2ª División B

2ºB Grupo 2 Calendario.pdf
Documento Adobe Acrobat [302.0 KB]

Jor. 9ª: Otxartabe 4 - Patatas Gómez Sala 2012 2

Si en muchas ocasiones los marcadores pueden dejar entrever mayor o menor igualdad, creo que esta vez estamos ante el segundo caso. Desde mi punto de vista solo una vez estuvimos cerca de poner en apuros a los locales. El equipo no se descompuso y estuvo correcto, pero llevamos un par de partidos excesivamente planos.

 

El choque no fue en líneas generales muy desigualado, pero nos penalizan demasiado los errores. El primer gol viene en una jugada de uno para uno, de espaldas, donde no hay mucho que rascar y que finaliza con un disparo que entra por la escuadra. El segundo es todavía peor porque viene de una buena posesión donde podemos hacer peligro y que acaba en contra del rival con gol. Intentamos acortar distancias antes del final de la primera parte, pero el marcador no se movería.

 

En la reanudación parece que podemos tener otro tono, pero en la primera que caza Otxartabe nos hace el 3-0. El equipo no se rompe pero nos cuesta mucho llegar al área rival. Vamos de cinco faltando unos 14 minutos y al poco hacemos el 3-1. Y es aquí donde creo que está el único momento en que se pudo poner en apuros al rival. Tuvimos un mano a mano para el 3-2 clarísimo, pero en la siguiente jugada de portero-jugador, regalamos el 4-1. Y ya está, se acabó. Seguimos pero sin la fe necesaria. A falta de tres segundos hacemos el 4-2, pero eso fue puro maquillaje, y para casa.

 

Seguir, seguir y seguir. Partido de copa entre semana y aprovechar para jugar más y más. No va a venir nadie a ayudarnos.

 

Miguel Escosa

Jor. 8ª: Patatas Gómez Sala 2012 1 - Ibararte 5

Yo creo que para poder cerrar un círculo perfecto, en esta ocasión no debería escribir ni la crónica. Este partido para nosotros debería caer en el más absoluto de los olvidos. Lo malo de esto es que nos alejaría de la obligada autocrítica y análisis de errores.

 

Para empezar yo me equivoqué de raíz en el planteamiento del partido. Había previsto un encuentro con una presión alta e intensa, contra un equipo que basara su victoria en una defensa que provocara nuestros errores más que en un ataque demoledor. Y la verdad es que en la primera parte creo que además de no tirar a puerta, no tuvimos el balón.

 

A pesar de todo los goles llegaron desde la línea de los diez metros, en faltas totalmente evitables que además venían precedidas de faltas igualmente innecesarias. No vale decir que el arbitraje fue excesivamente escrupuloso con nosotros. Es cierto que acumulamos siete faltas por una del rival en el primer periodo, pero es que ellos tuvieron mucho más la pelota. Lo que sí puedo decir de la pareja arbitral es que cuando expulsan a Carlos por decir “qué malo soy”, tras cometer un error grave al hacer la séptima falta, el árbitro se equivoca porque oye que le dice malo a él, cuando toda la asistencia del pabellón, que no era precisamente la grada del Bernabeu, escuchó perfectamente la frase, incluida la mesa y la pareja arbitral. Lo que no puedo entender es que siendo así, no le puedan decir al muchacho que lo ha oído mal, que se ha equivocado. La verdad, no lo entiendo. No estoy hablando de mala fe, ni siquiera de mal arbitraje, porque si efectivamente hubiera dicho eso tendría que haber sido expulsado, pero es que simplemente lo oyó mal y le podrían haber echado una mano su compañero o la mesa, y mi protesta puede ser parcial, pero se oyó muy claro. Bueno, pues jugando con tres cambios y medio, ya que Jaime venía de una semana parado por un golpe en el partido de Guadalajara, perdemos a Carlos. Para nada digo que esa fuera la causa de la derrota, pero nos hizo bastante daño en las condiciones que estábamos.

 

En la segunda parte lo intentamos un poco más, muy poco, pero evidentemente no fue suficiente y yendo de cinco tampoco tuvimos la clarividencia necesaria. En deporte las dinámicas no son fáciles de cambiar, no hay un botón de on/off, y cuando no empiezas a tope corres el riesgo de en un mal tramo, echar a perder todo el partido.

 

Que quede claro que lo que voy a decir ahora se circunscribe única y exclusivamente al partido de ayer: el rival no me pareció tan fiero como lo preveía, pero estoy seguro de que ellos todavía se están preguntando si el autobús los llevó al pabellón correcto, porque el equipo contra el que se enfrentaron el domingo no era de segunda b. En lo deportivo no nos salió prácticamente nada, y únicamente nos mantuvo relativamente vivos hasta el minuto 12 de la segunda parte con 1-3, el hecho de los que los chicos son buenos deportistas y en su comportamiento son ejemplares.

 

La semana de entrenos fue mala, rara, con excesivas ausencias por lesiones y temas personales, y no nos podemos permitir ese lujo. Si esto no lo tenemos todos claro ya podemos comentar, criticar, hacer cábalas, proponer cambios….que no llegaremos. Tenemos que estar concentrados y atentos desde que comenzamos a correr en la calle antes de entrar a pista hasta el último ejercicio de cada uno de los que hagamos en la sesión de entrenamiento. Así sí que podemos ser competitivos y estoy moderadamente tranquilo porque lo he visto hacer y por tanto sé que si queremos…podemos.

 

Miguel Escosa

Jor. 7ª: Ciudad de Guadalajara 2 - Patatas Gómez Sala 2012 6

Bromeábamos en el autobús diciendo que se trataba de la mejor racha del AD Sala 2012 en su andadura por la segunda b. Dos partidos seguidos ganando…Lo malo de la broma es que se fundamenta en datos ciertos. Pero bueno, por algo se empieza. Además, el resto de resultados no nos favorecieron porque ganaron todos los de abajo, pero también habría sido, con perdón, muy jodido no haber sumado.

 

El partido empieza bien y a los pocos segundos nos adelantamos en una jugada individual. Guadalajara sale atrás y nosotros no acabamos de saber interpretar el juego. Nos precipitamos, vamos demasiado a por ellos, cuando de hecho era a los de casa a los que les tocaba mover pieza. El rival por su parte atacaba con peligro cuando conseguía conectar de manera más directa con su pívot, pero le costaba muchísimo jugar la pelota en su zona de creación. En una mala decisión, y cuando nos dejaban fácil en nuestro campo, nos hacen el empate. El partido está más equilibrado pero este sábado creo que siempre tuvimos un punto más de presencia. Este dato unido a la presencia de Fran, al que por fin su complicada agenda permitió poder viajar, hizo que merodeando su portería pudiéramos hilvanar alguna buena ocasión de las que obtuvimos un par de goles.

 

Vamos al descanso y el mensaje es el de tener paciencia para ver si en algún momento ellos iban a por el partido y podían caer en la precipitación. Más o menos salió y el inicio de la segunda parte fue para ellos demoledor porque en errores de salida de balón hicimos dos goles más y ya en el minuto 16 van de cinco. El que sepa un poquito de esto sabe perfectamente que si en la primera o segunda jugada te hacen uno y se ponen 2-5, puede pasar de todo. Aguantamos bien y al poco cazamos una y ponemos el 1-6 en el luminoso y ahí sí que se le empieza a ver el final a la botella. Seguimos firmes y aunque ellos nos hacen daño en una jugada de giro, yo no quiero pedir tiempo si no encajamos. Además nosotros vamos haciendo cositas en ataque y el reloj va corriendo. A falta de unos cinco minutos expulsan a un jugador local y esa superioridad la hacemos muy floja porque en realidad todos pensamos ya que al incorporar a su cuarto jugador quedarán tres o cuatro minutos y ya la remontada pasaría a categoría de hazaña o cagada monumental por nuestra parte. Aún tenemos alguna oportunidad porque ellos ya van muy a la desesperada, pero una mala salida en una jugada ya hecha les permite marcar pero ya queda poco más de un minuto. Hacia el final el máximo peligro era que quizá, por impotencia, algún jugador rival empezaba a desquiciarse un poco y una posible respuesta por nuestra parte nos podía costar muy caro en un partido en el que ya teníamos todo de cara. Estuve a punto de pedir tiempo muerto para tratar de mentalizar a los jugadores de mantener el temple e ir a lo nuestro pero podría haberse interpretado como una descortesía por mi parte, aun siendo consciente de que una expulsión en nuestro equipo de algún jugador importante podría ser letal. Al final la cosa no pasó de pequeños piques y el partido acabó con normalidad.

 

Pues bueno, eso, que queda mucho y no hemos hecho nada. Se notó el poder contar con jugadores importantes y el nivel general del grupo es aceptable. Por lo demás y sin querer pecar de arrogante, lo que llevo diciendo desde que estoy en la categoría: aquí no se puede dormir nadie. Cayó el líder contra el colista y el segundo en su casa. Por cierto, enhorabuena a los equipos aragoneses y si es todos los findes así firmo ya, pero me da a mi que será muy complicado volver a ver esto. Que no sea por nosotros…

 

Miguel Escosa

Jor. 6ª: Patatas Gómez Sala 2012 3 - Mariano Rico Cuéllar Cojalba 2

Si tuviera que valorar el nivel general del juego del equipo en el partido diría que, quitando algunos minutos contra Kukuyaga, el de este domingo ha sido uno de los días más flojos de los que he visto al grupo. Me gustó mucho más contra San Juan, Guardo, Tafalla e Ibarra. ¿Por qué? Pues entre otras cosas, creo que porque los chicos entendían que este partido era de obligado  uno en la quiniela, y nos hemos olvidado de que para eso, antes, hay que jugar.

 

Salimos muertos, atenazados, sin alma y tras el primer pase horizontal, el rival venía fuerte y nos apagábamos. Además, no estuvimos finos en la parte que creo que dominamos más, no encajar fácil. Pues bueno, si metes todo esto en una coctelera, el resultado es que mediada la primera parte el equipo perdía 0-2 y lo único positivo era que faltaba mucho, ya que las sensaciones no eran nada buenas y además a nosotros nos cuesta marcar. No nos descompusimos: este equipo solo lo ha hecho una vez en Pinseque el año pasado, y aunque pueda parecer una cuestión menor, esto te permite pelear casi siempre. Poco a poco, y favorecidos por las cinco faltas del rival, los chicos van creciendo. En las crónicas no suelo destacar a nadie, prefiero hablar del grupo, pero nada del domingo hubiera sucedido sin Alvarito. Más allá de los tres goles, cuando estábamos con encefalograma casi plano, ha sacado de donde no había. Poco antes del descanso veo al rival mucho más hundido y la duda que teníamos con Alfonso era si esa falta de presión se debía a las faltas o si los visitantes daban síntomas de debilidad. Recortamos antes del intermedio y una luz parece abrirse al final del túnel.

 

Y la salida no es en tromba pero Cuéllar sigue algo agazapado y parece que un gol nos puede meter en el partido. Empatamos con un golazo y en este tramo, y como nos ha pasado en otros partidos, nos ponemos en modo conservador y nos achuchan fuerte. Pero a esas alturas nuestra actitud es otra y nos hemos contagiado un poco de la rasmia del capi y a ellos les cuesta más. En una jugada con algo de fortuna nos ponemos por delante y quedan unos cuatro minutos y ninguno de los dos entrenadores hemos pedido nuestro tiempo muerto. Las rotaciones empiezan a ser largas por nuestra parte pero queremos esperar a que ellos vengan de cinco y creo que mi colega, pensando con toda razón que había partido, quiso apurar con juego de cuatro en busca de un empate que podía llegar en cualquier jugada aunque al final poco a poco murió el partido. Pudimos marcar y rematar, pero ellos también las tuvieron para empatar y ambos porteros lo evitaron.

 

Creo que todos somos conscientes de dónde estamos y a lo que nos enfrentamos, pero también creo que hay momentos en los que tenemos quintetos en pista que pueden dar mucho más y además nos lo tenemos que creer. Yo veo a los chicos entrenar y lo sé. La semana que viene vamos a Guadalajara, y más allá de la tabla clasificatoria, no hay que pensar en ganar, hay que pensar en jugar. Sin lo segundo rara vez llega lo primero.

 

Miguel Escosa

Jor. 5ª: Lauburu Ibarra KE 3 - Patatas Gómez Sala 2012 2

Lo primero de todo querría agradecer el esfuerzo que hicieron todos los chavales que se desplazaron a jugar este sábado, un día de celebración para mucha gente de Zaragoza que gusta pasar en familia o con los amigos y especialmente a Josemi, el niño de 15 años del juvenil que sacrificó ese día junto con su padre para, por segunda vez, estar en el banquillo ante una posible lesión de Sergio. En estos tiempos del verso fácil de Paulo Coelho, del mensaje corto de whatsapp con emoticono de brazo guerrero para luego quedarse en casa, estos detalles me parecen importantes.

 

No es reseñable el hecho de viajar con tres bajas, ya que de estar todos tenemos que dejar fuera a dos compañeros, pero otros dos jugadores se lesionaron en el transcurso de la primera parte, y este factor sí que fue bastante determinante en la segunda mitad.

 

En el comienzo, el partido se mostró igualado y como viene siendo habitual competimos bien. Nos adelantamos al poco de empezar con un buen gol y durante unos diez minutos creo que pudimos jugar de tú a tú. Comienza nuestro vía crucis particular y Jorge Casado, que venía con molestias, tiene que parar. Al poco Agut, en una mala caída, lo vuelve a intentar pero no puede. Perdemos concentración y en algunas rotaciones el equipo disminuye la intensidad defensiva. En una de esas rotaciones nos empatan pero aguantamos así hasta el final del primer round.

 

Ya en la salida de la segunda parte, que jugamos entera con tan solo dos rotaciones, el rival huele sangre y vienen a por nosotros en busca de romper la igualada. Lo consiguen sobre el minuto nueve, y a pesar de que pudo ser arriesgado, entendimos que no podíamos aguantar once minutos en esa situación y con el marcador por debajo. Vamos de cinco y el equipo lo hace muy bien porque tiene calma, mantiene la posesión y eso nos permite coger aire ya que defendemos con el balón. Además de todo lo anterior sobre el minuto catorce hacemos el empate y al venir ellos ahora de cinco, podemos tener nuestra oportunidad. Pero como viene siendo costumbre y quizá por el hecho de tener en pista a chicos todavía muy jóvenes, cuando nos llegan los momentos importantes de partido, no damos el paso definitivo. Al poco se ponen por delante de nuevo y en los tres minutos restantes lo intentamos y aunque ellos pudieron matar el partido en alguna mala combinación nuestra, Sergio se mostró muy seguro y nos permitió poder intentarlo hasta el final, pero de nuevo nos fue imposible.

 

Tengo hasta que pueda o me dejen que insistir con el discurso. El equipo entrena bien, el ambiente es bueno y estoy convencido de que si seguimos así, ganaremos partidos. Nos cuesta horrores finalizar, pero el sábado pude ver que, con un poquito más de calma, y creyendo en lo que hacemos, podríamos incluso dominar fases del juego estático contra buenos equipos como lo es Ibarra, porque tenemos automatismos aceptables tanto en defensa como en ataque. Eso sí, hay que seguir mejorando porque el grueso del equipo se sostiene con alfileres y una lesión o baja prolongada de algún jugador importante podría ser una estocada de muerte y debemos seguir individualmente dando más para que en ese caso podamos seguir avanzando.

 

Miguel Escosa

JOR. 4ª: Patatas Gómez Sala 2012 1 - Tafatrans Vulcanizados Ruiz 2

Quizá este párrafo lo debería copiar y pegar para casi todas las crónicas del año y de hecho creo que ya lo dije el pasado, pero soy flojo con los buscadores informáticos y con la memoria. De nada vale merecer o no merecer, que pueda parecer justo o injusto o hablar de buena o mala suerte. Al final, con todo eso, no arreglas absolutamente nada.

 

Hicimos un buen partido en líneas generales y el equipo dio la cara pero, como en las cuatro jornadas disputadas hasta ahora, con eso no nos llega. Y si a esto añades que con rivales de tu liga no sumas un solo punto teniendo los tres en la mano, la situación es la que es.

 

Salimos normal, sin grandes alardes, ellos en media pista bien ordenados esperando nuestros fallos y nosotros con una posesión inocua cuyo fin último es la pérdida. Tras un error grave en una defensa de banda alta, consiguen un corner en el que marcan. El partido sigue igual y refuerza su estrategia. Con este resultado de 0-1 se llegaría al final de la primera parte.

 

En el vestuario, los chicos se quejan de cierta sensación de impotencia en ataque. Les aclaro que no es una sensación, es una realidad; pero mientras nosotros tenemos el balón, ellos no, y el resultado de 0-1 a falta de pocos minutos nos podría servir.

 

Reanudamos mejor, haciendo lo mismo pero esta vez con más valentía y determinación y ahora además del balón también generamos peligro. Hacemos el 1-1 y, tanto Alfonso como yo, tenemos claro que el partido va a cambiar, y ahí yo no estuve ni fino ni rápido. Dan un paso adelante y en un arreo en forma, de banda y córner, defendemos muy mal este último y de nuevo se ponen por delante. A partir de ahí nosotros también miramos más hacia arriba y en ese periodo más el de juego de cinco, honradamente creo que pudimos empatar pero me remito al párrafo primero.

 

Vi a los chicos tocados y lo cierto es que me sorprendió. Por supuesto no voy a hacer aquí una disquisición de mi equipo, pero todos los que de alguna manera tienen peso en el mismo, saben lo que hay. No queda otra que seguir y no obstante si el año pasado estuvimos fuera del descenso prácticamente toda la temporada y en la penúltima jornada la rozamos por momentos, este año espero que empecemos así y acabemos mejor. Yo al menos no me voy a quedar esperando que esa recurrida excusa de la suerte nos traiga el cambio de racha. Voy a hacer hasta donde pueda para que la cambiemos nosotros. No queda otra.

 

Miguel Escosa

JOR. 3ª: Deporcyl Guardo FS 4 - Patatas Gómez Sala 2012 2

Como dije en la entrevista que nos hicieron al acabar, si éste hubiera sido un partido que hubiera jugado con mis infantiles, estaría encantado. Estuvimos metidos en el partido como casi siempre, e incluso al final pudimos rascar, pero en una categoría de rendimiento al final todo ésto no vale para nada. Desde el principio se pudo ver un Guardo que uno por uno y con balón superaba a casi toda nuestra plantilla. Si embargo, en el aspecto táctico y colectivo no creo que estuviéramos tan lejos.

 

La primera parte fue relativamente igualada. Ellos, como decía, son peligrosos en casi todas las facetas del ataque, y si de primeras tapas el balón adentro, entran bien con la paralela corta o con el uno para uno en banda. Fijan al rival, te hunden, enseguida se perfilan y no especulan ni un segundo. Nosotros mientras las rotaciones van aguantando defendemos ordenados y buscamos nuestras oportunidades. Nos adelantamos en un córner y en una falta nos hacen el empate. Llegando el final de la primera parte disponen de un lanzamiento de doble penalti, pero no lo aprovechan y en este último tramo el lastre de las cinco faltas nos hace perder intensidad pero como ya he dicho Guardo no lo puede aprovechar.

 

Ya en la segunda parte ellos aumentan el ritmo y sufrimos pero no nos descomponemos. De nuevo de falta, y usando el mismo movimiento que en la primera parte, se ponen por delante y un fallo en la salida de balón se convierte en el 3-1. No bajamos los brazos y de cuatro para tres nos acercamos 3-2. Quedan unos tres minutos y se puede empatar. Cometemos un error regalando la sexta falta para que mataran el partido y aunque fallan, en la siguiente jugada regalamos un balón cerca del área que supone el definitivo 4-2. Ese va a ser nuestro gran hándicap durante toda la temporada. Si los rivales cometen 1/2 errores graves por partido, nosotros sin jugar mal cometemos 4/5, y conforme subes de categoría eso no se perdona. El otro es nuestra falta de capacidad en hacer daño en el uno para uno, aspecto en el que Guardo nos superó en todo momento.

 

No acostumbro a hablar de los árbitros cuando pierdo, pero como últimamente pierdo mucho no veo la oportunidad. Vaya por delante que la de Guardo fue una victoria justa y de corazón que no fue una derrota de las que duelen excesivamente. El arbitraje de este sábado fue de un nivel bajísimo, quizá entre otras cosas porque me he acostumbrado a algo más de calidad. Ya no digo ni siquiera que fuera casero, porque incluso pienso que la expulsión de su jugador pudo ser rigurosa y que a nuestro jugador Víctor, de pitarle falta por un agarrón que tiene que hacer porque el rival monta una contra, lo deberían de haber expulsado por segunda amarilla. Pero es que de las doce faltas que nos pitan, aún estoy intentando adivinar cinco de ellas. Hubo una ausencia total de criterio en todo momento, así que no sabías si permitían jugar o no. Eso sí, salirse de la línea de cambios, entregar el peto correctamente, pedir la ficha de un jugador empezado el partido… Cuidadito lo que voy a contar: saca nuestro portero con peligro y paran el partido para decirme que me ponga un peto porque mi camiseta se parece a la del rival, cuando estuvimos calentando en pista alrededor de 35 minutos. Su tono hacia el banquillo nunca me pareció correcto. Puedo entender que en ocasiones hay déficits en nuestra vida personal que te empujan a actividades que te otorgan pequeñísimas parcelas de poder que cubren esas carencias, pero el respeto y la autoridad no lo dan un traje gris y un escudo de RFEF, lo da el trabajo bien hecho.

 

Enhorabuena a Guardo, felicitarlos por su comportamiento y envidia sana por una afición increíble y el esfuerzo que debe hacer mucha gente para conseguir ese montón de cositas que tienen: su mascota, su sala de prensa, su pabellón lleno de mensajes… Lo dicho, envidia sana y olé por el trabajo que hace ese club.

 

Nosotros a seguir. Ni estoy enfadado ni preocupado, y lo cierto es que no sé si esa sensación es buena o mala, tengo mis serias dudas. Lo que si sé es que a este ritmo de puntuación hacemos diez puntos en toda la temporada, y somos un club humilde. Nadie va a venir a salvarnos y, o todos damos un poquito más, o ésto es lo que hay. Y ya da igual qué equipo venga o a dónde vayamos porque la experiencia ya nos demostró el año pasado que no hay rival pequeño, pero tampoco inalcanzable.

 

Miguel Escosa

JOR. 2ª: Patatas Gómez Sala 2012 3 - Kukuyaga 4

He cometido el error de querer ahorrar tiempo y redactar la crónica del infantil y el segunda b a la vez y sobre las 17 horas. Craso error. Hay que dejar reposar, enfriar. Ha sido una desilusión tremenda. El del domingo no era un partido para competir, eso se daba por supuesto como el valor en la mili. El del domingo era un partido contra un rival de nuestra liga y era un partido para ganar. Y aunque no sé si lo merecimos del todo, lo cierto es que a falta de unos dos minutos, con 2-1 a favor y el rival con tres jugadores por expulsión en pista, lo tuvimos.

 

El partido empezó de poder a poder entre dos equipos equilibrados y ya eso dio una idea de que la mañana no iba a ser fácil. En una buena jugada hacemos el 1-0, pero las dinámicas no cambian. A los dos nos cuesta generar, pero en una buena espalda, ellos cogen de volea un balón que entra por toda la escuadra. Con el empate se llegaría al descanso y ya parece evidente que va a haber que remar mucho.

 

Se sale parecido, pero ahora me da la sensación de que ellos están un  poco más lejos de nuestra portería y nosotros sin arrollar, nos vamos acercando. Hacemos el 2-1 y disfrutamos de los mejores minutos. Con 2-1 y a falta de unos cuatro minutos se quedan con tres jugadores y ahí…perdemos el partido. En lo que se refiere al relato de estos minutos lo he borrado todo…lo hicimos mal, muy mal, no tiramos a puerta y además fue culpa mía. Diría que como alineador esto me debería servir para aprender, pero en mi caso y con este equipo ya debería de venir aprendido.

 

En fin, insisto, no era un partido para competir, era un partido para ganar, pero a falta de pan buenas son tortas. A estas alturas, y no me refiero a los dos partidos de liga que llevamos sino a los 32 que he dirigido, de lo que estoy absolutamente convencido es de que igual que lo de San Juan no era una garantía de nada, ésto tampoco. Ahí es donde tenemos que seguir trabajando, en convertirnos en un equipo con un poco más de fiabilidad para poder rematar este tipo de partidos y que nos permitiría disfrutar mucho más de la categoría. Vamos a Guardo y como diría Alvarito, podemos salir de allí a dos puntos del liderato… 

 

Miguel Escosa

JOR. 1ª: San Juán 4 - Patatas Gómez Sala 2012 4

Mentiría si dijera que el punto no sabe a gloria tratándose de una pista como la de San Juan, equipo con el no pudimos jugar de tú a tú en ninguno de los dos partidos de la temporada pasada. Pero, y sin querer parecer oportunista, he de decir que cuando a falta de dos minutos solicitamos tiempo para ir de cinco, lo primero que les dije a los chicos es que pasara lo que pasara, habían hecho un muy buen partido. A pesar de que pudo pasar cualquier cosa, la sensación al final no fue la de un empate in extremis que consigues con suerte, sino que todo el partido tuvimos opciones.

 

Creo que en el arranque tuvimos nuestros mejores minutos y, con permiso de San Juan, me atrevería a decir que en ese intervalo fuimos incluso mejores, obteniendo además una ventaja de un gol, aunque era demasiado pronto. Pero como ya nos ha pasado en otras ocasiones, conforme avanza el partido y a pesar de perder por momentos el dominio, nos vamos convirtiendo en un equipo correoso y difícil de batir, y ahí empiezan a fraguarse nuestras opciones de llevarnos algo para casa. A poco de llegar al descanso nos empatan y las espadas están en todo lo alto.

 

Comienza la segunda parte y San Juan aprieta fuerte. Nuestras rotaciones no están tan precisas y sufrimos, pero aguantamos bien y salimos de este tránsito con todas las opciones de partido abiertas. Creo que la diferencia con otras ocasiones fue que no regalamos casi nada. Todos los goles, tanto suyos como nuestros, hubo que marcarlos. Y querría insistir, y no querría equivocarme, en que mi equipo a pesar de no tener el dominio, siempre dio sensación de estar bien dispuesto en la pista y preparado para golpear. Eso fue sin duda lo mejor de todo. Supimos jugar en largo pero no tirando el balón a la desesperada, sino que fue con pases donde estábamos bien perfilados y a las espaldas del rival, lo que les provocó muchos problemas, y hasta en ocasiones alternábamos ese juego con apariciones entre líneas, aunque ésto en mucha menor medida.

 

El marcador se alterna, ellos marcan y nosotros empatamos. A falta de unos dos minutos nos hacen el 4-3 y de nuevo vamos a por el partido de cinco. Quedando unos 50 segundos igualamos de nuevo y a partir de ahí pudo pasar de todo, aunque nuestras cinco faltas nos hacían estar en ligera desventaja ya que en el correcalles ellos tienen jugadores de mucha calidad y podíamos cometer la sexta. Al final el marcador ya no se movería y creo que el resultado fue justo, aunque puedo entender que su sensación fuera más agridulce porque lo tuvieron más cerca.

 

Siempre he dicho que la victoria se analiza menos que la derrota y yo como entrenador me voy a obligar a un análisis de este resultado, pero me gustaría que los jugadores pensaran también en lo que hicieron bien si queremos repetirlo. Nunca he creído en la suerte, ni para lo bueno ni para lo malo. Creo en las dinámicas, en las rutinas, y si no mantenemos el nivel, este resultado puede ser anecdótico y además a nivel de tabla clasificatoria ya tenemos la experiencia de que los empates al final te pueden jugar una mala pasada. En la última temporada empatamos 10 partidos y ganamos 6, y acabamos sufriendo de lo lindo. Me da la impresión, y que tomen nota los recién llegados si alguno me lee, que de nuevo este año ganar un partido va a ser complicadísimo sea contra quien sea. Mi padre siempre me dice que cuando en un grupo no encuentre al tonto, es que soy yo, y ahora mismo en esa búsqueda estoy…

 

Miguel Escosa

1/4 COPA ARAGÓN: Caspe 2 - Patatas Gómez  Sala 2012 3

Arrancábamos nuestro calendario oficial con una salida a Caspe para jugar la Copa de Aragón. Todos éramos conscientes, jugadores y cuerpo técnico, de que nada tenía que ver la diferencia de categoría, y que el partido iba a ser difícil como a buen seguro lo van a ser todos y cada uno de la presente temporada.

 

No empezamos mal, ordenados y con pocos errores, y un gol tempranero nos daba un punto de tranquilidad que nos permitía jugar un poco más cómodos. Creo que en esta primera parte fuimos solventes y sin grandes alardes pudimos haber terminado con una mayor diferencia en el marcador. El segundo gol vino en juego de cuatro para tres por una expulsión de nuestro ex compañero Alberto. Ni un comentario a las expresiones de “robo” y “regalo”. Yo ya hablé con Alberto, al que aprecio en lo personal, y más allá de lo arropado que se pueda sentir por el grito fácil, ya le dije lo que pensaba.

 

La segunda parte empieza con mayor empuje de los de casa, y por un momento creo que es un chaparrón y que retomaremos el pulso, pero lo cierto es que aunque estuvimos bien en defensa, fuimos prácticamente nulos en ataque, lo que provocó que no pudiéramos hacer defensas altas y diéramos la impresión de estar prácticamente embotellados. En una jugada que ya tenemos fabricada, y como nos pasó en numerosas ocasiones, regalamos un balón que nos cuesta el 1-2. En ese momento el equipo se recompone mínimamente pero fue un espejismo. Por doble amarilla en el equipo local jugamos de nuevo un cuatro para tres que transformamos en el 1-3 y aunque ellos siguen empujando el partido va muriendo poco a poco. A falta de algo menos de un minuto y en un error de nuevo no forzado, nos hacen el 2-3 y aunque hay emoción hasta el final el marcador ya no se movería.

 

Deberíamos haber mostrado más solvencia en la segunda parte, haber tenido mucha más presencia con balón y haber sabido gestionar mejor determinados momentos del partido, dejarlos venir en vez de ir, ir cuando ellos vienen…pero al menos disminuimos el número de errores y eso nos permitió competir.

 

Para acabar quisiera decir que creo que soy bastante autocrítico con mis chavales y conmigo mismo, e insisto en que el sábado no estuvimos finos en la segunda parte y que Caspe compitió muy bien. No obstante he de reconocer que me molestó lo de “partido regalado” y “no hicisteis nada”. Ni tuve la impresión de enfrentarme al Pozo Murcia ni creo que con un marcador al revés el partido hubiera sido igual. Acerca del arbitraje favorable a nuestros intereses denunciado por los locales, y habiendo pasado unas siete temporadas en las pistas de tercera división por los pueblos de Aragón, ya me disculparéis si no opino, pero tengo para escribir tres ejemplares del Quijote. Lo que le he dicho toda mi vida a mi amigo Carlitos Alquezar: a mi que me dejen jugar como local en cualquier pueblo.

 

Miguel Escosa