentre muy a gusto desde el principio. Es mi segunda casa 

- Además estás al lado de la tuya...

 

Sí, eso ayuda mucho, después de tantos años tan lejos de la familia y amigos, fue una de las razones que me hicieron venir a Tudela además del proyecto deportivo.

 

- Confesaremos que se te echa de menos en Zaragoza. No se entiende que no hayas triunfado aquí.

 

Bueno, es una de las espinitas clavadas triunfar en mi ciudad. No negare que me gustaría pero ahora no me lo planteo, estoy muy a gusto en Tudela.  En la época que yo empezaba, la cantera no estaba muy valorada en Zaragoza aunque había grandes jugadores, se dejaron escapar. Yo creo que ahora las cosas serian más fáciles si se hubiera confiado en nosotros.

 

- ¿Vuelves mucho?

 

Todas las semanas entre semana algún día y los fines de semana también. Es una maravilla estar tan cerca 

 

- Empezaste tan joven en primera división que se puede decir que eres un vetereano. ¿Cómo ha ido cambiando este deporte?

 

Esta ya es mi décima temporada en división de honor este deporte ha cambiado mucho he vivido muchos cambios en las normas y en la manera de jugar. En los últimos años la cantera está teniendo más protagonismo antes había más extranjeros pero esto es una consecuencia de la crisis económica y no debería de ser así la cantera debe ser la base de cada club.

 

- De cuando jugabas en juveniles hasta ahora, ¿qué queda de aquel Juan Molina y qué se ha ido yendo?

 

Queda la misma ilusión y el amor por este deporte. Me gusta entrenar cada día incluso más que cuando empezaba, y lo que se ha perdido quizás el fiarme de todo el mundo y un poco la timidez que tenía al principio.    

 

- Para muchos paisanos tuyos y ex-compañeros, verte jugando en división de honor, significa un orgullo personal.

 

Para mí es un orgullo haber compartido vestuario y equipo con todos ellos, nunca me olvido de mis orígenes y de donde vengo. Creo que es muy importante. 

 

- Hace poco se acordaba de tí en una entrevista Chus San Miguel, ¿cómo recuerdas aquellos años?

 

Fueron de mis mejores años deportivos que recuerdo y muy importantes para mí ya que fueron mis años de formación. El grupo que teníamos cuando fuimos Campeones de España fue perfecto tanto dentro como fuera de la pista. Un lujo formar parte de aquel equipo y de estar con Chus que tanto nos enseñó a todos.   

 

- ¿Por qué se ha quedado tanta gente en el camino en Aragón?

 

Por varios motivos, como ya dije, en esa época no se confiaba en la cantera y otros muchos decidieron centrarse en sus estudios. Todo influyó pero es una pena que se perdiera tanto talento y jugadores.   

 

- Todos los que os habéis ido fuera como Nano o tú, habéis triunfado.

 

En Aragón siempre ha habido grandes jugadores, muchos de nosotros hemos tenido que salir para demostrarlo, ojalá los que vengan detrás no tengan que salir de casa.

 

- Pasando a la portería, ¿cuáles son tus referentes?

 

Para cualquier portero en España su referente es Luis Amado pero en mi formación me encantaba Toni, portero de Lobelle de Santiago en aquella época, y de un portero del que aprendí mucho fue de Juanjo Silva.

 

- ¿Qué crees que te queda por mejorar aún como portero?

 

Siempre quedan por mejorar muchos aspectos. No dejo de aprender cada día, en el aspecto que pongo más interés es en el juego con el pie, espero seguir mejorando.  

 

- Dice mucha gente que estás entre los 5 o 6 mejores porteros de la Liga

 

Para mí es un orgullo que la gente piense eso, el nivel de porteros en España es enorme,  el mejor del mundo. Por lo tanto que alguien piense eso para mí es un orgullo.

 

- Si tuvieras que hacer un quinteto para Ribera, ¿cuál cogerías de toda la liga? Y no vale decirme a compañeros actuales.

 

Juanjo en la portería, Lozano, Ricardinho, Miguelín y Batería aunque me dejo a muchos jugadores y porteros: Fernandao, Adri, Kike, Rafa, Jesús Herrero...es difícil. 

 

- La polémica de Duda en la final de la Copa de España en Logroño trajo mucha polémica, ¿qué opinas?

 

Creo que no es una buena imagen para la Liga ante tantas personas que vieron ese partido, pero bueno, son cosas que pasan y que hay que intentar que evitar.

 

- Lo de la barba...¿hasta cuándo?

 

Empezó como una tontería y la verdad que la gente cuando ve a Molina piensa en la barba, tiene fecha de caducidad pero no sé cuándo. Algo se me ocurrirá.

 

- Mándanos un mensaje

Gracias por acordaros de mí, es una alegría recordar tantos partidos y momentos con vosotros. Os seguiré y ojalá volvamos a coincidir jugando.

Un abrazo

Nano, en su primera etapa en Zaragoza

 

1.- Nano ¿qué recuerdos guardas de la etapa en la que todavía no eras profesional?

 

La recuerdo de una manera genial. Incluso mis comienzos en mi trayectoria profesional también son parecidos ya que siempre disfrutaba muchísimo. Sobre todo recuerdo mi etapa en el colegio, con mis amigos de siempre, cuando el resultado daba totalmente igual y lo que esperabas levantarte el sábado por la mañana era que no lloviera para que no se suspendiera el partido...


2.-¿Pensabas poder vivir del fútbol sala?

 

En absoluto. Siempre de pequeño tienes la ilusión de ser futbolista pero nunca me imaginé que pudiera llegar hasta donde he llegado. La verdad es que echas la vista para atrás y ¡se me pone una sonrisa en la cara sólo de pensarlo!


3.- Siendo de Zaragoza, tu etapa en Segovia fue clave en tu trayectoria, ¿cómo la recuerdas?

 

¡Mis tres años en Segovia fueron increíbles! Sin duda ha sido el sitio donde más he crecido como jugador y como persona. Fichar por Caja Segovia fue un salto de calidad muy grande en mi carrera y siempre me sentiré muy orgulloso y un privilegiado por haber defendido esa camiseta durante esos tres años.


4.- Eres un jugador que claramente ha ido creciendo con el paso de las años, ¿cuál crees que es el secreto?

 

El secreto sin duda alguna es el trabajo día a día. Soy una persona demasiado perfeccionista, hasta el punto de que a veces puedo ser hasta pesado. Creo que en la constancia y en el trabajo diario está el éxito, el seguir entrenando duro aunque las cosas no vayan como uno quisiera, el nunca bajar los brazos y sobre todo el aprender de todos y cada uno de mis compañeros. Tanto de las cosas buenas como de las malas, tanto del más veterano como del juvenil, siempre hay que fijarse y aprender de lo que ves.


5.- Y de repente fichas por el equipo con más solera del fútbol sala mundial. ¿Cuéntanos qué significa estar en el Inter?


Pues cumplir un sueño en todos los aspectos. El poder vestir esta camiseta está al alcance de pocos y haberlo conseguido es algo que valoro muchísimo. Quién me iba a decir a mi cuando empecé en esto que iba a jugar en Inter y a ganar una Copa de España...

Nano, con la camiseta del Caja Segovia

6.- Tengo entendido que quieres ser entrenador, ¿por qué?

 

Si, a día de hoy tengo el Segundo Nivel de entrenador y me gustaría obtener el Tercer Nivel no muy tarde. Siempre me ha gustado entrenar. Y entrenar tanto de manera formativa en la base como a nivel de competición. En ambos aspectos hay un aspecto didáctico y pedagógico importante y creo que es una profesión enriquecedora. Sé que no es sencillo ser entrenador en alta competición pero me encantaría saber si estoy capacitado para ello.


7.- ¿Qué crees que se requiere para ser un buen míster?. En tu opinión, ¿cuánta importancia tiene la formación para ello?.

 

La formación creo que es básica para poder tener una base como entrenador. Creo que hoy en día hay muchos factores que hay que dominar para poder ser un buen entrenador. El factor psicológico, motivacional, pedagógico, grupal... También considero que para la alta competición necesitas tener a tu lado más especialistas que tengan una filosofía muy similar a la tuya y que te puedan ayudar y apoyar.


8.- ¿Animarías a la gente a que se formara para ser Técnico Deportivo en Fútbol Sala con independencia de la categoría en la que quieran entrenar?

 

Sí, porque aunque no quieran entrenar al más alto nivel, en los cursos se imparten asignaturas interesantísimas que son muy válidas para cualquier tipo de categoría. Aparte de eso, en estos cursos compartes muchísimas opiniones, ideas, filosofías con otros alumnos y gente del fútbol sala. Y tienes la seguridad de que los profesores que imparten las asignaturas son gente vinculada a nuestro deporte y que van a hacer lo posible por mejorarlo.


9.- Para concluir, un deseo para el futuro del fútbol sala en general, y el aragonés en particular.

 

Me gustaría que en el fútbol sala aragonés empezara a haber entrenadores formados en la base sobre todo, porque esa es la única manera de conseguir jugadores en el futuro que tengan los valores y los conocimientos necesarios para poder llegar algún día a Primera División.

Dani Salanueva, celebra el título de campeón de Copa de Aragón


1.- Dani, tú eres un entrenador afianzado en la Segunda División B, ¿cómo ves la categoría en estos tiempos de crisis?

 
Pues la verdad este año me ha sorprendido el nivel de este grupo, con varios equipos muy competitivos y muy bien trabajados y con muchos equipos capaces de dar sorpresas.


2.-¿Resucitará el Fútbol Sala alguna vez o pasará a ser un deporte amateur para siempre?


Por lo menos unos años vamos a seguir así. Por desgracia, porque si los jugadores no cobran entrenan menos,  por lo tanto menos preparados y menos competitivos.

3.- Dicen que el nivel ha bajado.  ¿Quién tiene más nivel, los entrenadores o los jugadores actualmente?. ¿Cómo ves la categoría respecto a otras temporadas?

Ya te digo que al desaparecer varios equipos del norte los jugadores buenos han reforzado a otros equipos de la zona y veo mejor nivel en general que el año pasado, eso sí, este año el Debabarrena ya no es tan profesional como la temporada pasada y ya no hay tanta distancia entre el primero y los de atrás. Vamos, que la liga está más igualada. Y sobre quién tiene más nivel, posiblemente los entrenadores porque hay jugadores que han ido a categorías superiores por falta de recursos arriba y los entrenadores somos muchos para tan poco pastel.

4.-¿Qué se necesita para ser un buen míster?. ¿Crees que la formación es importante o vivimos en un país donde prima tener un título?


Es una buena pregunta.. Yo creo que la formación es muy importante pero desgraciadamente en la mayoría de cursos no se aprende nada y a la gente solo le importa el dinero que se recauda de esos cursos. Me refiero a organizadores, sobre todo federaciones, por eso es tan importante lo del CENEIFS. Muchas veces se aprende más en ponencias y en cursos privados que en los oficiales que se dan títulos. Y para ser un buen entrenador ya me gustaría saberlo a mí .Pero te voy a dar mi humilde opinión, conocimientos tácticos, saber llevar un vestuario y dirigir partidos. Para estas dos cosas últimas la experiencia es fundamental.


5.-¿En quién te fijas habitualmente como entrenador? Tus referentes...


Intento fijarme en todos cuando los televisan, pero por congresos  que he estado me gusta mucho Imanol Arregui.


6.- Tú has sido alumno del CENEIFS, ¿crees que la formación de los entrenadores que trabajan con equipos de base puede ayudar a mejorar nuestro deporte?

 

Debería  ser fundamental que entrenadores con nivel entrenasen en base para mejorar este deporte. Yo te puedo decir que en mi club esto se hace y es muy importante, porque los jugadores llegan muy formados arriba.

7.-Actualmente tu equipo lidera el G-II de 2ª B, ¿hacia dónde camina Pinseque?. ¿Volveremos a ver Segunda División (masculina) en Aragón?

Ojalá pero lo veo casi imposible por el tema económico. Deportivamente podemos aspirar, pero no se si va a ser posible. Incluso te puedo decir que los jugadores jugarían gratis y ni aun así.

8.- ¿Animarías a la gente del fútbol sala a que se formará como técnico deportivo?. A nivel personal, ¿qué te aportó a tí tu época de entrenador en formación?.


Por supuesto pero siempre eligiendo donde puedas aprender. No solo por el título. Lo que me supuso a mí fue, sobre todo, intercambio de información y de ideas.

9.- Para concluir, un deseo para el futuro del fútbol sala en general, y el aragonés en particular.


Que se le de la importancia en los medios de comunicación que se merece este deporte porque eso es fundamental para crecer. Y en Aragón, más clubs con estructuras buenas para formar jugadores además de que haya mucha competencia, que así es como se crece.

 

Un saludo y gracias

 

 

Chus San Miguel, junto a Juan Molina (Portero de Ríos Renovables)

1.- Decir Chus San Miguel es decir fútbol sala. Sin embargo hace mucho que no te vemos por los banquillos, ¿no lo echas de menos?¿no tienes la sensación de que tienes mucho que aportar todavía como entrenador?


Al principio lo echaba muchísimo de menos.30 años jugando y 10 entrenando, dejé el fútbol por el sala, ten en cuenta que en Zaragoza  fuimos los primeros en apostar por el sala en 1976. Vamos que igual salimos en el NO-DO. Me apasionaba este deporte. En fin, con mi mujer  Vito, mi hija Paula, música clásica y leer mucho lo fui superando. Incluso descubrimos que había cine entre semana. Veo los partidos de fútbol sala en tv y me digo: aún aportaría mis ideas pero cuando acaba el partido pienso ‘pero si con los años que tengo ya no me acuerdo de mis ideas’ jajaja


2. Primero fuiste jugador destacado, de los pioneros en este deporte en nuestra Comunidad Autónoma, ¿qué te supuso pasar del campo al banquillo?, ¿qué aprendiste?. ¿Cómo era aquel fútbol sala?


Yo no quería entrenar, siempre había pensado jugar toda mi vida, sin ambiciones. ¿Un año y un kilo más? pues una categoría menos, pero mi cadera dijo basta y pasar a entrenar a juveniles, y encima a la Selección Aragonesa era un bombón. Estaban unos juveniles de mucha calidad, el primer año terceros de España y a los dos años, pasé a ser el segundo con Chavi Ladaga en División de Honor y lo que más me gustaba, entrenar al filial. Después se encargó Michel Cantín de la selección y fueron Campeones de España.  Y nosotros con el juvenil también Campeones de España. No sé mucho de los juveniles ahora pero tardará en verse a Zaragoza campeona de España de clubes y de selecciones a la vez.


Respecto a lo que aprendí aquellos años, lo mejor fue casi más en lo humano que en lo deportivo. En lo deportivo ya puedes ser muy bueno pero si no hubiera tenido a jugadores como Anos , Juancho, Paluzo, Dieste, Nico, Juan Molina Victor Velasco, Dani, Antequera, Nacho Alfaro, Fran, Adolfo, Jacobo, Alfonso, Jorge Nobel, Jano y mis sobrinos Carlos y Galo-éstos fueron Campeones de España en cadetes con Manolo Bergua y conmigo en Juveniles- nada habría sido posible.


En lo humano cuando critican negativamente la juventud me enervo, aprendí que erais una maravilla: chicos que trabajan, la mayoría estudian y muchos han acabado carrera universitaria, cada uno de una madre pero todos coincidíais en vuestra entrega al proyecto, sacando 3 horas casi diariamente para entrenar, aunque os tuvierais que sacrificar saliendo alguna noche de fiesta jajaja. Que me perdonen los que me olvidé y desde aquí les mando un abrazo.


3.- Nuestro deporte parece que se nos muere. ¿Cómo lo revitalizamos?, ¿quizá habría que mejorar el trabajo desde la base?. Y en ese sentido, ¿qué importancia le das al hecho de que aquellos entrenadores que trabajen con los niños tengan formación?


No se me ocurre otra manera que trabajar desde la base. El trabajo de entrenadores como Chus Muñoz, Raquel o Manolo Bergua hace que lleguen jugadores con calidad a la edad Juvenil, luego los que están arriba tienen que tener vista y valor para ponerlos. Veo ahora en muchos equipos de División de Honor y en la Selección a jugadores que durante 5 años siempre les hemos ganado. Aquí no hubieran jugado ni en broma pero…


Yo siempre he dicho que Guardiola no sería quién es sino hubiera estado con los jóvenes del filial o Cruyff, que con 37 años jugaba a los que luego entrenó. ¿Cómo va a confiar alguien en un jugador sino le ha visto competir?. Es un error pensar que como son niños cualquiera los puede dirigir. Ya que no se trata de que ganen, se trata de educarlos para que les guste entrenar, sacrificarse y que se diviertan. Así preferirán el fútbol sala a otras cosas, por eso la formación para inculcarles esos valores es fundamental.


4.- Ahora, en la actualidad, ¿En quién se fija cuando ve fútbol sala (jugadores y entrenadores)?. Y en la época que el fútbol sala comenzó a profesionalizarse, ¿quién le llamaba la atención?


Siempre me fijo más en los jugadores porque es la esencia de todos los deportes. Pero al analizar más profundamente, lo hago con los entrenadores y me solidarizo un poco más. Ya sabes que nadie se interesa por cómo se hizo el barco pero todos quieren saber porqué volcó. Tuve la suerte de jugar contra Llorens, que en el 83 dejó Barcelona para fichar por Distrito 10 de Valencia, era un ejemplo. Yo cobraba 20.000 pesetas de aquellas y uno se va a otra ciudad para vivir de esto sin ser brasileño, me parecía una broma. Javier lozano era muy serio en defensa pero ver jugar a Mauro de Interviu o a todo el equipo de Toledo. Eso fue un privilegio.


6.- Has sido alumno del CENEIFS, en concreto cursaste primer y segundo nivel, ¿influyó aquello en tu forma de entrenar?. ¿En qué aspectos?


Influyó mucho. 2 años estudiando de 6 a 10 de la noche, siempre son aprovechables. Ejercicios que aprendí en los cursos para los entrenamientos, distintas formas de dirigir, ya que sueles usar tus métodos muchas veces porque son los que conoces. Luego los puse en práctica a niveles más importantes del fútbol sala.


 7.- En base a tu propia experiencia, ¿Animarías a la gente que está ahora en el fútbol sala a formarse?


Desde luego que la animaría. De hecho lo hago. Mucha gente desconoce que además de poder entrenar es un título de Grado Medio.  Y que en su día puede ser obligatorio para impartir clases de fútbol sala. Animo incluso a los que no han practicado este deporte.


8.- Marcaste una época en el Fútbol Sala aragonés, y en ese sentido mucha gente lo tiene como referencia en el banquillo y en el terreno de juego. ¿Qué le gustaría que hubieran aprendido de usted?


Fueron muchos años de jugador, jugando una pachanga ya era feliz. Pero de entrenador disfruté como jamás había imaginado. Sería muy feliz si mis jugadores hubieran aprendido conmigo a disfrutar más de este deporte, de sus entrenamientos, de sus desplazamientos, etc. El partido dura 40 minutos pero una temporada son 10 meses entrenando 3 o 4 días a la semana más el viaje cada 15 días, como no estés preparado en los niveles amateur acabas entrenando tu solo contra una pared. Tuve la suerte de que a pesar de tener que descartar a 2 o 3 jugadores en los partidos, los lunes estaban todos en los entrenamientos y eso es de verdad, lo que te da la fuerza para seguir.


9.- Has entrenado a grandes jugadores y actualmente en primera división sólo juegan Carlos Anós y Juan Molina, ¿es más fácil llegar ahora a la élite con la misma calidad?. O, ¿quizá las cosas no se hacían bien en otro tiempo?


Sin duda ahora es más fácil, ya que al no haber dinero hay menos brasileños pero eso no quita para que las cosas se hicieran mal antes. Jugadores con 2 Campeonatos de España, 12 títulos regionales, 3 ascensos desde Autonómica y que por dinero no se llegó a Plata. Se merecen cuando menos un poco de respeto a la hora de juzgarlos y dar oportunidades. Por otra parte, no es que se llegue con la misma calidad y así sea más fácil, es que llegan con muchísima menos calidad, por lo que te digo, no hay dinero.


10.- Un deseo para el futuro del fútbol sala en general y aragonés en particular.


Mi deseo es igual para todos los que forman el fútbol sala, primero salud y después un poquito de mejora en la crisis para que las empresas vuelvan a invertir en este maravilloso deporte. 


Por último dar las gracias a todos los que me habéis ayudado lo largo de aquellos años tan felices. Sé que me llevé tanta alegría como paz os dejé al marcharme


Y animar a todos a sacarse el título en CENEIFS, que me consta que está muy bien dirigido. UN ABRAZO MUY, MUY GRANDE A TODOS.