Instagram

INFANTIL A

Calendario Infantil A
Infantil Superliga.pdf
Documento Adobe Acrobat [26.8 KB]

CRÓNICAS DE LOS PARTIDOS

Jor 7ª. Patatas Gómez Sala 2012 1 - HISA 6

No sé si estuvimos peor que el sábado pasado o el rival era un poco más sólido. Yo me inclino más por lo último. La primera parte otra vez me gustó mucho. Nos enfrentamos con equipos que nos superan en casi todo y lo cierto es que sigo insistiendo en que los chicos mejoran pero a pesar de ello hay rivales a los que a pesar de esa progresión, no nos da para ganar.

 

Quizá este sábado no pudimos contar con el equipo a su máximo nivel ya que hubo varios niños tocados entre semana a los que quizás la ilusión por competir les hizo comparecer pero notaron la fatiga. Por supuesto no estoy queriendo decir que con ellos al 100% habríamos ganado, para nada, de hecho estoy casi convencido de ello, pero nos habría permitido estar más cerca.

 

La segunda parte fue más floja, más desajustes y en el desorden el rival por fuerza y por empuje nos gana casi siempre. Así que al final no pudimos evitar un marcador amplio, pero no me fui descontento.

 

Y ahora lo importante. A ver si consigo que los chicos entrenen todavía mejor, porque a veces son  la ostia, bueno no, en realidad niños. No voy a  dar nombres porque no me gusta destacar a nadie ni por lo bueno ni por lo malo, somos un equipo, pero hay jugadores que están mejorando a pasos agigantados y cada vez son más los que se están subiendo al autobús. ¿Cuándo se verá? Pues espero que cuando toquen rivales de nuestra liga pero esa certeza, para ser sinceros, no la tengo porque los demás imagino que también mejoran y en esa carrera es donde se demuestra qué entrenador transmite más y mejor. Ya se verá...

 

Miguel Escosa

Jor 6ª. Equipe Sport 4 - Patatas Gómez Sala 2012 1

Me gustaría, pero no lo voy a hacer, leer las crónicas anteriores porque sigo teniendo las mismas sensaciones que hace dos o tres semanas, y que no son otras que el equipo me va gustando cada vez más porque individualmente veo que cada día se suman jugadores al ritmo que exige la competición.

 

No lo digo sólo por conservar el puesto, que a este ritmo de puntos estará vacante para los turrones, si no porque estamos haciendo partidos muy buenos y que al final perdemos por los detalles individuales.

 

Es imperioso que sigamos en esta línea, y por supuesto que compitamos así con equipos de nuestra liga y no solo con Equipe Soprt o Sala 10 porque de hacerlo, además de conservar la categoría, que es un premio que dejamos a los que vengan detrás, habremos conseguido el premio individual y de club que se persigue, y que no es otro que crecer un montón como jugadores. Y de verdad os digo que me parece que lo podemos conseguir.

 

Por último hoy me gustaría nombrar a Pablo, uno de nuestros porterazos del equipo, que por una indisposición de ultimísima hora no pudo jugar y que superó una vez sonó la bocina del final. Pequeños, hasta donde lleguemos y mientras yo dirija a este equipo, llegaremos todos juntos, acertando, fallando, altos, bajos, feos y guapos.

 

Miguel Escosa

Jor 5ª. Patatas Gómez Sala 2012 2 - Gran Vía 83  3

Pues aunque con cuatro puntos los discursos puedan sonar a brindis al sol, lo puedo entender perfectamente, me creáis o no, me empieza a gustar el equipo y ya el jueves hubo detalles que me llamaron la atención. Creo que estamos muy lejos de competir con ciertos equipos pero además de empezar a esbozar un estilo de juego, podemos tratar de tú a tú a muchos de ellos. Otra cosa es ganar, eso jamás depende solo de ti, porque también interviene el rival.

 

Exactamente no recuerdo los parciales, pero creo que fuimos casi siempre por delante a excepción del último tramo, pero es que además, con todos los desajustes lógicos de estas edades y los diferentes plazos de cada jugador a la hora de asimilar los conceptos, creo que dimos la sensación de un equipo ordenado y que sabe a lo que juega. Ahora bien, cuando leo esas crónicas en las que se cuenta que has jugado muy bien y luego has perdido, me pregunto: ¿y eso puede ser?. Para nada estoy diciendo que jugáramos mucho más que el rival o que mereciéramos ganar, en absoluto, aunque creo que este sábado cualquiera de los tres resultados posibles habría sido justo, lo único que digo es que respecto de nuestro potencial, no lo estamos haciendo mal del todo.

 

Respecto del marcador, tuvimos nuestras opciones, pero insisto siempre en que cuando llevamos los duelos al correcalles, afloran nuestras debilidades individuales por la falta sobre todo de experiencia, y debemos a toda costa jugar en equipo para estar equilibrados, cosa que aunque parezca fácil para un adulto, no lo es para un niño en un deporte colectivo donde en los inicios debe primar la parte más intuitiva y atrevida.

 

Entramos en una semana corta y luego nos enfrentamos a los chicos de mi amigo Hugo, Equipe Sport. Casi nada, pero lo cierto es que tenemos poco que perder y mucho que aprender, así que al menos yo me quedo con lo último.

 

Miguel Escosa

Jor 4ª. Corazonistas 3 - Patatas Gómez Sala 2012 3

El rival de este sábado, a pesar de que por supuesto sus jugadores seguían siendo más hermosos que los nuestros, era de nuestra liga, ya que a excepción del juego directo con su pívot, también le costaba muchísimo combinar.

 

Esto se tradujo en un toma y daca donde el equipo que estaba más cercano a la portería rival era el que más cerca se encontraba del gol. Casi todo el partido desde mi punto de vista fue un intercambio de golpes un tanto alocado, donde fue difícil determinar un claro dominador.

 

Golpeamos primero y quizá fue el momento de partido donde podíamos haber sentenciado, aunque no lo veía fácil, pero la jugada que vino tras el 2-0 pudo alterar las cabecitas de los chicos. Papis, quizá alguno pudiera discrepar, lo entiendo perfectamente, y podríamos entrar en el juego de si esa caída del rival afectaba al juego o si ellos hubieran hecho lo mismo, pero más allá de todo eso estamos para trasmitir, para enseñar, para ser ejemplo y simplemente quise aprovechar para que los chicos vieran que nos dejamos la piel por ganar, pero para nada a cualquier precio.

 

Bueno pues ese 2-1 pone las espadas en alto y en una jugada con mala fortuna en la segunda parte encajamos el empate. El partido sigue siendo un tanto incontrolable pero los chicos esta vez están más igualados e intensos en los duelos individuales y eso nos permite tener también oportunidades. Sacan la segunda amarilla a un niño rival y supone una expulsión, del arbitraje en estas categorías no quisiera hablar, y había pedido ya el tiempo muerto.

 

Gracias a Dios que metimos gol relativamente pronto, porque en poco más de un minuto el rival había marcado el 3-2 y tuvo las tres/cuatro mejores oportunidades del partido. ¡¡Madre míaaa!! Si no llegamos a marcar y mantenemos la superioridad los dos minutos, nos clavan 5. Increíble. ¿Qué pasó? Pues que no me pude hacer con las riendas del juego y los chicos interpretaron que con uno más hay que ir hacia arriba como el ejército de Pancho Villa, uno corriendo con el balón y otros tres por delante en la raya de gol. Lo dicho, gracias que marcamos pero no por el gol marcado, sino porque fue de locos y ellos podían haber matado el encuentro.

 

Al final un empate donde había, en una categoría de más madurez, una victoria casi segura, porque cuando expulsaron al rival faltarían unos cuatro minutos, de los cuales dos eran a reloj parado con uno más. Pero bueno, lo cierto es que ni hemos trabajado el 5 para 4 ni el 4 para 3, ni en ataque ni en defensa, y los chicos lo hicieron lo mejor que supieron, así que otra cosa más que aprendimos y que habrá que trabajar. La semana que viene más.

 

Miguel Escosa

Jor 3ª. Patatas Gómez Sala 2012 0 - Compañía de María 5

Bueno a ver. Entiendo que cuando se da un partido como el del sábado, lo primero que le viene a uno a la cabeza es que ha hecho un mal encuentro, parece obvio. Creo que en realidad es difícil determinar saber en qué porcentaje afecta a esta ecuación la calidad del rival. Me explico. Puede que efectivamente sea un paso atrás pero yo me inclino más a pensar que el rival de esta semana somete a una exigencia al equipo que le hace aflorar todas aquellas carencias que con rivales más asequibles se pueden disimular más. El contrario, además de la evidente superioridad física, cosa que ya nos pasó la semana pasada, estaba muy por encima en cuanto a calidad técnica y táctica de grupo. El problema es que por lo que veo, cosa que a mi personalmente no me importa demasiado, nos vamos a encontrar a muchos rivales así en la categoría, y creo que mi misión a partir de ahora tiene que ser preparar a los chicos mentalmente para que soporten de una manera más llevadera este tipo de partidos.

 

Quizá este sea de esos momentos en los que hay que demostrar que el luminoso se queda en el pabellón y lo que tenemos que hacer es ganar o aprender, no perder. Es muy fácil decir antes de jugar que se viene a pasarlo bien y a aprender, pero es ahora cuando todos, y repito lo de todos, los que rodeamos al niño/deportista, debemos demostrar que la actitud ha de ser muy parecida ante la victoria y ante la derrota.

 

En cuanto al partido, si bien el marcador no fue escandaloso, creo que la diferencia en el juego sí lo fue, a pesar de que quizá con algo de suerte pudimos maquillar el resultado. La principal causa es que siempre estuvimos muy lejos del jugador con balón defensivamente y eso les permitió jugar muy cómodos y en ataque la falta de clarividencia en la salida de balón motivada por su buena presión, no nos permitía jugar en zonas cómodas. Os aseguro que para los chicos no es fácil.

 

Repito, yo creo que más allá del marcador, iremos jugando mejor pero ahora lo fundamental es que en ese trayecto los chicos disfruten, y si para eso hay que ir más despacio lo haremos. Otras cosas, desde mi punto de vista, no valen la pena.

 

Miguel Escosa

Jor 2ª. La Almozara 3 - Patatas Gómez Sala 2012 1

Cuando vi aparecer a los contrarios lo primero que me vino a la cabeza es que cómo entre dos barrios que están adosados el uno al otro, La Almozara y Actur, podía haber una diferencia tan grande en el desarrollo físico, ¡jodeeerrr! Con perdón. Parecía un partido de esos locos bajitos contra un filial de Los Ángeles Lakers...¡madre mía! Papás, está claro, tenéis que ir a hacer la compra de comida al Mercadona del barrio vecino...

 

Hablando en serio y desde el máximo respeto, creo que el sábado la derrota vino marcada por esa diferencia abismal del físico entre niños que por otra parte tiene la misma edad, ya que muchos de los nuestros son de segundo año. En cuanto al juego insisto en que no vi al equipo inferior e incluso diría que con un poquito más de suerte en las dos áreas nos podríamos haber llevado el gato al agua.

En cuanto a lo que me interesa, el equipo estuvo mucho más ajustado en defensa que en el partido anterior y en ataque, aunque todavía estamos muy mecanizados, no llegamos nunca a perder el orden a pesar de que el parcial de 3-0 hizo que la inercia de los chicos fuera tirar parriba, cosa que hubiera sido un error letal ante un equipo cerrado atrás y con ese poderío físico.

 

Respecto al transcurso del partido nos costó un poco posicionarnos y acostumbrarnos a los duelos físicos tan dispares, y ellos rondaron demasiado cerca el área, factor que aprovecharon para, a pesar de no ser oportunidades muy claras, disponer de tiros lejanos en los que la potencia de disparo fue determinante. Dos goles así y uno de cabeza en un rechace ponen un 3-0 en el marcador que hace perder la calma a los chicos pero en seguida nos recomponemos. Acabamos bien la primera parte, más ajustados, y mi sensación personal fue que podíamos hacer un buen segundo período. Y fue un tramo intenso, de mucha lucha por parte de los críos y donde por momentos dominamos. Como decía al principio este sábado no tuvimos suerte en las áreas pero los chicos me gustaron.

 

Una lástima, pero de verdad os digo que para mí el sábado fue un paso hacia adelante, sin más. Así que toca seguir.

 

Miguel Escosa

Jor 1. Patatas Gómez Sala 2012 6 - Peña La Unión Calatayud 0

En fútbol sala y desde mi punto de vista, no se pueden separar en porcentajes los rendimientos ni los resultados. Todo se interrelaciona, no es tan fácil y los factores nunca son sumatorios. Pero de ser posible, diría que este sábado el equipo ganó en un 80% por su calidad con balón y en un 20% por el poco orden que despacito vamos introduciendo.

 

En ataque, donde hemos invertido algo más de tiempo, la cosa va cogiendo color pero a la hora de defender...¡mamma mía! Cambiamos nuestro par cuando nos parece, salimos a coger fuera a un rival que no ataca, nos cuesta horrores colocarnos, y cuando lo hacemos dejamos solo al atacante que tiene mayor peligro potencial…caótico. Pero a la vez que analizo todo ésto, lo bueno es que tengo más o  menos claro lo que hay que hacer y creo poder asegurar que lo haremos. Veo que los críos hacen un esfuerzo enorme por entenderme, cosa que agradezco porque muchas veces el problema no es que no me entiendan sino que no me explico y además el medio en el que lo hago, en mitad de un partido, compitiendo, con los rivales encima, es muy muy difícil. Además de la actitud, los chavales tienen la calidad suficiente y sumadas ambas cosas, yo al menos tengo los ingredientes suficientes. Ahora es cuestión de tiempo pero por supuesto es mejor recorrer el camino con victorias que con derrotas, que a todos nos gusta ganar, aunque os confieso que pocos de mis equipos lo hacen al principio…

 

Así pues este sábado nos costó romper el partido pero nunca acabamos de descomponernos del todo, a pesar de que insisto que en defensa, más allá de la intensidad en los duelos individuales, nunca llegamos a estar ordenados, pero con lo anterior fue suficiente. En la segunda parte el equipo se asentó y la ventaja parcial en el marcador le hizo jugar más suelto, empezamos a robar más arriba, los rivales comenzaron a sufrir y al final se rompieron.

 

Pues bueno, no está mal. Respecto del amistoso del otro día mejoramos el orden en ataque, hemos corregido el tema de los repliegues ante pérdida, que en román paladino significa que el otro día perdíamos el balón y nos quedábamos mirando a ver qué compañero defendía la jugada, y además salió alguna buena defensa de la banda contraria. Poco a poco.

 

Miguel Escosa