Protocolo club Covid 19 

Protocolo Covid 19 Patatas Gómez
Protocolo Patatas Gómez Sala 2012.pdf
Documento Adobe Acrobat [404.6 KB]

2ª división b

Calendario 2ªB (Grupo II)
2ob_calendario_grupo_2.pdf
Documento Adobe Acrobat [92.0 KB]

CRÓNICAS DE LOS PARTIDOS

Jor. 16ª. Patatas Gómez Sala 2012 4 - Tauste 3

Ningún partido es fácil a priori, pero este sábado especialmente teníamos unos condicionantes que podían hacer aún más difícil si cabe la situación. Tauste es, desde mi punto de vista, un rival directo en la lucha que vamos a mantener por la permanencia, en casa nos está costando mucho sumar y creo que tenemos que retomar el ritmo competitivo tras un parón Navideño en toda regla, aunque entiendo que este problema lo habrán tenido muchos de nuestros rivales.

 

De salida Tauste nos da la iniciativa en el juego, con una defensa ordenada en media pista que esperaba el error para salir a la contra. Y aunque se empezó con normalidad, poco a poco fuimos cayendo en esa red que suponía el tener un ritmo anodino, espeso y que obligaba a arriesgar en un último pase que el contrario aprovechaba para salir fuerte. Y en este contexto ellos se fueron haciendo grandes y nosotros pequeños, más aún cuando los goles fueron cayendo de su lado y eso los reforzó en su planteamiento. Lo decía en el post partido: no se puede cambiar de ritmo entre dos fases, si defiendes débil atacas débil y viceversa. Entiendo que todos lo vimos, pero ponerle solución son palabras mayores. 0-2 al descanso y tres o cuatro palos de los visitantes, aunque quizá nosotros también tuvimos alguna oportunidad para abrir el marcador.

 

Te metes al vestuario y como entrenador tratas de tocar la tecla, complicado. No es cuestión de pizarra, que a veces también, sino de encender la mecha. Lo único que se me ocurrió es mostrarles actitudes que tuvimos que denotaban una pasividad impropia de las exigencias del guión. Hubo un par de contras en las que los jugadores que replegaban y no llegaban a la primera jugada bajaron trotando y alguna jugada a balón parado en la que estuvimos totalmente estáticos de piernas. Con esos hándicaps ya puedes tirar de pizarra que no vas a ganar. En una contra hay que volver hasta el final aunque ataquen cuatro jugadores contra tu portero, porque se pueden tropezar, fallar un pase o que se apaguen las luces del pabellón. Si no tienes esa fe no puedes competir.

 

Pues bueno, eso creo que sirvió de poco, pero el mismo hecho de ir por detrás y que quizá la lógica del marcador hizo que Tauste fuera algo más conservador propiciaron un cambio de sensaciones. Sin grandes alardes cogimos algo más el ritmo, atacamos con mayor peligro y cada vez estábamos más cerca de su portería. Empatamos en poco más de tres minutos, pero queda un mundo. Esta vez la sensación es que nosotros estamos más cerca, pero a la salida de un córner mal defendido y a falta de unos siete minutos, Tauste se adelante de nuevo. La cosa se pone fea pero ya digo que ahora nosotros estamos más enchufados y podemos conseguirlo. En otros dos buenos minutos volteamos el marcador y los visitantes lo intentan de cinco pero lo controlamos relativamente bien.

 

No fue un buen partido, pero nos agarramos a la posibilidad que había y cada uno supo estar en su papel aportando su granito de arena para sacar adelante el duelo. Eso creo que es lo que hacen los equipos en los deportes colectivos. Cuatro goles, cuatro nombres. La semana pasada cinco goles, cinco nombres. En esta plantilla todo el mundo es importante, nadie imprescindible, yo el que menos y así debe de ser.  Vamos a Anaitasuna, que ahora mismo asusta, pero yo solo pienso en poder entrenar con normalidad.

 

Miguel Escosa

Jor. 15ª. Pinseque 5 - Patatas Gómez Sala 2012 5

Como dije en el post partido, a pesar de que el empate llegó en el último minuto, creo que no hubiera sido justo que este sábado no hubiéramos puntuado, aunque pudo suceder, entre otras cosas porque Pinseque sin hacer un buen partido sigue teniendo gente que en cualquier momento te puede hacer un roto.

 

Me atrevería a decir que incluso en la primera mitad si hubiéramos tenido la consistencia del inicio de temporada podríamos habernos llevado el gato el agua, porque los locales no acababan de arrancar pero fuimos incapaces de cerrar el partido.

 

¿A qué me refiero con falta de consistencia? Si hacemos un análisis rápido de los goles del rival el primero viene de una falta totalmente evitable, el segundo de un córner mal despejado, el tercero de un lanzamiento precipitado del portero rival que casi  desde nuestro corner hace bueno Cristian y el cuarto de un robo de balón cuando lo teníamos todo para atacar una superioridad en tres cuartas partes de cancha. ¿Qué ocurre? Que cometemos errores de concentración, de no minimizar fallos, de falta de contundencia y de no ser más expeditivos en según qué zonas del campo y todo esto en este tramo de temporada nos está costando más. Nosotros no podemos encajar cinco goles y a pesar de todo logramos empatar porque el equipo hizo, hace, muchas cosas bien pero hay que insistir e insistir en la continuidad, seriedad y contundencia durante más minutos del partido. Además de todo y con 1-3 de nuevo dudé y no supe aprovechar un tiempo muerto que tenía a mi disposición para tratar de parar el ritmo de los locales cuando se veía claramente que estaban achuchando. Es un error grave, porque quedaban diez minutos y me ha pasado en alguna otra ocasión por pensar que quizá lo pueda necesitar más adelante y en realidad no lo aprovechas para nada. Cuando lo pedí, acabábamos de encajar el empate. Craso error del que tengo que aprender, o más bien debería ya estar aprendido.

 

Pues eso, un resultado que analizado de manera aislada es un  gran marcador ante un equipo que venía de ganar sus últimos diez partidos, pero que visto en la globalidad nos obliga a empezar a puntuar de tres en tres porque con los empates no se llega. No obstante, pero eso hace días que lo tengo claro, mi equipo hace muchas cosas bien y creo que si damos el pasito al que me refería en el párrafo anterior y con un poco de paciencia por la cantidad de caras nuevas y la juventud de algunos, se pueden hacer cosas muy chulas, pero ahora mismo tenemos que volver a ponernos el mono de trabajo porque las diferencias con la parte baja de la tabla se están acortando.

 

Miguel Escosa

Jor. 14ª. Patatas Gómez Sala 2012 2 - Colo Colo 3

Como me ha sucedido en muchas ocasiones hoy he reescrirto parte de la crónica, porque cuando leo la que escribo en caliente no se puede sostener en boca del entrenador del grupo.

 

De un tiempo acá el día que jugamos no marcamos, el que marcamos cometemos errores defensivos, el que no cometemos errores defensivos hablamos con el árbitro y el que no hablamos con el árbitro nos enfadamos con el míster. Y un día por otro se nos van los puntos a porrillo porque no alcanzamos la regularidad y constancia necesarias que requiere esta competición. Somos capaces de hacer cosas muy buenas, tanto en ataque como en defensa y creo que tenemos un gran potencial a medio y largo plazo, pero a día de hoy nos está faltando continuidad y sinergia y la excelencia no es lo que se hace un día sino lo que se hace a lo largo de muchos años. En Tafalla se sacaron tres puntos, no treinta, solo tres.

 

Me gustaría recordar que cuando ganamos a Tafalla pregunté cuántos equipos bajaban y alguno se sorprendió. Arrancamos el año con Pinseque, buena plaza para rascar y estamos a seis puntitos del descenso. El que no ha despertado que no tarde mucho. Esto no va ni de tácticas, ni de escautin, ni de fizbaks, se trata de que cada uno y con honradez ponga lo poco o mucho que se pueda tener al servicio del grupo anteponiendo el interés del equipo al propio, tratando de hacer bien lo que se sabe y evitar aquello que te hace más débil. Lo demás es puro teatro y postureo para instagram.

 

El sábado puntualmente se puede tener un déficit de efectividad, que hay que ser consciente que no es mala suerte y que sucede a menudo en equipos como el nuestro, pero esto no se puede concatenar con que el sábado pasado perdiéramos dos puntos por errores de concentración y actitud, el anterior dejar resurgir a un Ibararte que venía muy herido y que ahora ya carbura, o una vez empatas a Otxartabe regalar el balón en el juego de cinco si tu premisa es intentar ganar pero al menos no arriesgar el empate….. Con todo el respeto hacia el Colo, que es un equipo que está compitiendo de maravilla y ganando a equipos muy importantes, este sábado si hubiéramos sido Pinseque habríamos ganado 9-2 sin más trámite.

 

Enhorabuena pues por su victoria y colaboración junto con el resto de público y gente del club que nos acompañó en un evento que al menos te hace dibujar una sonrisa y sentirte muy satisfecho por la parte que a uno le pueda tocar, y espero que la lesión de su jugador se quede en un susto y podamos pasar todos unas felices fiestas y Nochebuena que noches malas ya tengo muchas durante el año con partidos como el de este sábado.

 

Miguel Escosa

Jor. 13ª. Juventud Big Fontecha 4 - Patatas Gómez Sala 2012 4

Supongo que cuando Burgos vio el primer tanto imaginó que viajamos mermados o con el filial. Es un fallo grave que no podemos cometer, y que junto con el del último segundo de la primera parte suponen agotar casi el cupo que soporta este equipo y que es de tres tantos por partido. Aun así, y como por otra parte era de esperar, los chicos volvieron a tomarle el pulso al partido y de hecho creo que en muchas fases llegamos a dominar el juego, aunque evidentemente sino materializas ese dominio no sirve para absolutamente nada.

 

Como he dicho en el post partido y con el máximo respeto hacia un equipo como Burgos al que nunca hemos sido capaces de meter mano, y que personalmente me parece un  muy buen bloque, este sábado me fui con la sensación más de perder dos puntos que de ganar uno y que conste que una re contra a falta de 10 segundos les pudo dar el triunfo a  los de casa.

 

Nosotros tuvimos paciencia, no interpretamos mal del todo el juego de ataque posicional en campo contrario, y no fue fácil porque primero no es nuestro fuerte jugar en espacios tan reducidos y tampoco personalmente esperaba un encuentro en el que domináramos tanto el balón, y conseguimos llegar al último tramo con ventaja. Pero lo dicho, todo lo anterior habría sido válido con dos premisas: mayor acierto de cara a puerta o si no lo tienes, que es nuestro caso, no cometer errores de concentración y actitud que nos obliguen a marcar 5 goles para ganar cuando solo en tres partidos de trece hemos llegado a esos registros. Ninguna de las dos se cumplió y por eso hay que dar por bueno el empate.

 

Buen trabajo de los chicos a pesar de todo y encantado por la forma general del grupo de competir, con salvedades que tengo que solucionar y de las que soy el máximo responsable.

 

Miguel Escosa

Jor. 12ª. Patatas Gómez Sala 2012 1 - Ibararte 1

El sábado lo de Ibararte lo esperábamos. Un equipo aguerrido, fuerte, con alguna buena individualidad y con más atrevimiento que temor a romper una racha que los hace ocupar la zona baja de la tabla. Lo que no esperaba es que nosotros no fuéramos “ni palante, ni patrás, ni a un lao, ni al otro”.

 

Me gustaría decir que sé el motivo, que a estas alturas igual daría porque hay que verlo cuando se puede solucionar o que debía haber hecho algo diferente. Supongo que sí, personalmente no me vi bien y creo que el equipo no transmitió buenas sensaciones en los 40 minutos pero estoy convencido que yo tampoco y para eso estoy.

 

No supimos presionar fuerte, cuando además querían jugar, ni supimos tapar el juego en largo. Ni mucho menos quiero decir que fuera una debacle, porque de hecho si ayer cogemos un equipo con las cosas claras perdemos bien, pero no fuimos capaces de encontrar ese punto donde quizá Ibararte hubiera doblado la rodilla porque le podrían haber asaltado las dudas.

 

Al contrario, no supimos aprovechar una ventaja parcial de un gol, que quizá no era merecida, para intentar poner tierra de por medio y romper una supuesta fragilidad del rival ante situaciones complicadas. Y ellos al revés, tras remontar de falta, poco a poco fueron viendo la luz hasta descubrir nuestras debilidades para acabar yendo a por el partido.

 

En el último tramo fuimos de cinco, pero no buscando la victoria, sino tratando de evitar un segundo gol que con cinco faltas podía llegar de cualquier manera, además con un criterio arbitral que yo a veces no acabo de entender, pero en fin. Me da la sensación que la falta de vocaciones, o de cartera, nos va a abocar a situaciones complicadas, porque jodooo…..Me dijo Alfonso, el segundo entrenador, que nos pudimos equivocar en mandar a los chicos de cinco con la premisa de ser conservadores. Puede ser, yo creo que no. Efectivamente esto es un  juego y puede pasar cualquier cosa. La suerte esta ahí, para el que la busca, pero personalmente creo que nunca dimos buenas sensaciones, y a mí el tema del azar me va poco, solo juego la lotería de Navidad, y mi intención al final fue siempre la de salvar un punto.

 

Tenemos que conseguir recuperar a toda costa nuestra defensa alta, nuestra intensidad en los unos para unos, en gente además que la tiene, y sobre esa base construir. Vamos a Burgos, buena época para matar el cochino y secar los jamones, así que como ya les dije a los chicos: este año nos queda mucho frío que pasar.

 

Miguel Escosa

Jor. 11ª. Labastida 3 - Patatas Gómez Sala 2012 11

A veces cuando se da un  resultado abultado o sorpresivo hay que contextualizarlo para poder analizarlo. En la victoria de Tafalla hicimos un buen partido, pero cuando analizas el entorno de ambos equipos te das cuenta que ese día Tafalla no estuvo a su nivel, porque de lo contrario la estadística dice que tu palmas. Este domingo nosotros tuvimos nuestro punto de acierto, pero como le dije a Iván, Labastida no tuvo su día, porque a pesar de estar pasando por una racha complicada, este equipo ha empatado en casa con Ibarra, San Juan, Ibararte y Tauste y ha ganado a domicilio a Guadalajara, lo cual y para ser justo, también da mérito al resultado.

 

Además de lo anterior hubo circunstancias que también añadieron dificultad al juego. Madrugar, carretera complicada, día difícil. La instalación, que es preciosa junto con el entorno de un pueblo increíble, parecía el velatorio de un pingüino. Personalmente entré en calor con las patatas a la riojana del restaurante.

 

Los momentos del partido fueron nuestros y su arranque dubitativo nos permitió ponernos con 0-3 en poco más de tres minutos y luego cada vez que ellos marcaron y pudieron atisbar un ápice de remontada, nosotros fuimos capaces de desnivelar otra vez la balanza. Ya comenzada la segunda parte, y creo que con un marcador de 2-8, intentan venir de cinco y en las dos primeras jugadas no están  precisos. 2-10 y vuelven al juego de cuatro entiendo que para intentar evitar una sangría que quizá moralmente no les habría ayudado. Quedan todavía 9 minutos pero el partido está muerto. Al final un 3-11 que insisto que es un  resultado que si se contextualiza apunta más a un mal día del rival que además quizá no tuvo tampoco la suerte necesaria en los momentos puntuales. Por el contrario nosotros estuvimos más acertados de lo normal de cara el gol pero cero que si no aumentamos la intensidad defensiva lo vamos acabar pagando, pero bueno lo vengo avisando.

 

Mucho ánimo para Iván, yo tengo una enciclopedia para tramitar este tipo de situaciones. En rachas victoriosas ya voy más justo de consejos y material.

 

Miguel Escosa

Jor. 10ª. Patatas Gómez Sala 2012 5 - Otxartabe 8

Antes de nada y aprovechando que llevamos tres derrotas consecutivas, señalar que entiendo que es el momento de decir que estoy muy contento con el comportamiento del grupo tanto en las sesiones como en los partidos y que tengo la convicción de que si seguimos en esta línea volverán los resultados.

 

Supongo que esto irá por días y que el que haya superado a Otxartabe se hará cruces, pero este domingo yo vi al mejor equipo individualmente en ataque al que nos hemos enfrentado hasta ahora en esta temporada. Cuando consiguió dominar los último metros nos hizo un daño terrible y en el área rival saben tener el poso y la calma que permite dar el último  pase en ventaja para marcar.

 

Pero nosotros peleamos, que es lo nuestro, y no le perdimos la cara al partido, y aunque pudimos neutralizar la desventaja de dos goles a unos cinco minutos del final, a la postre las faltas lastraron nuestro poder defensivo y nos costó un medio penalti que abrió la brecha definitiva. Fue culpa mía, tampoco puede ser de otro. No me acordé de insistir en el tema de las faltas como sí lo hice en la primera parte y debería haber avisado a los chicos con la tercera, pero se me pasó.

 

Aunque sé que no lo va a leer pero se lo dije personalmente, quisiera aprovechar la oportunidad para disculparme públicamente por una protesta al árbitro en el tramo final. Fueron dos faltas complicadas, que uno siempre quiere ver a su favor, y en las que quizá los árbitros pudieron fallar o acertar, como nos pasa absolutamente a todos, y donde me pudo la impotencia de verlo cerca y no poder cogerlo. Lo siento porque el chaval que me sacó la tarjeta amarilla es un buen chico y no debería haberlo puesto en ese brete.

 

Miguel Escosa

Jor. 9ª. San Juán 2 - Patatas Gómez Sala 2012 0

No salimos mal y los pequeños desajustes que teníamos en defensa con los balones largos directos logramos solucionarlos para acabar dominando gran parte del primer tiempo, aunque como dije en el post partido tampoco tuve la sensación de que ese relativo dominio  se tradujera en muchas ocasiones de peligro, que es lo que nos está faltando en estas últimas jornadas.

 

De la segunda parte debería tener una explicación, y me puedo enrollar como las persianas, pero lo cierto es que no la tengo. Bajamos la línea de defensa, pero no por un planteamiento táctico, sino porque sí, y dejamos de presionar el balón. Y ahí San Juan, a diferencia nuestra, sí que empezó a generar, porque cerca de portería tienen calidad y las que tú acabas con un mal pase, una mala conducción o un disparo que no coge puerta, ellos lo transforman en una llegada con peligro. Cayó el primero, y aunque no paré el partido teniendo tiempo disponible,  aguantamos a trancas y barrancas, pero hacia el final en una contra nos hacen el segundo e intentamos arreglarlo de cinco. Cuatro minutos de ataque estéril que nos pudieron costar el tercero y fin de la película. Este tema hay que cambiarlo. Bueno más que cambiarlo, rehacerlo casi por completo y trabajarlo porque nos tiene que dar algún punto más.

 

2-0. Resultado futbolero que da una idea del partido. Duro, competido pero que acabó con una victoria justa de San juan que fue más contundente y aprovechó mejor sus momentos favorables.

 

Llevamos dos malos resultados, no dramáticos, y lo que hay que hacer es estar preparado, física y sobre todo mentalmente. Aguantar, resistir, asumir errores, hablar menos y trabajar más. Quizá alguno había hecho un ejercicio de visualización excesivamente benévolo y toca cambiar de música. Pues nada, manos a la obra.

 

Miguel Escosa

Jor. 8ª. Patatas Gómez Sala 2012 0 - Collado Dehesa Villalba 3

No quiero ni mucho menos pecar de prepotente pero el sábado esperaba algo más. Supongo que habrá mil versiones, y de verdad que muchas de ellas serán válidas y de verdad que no sé si la mía lo será, pero desde la calma pienso que nos dieron una cosa redonda que suele ir por el campo y ni yo, el burrico primero, ni los jugadores, supimos qué hacer con ella.

 

Personalmente estuve gris, no supe dar respuestas a los chavales y me empeñé en jugar por fuera cuando quizá era por dentro. No estoy seguro. Lo que sí sé es que no di con la tecla en 40 minutos. Mi sensación es que ellos lo tuvieron claro, ordenados, recogidos, esperando el error y nosotros nunca encontramos nuestro sitio.

 

A pesar de todo tuvimos llegadas, unas más peligrosas que otras, y quizá un gol habría podio cambiar las cosa o les hubiera hecho dudar, pero esto no modifica mi impresión de la dinámica general que he explicado. Era de esperar que jugadores que llevan tiempo lesionados o que no han estado en las últimas jornadas no estuvieran finos, pero no lo estuvimos ninguno, y eso fue más sorprendente...y preocupante.

 

De momento las cosas cambian poco. Debemos insistir en el trabajo del portero jugador en ataque, porque nos costó mucho empezar a crear peligro y resolver el tema del juego en media cancha. Llega rampa, San Juan y Otxartabe, pero ya no sé decir si es peor...o mejor. Veremos.

 

Miguel Escosa

Jor. 7ª. Lauburu Ibarra 2 - Patatas Gómez Sala 2012 4

Pues no sé muy bien cómo explicarlo. A veces en los equipos las dificultades sacan lo mejor de cada uno y el hecho de ser pocos provoca que la gente se enchufe y se responsabilice. Esta es una de las razones. La otra es que además juegan bien y alguno cada día mejor. Porque solo con ganas y coraje la cosa queda muy romántica pero luego también hay que jugar. Y juegan.

 

Una vez más, y van varias esta temporada, supimos sujetar al rival arriba, crear peligro sin el balón y también hacer nuestras cositas cuando lo tuvimos. Con eso y la estrategia de bandas y córners nos llegó para tener el partido “relativamente,” y entrecomillo lo de relativamente, controlado; porque con un equipo con las individualidades que tiene Ibarra en cualquier momento se te puede ir todo al garete.

 

Arrancamos muy bien y creo que lo podíamos haber trasladado al marcador, y aunque ellos quizá también tuvieron alguna más además del gol, y por supuesto desde el máximo respeto al rival, mi sensación fue que tanto en la primera parte como en el inicio de la segunda pudimos matar aún más el partido.

 

A falta de siete minutos y con un marcador de 1-4 que permanecía inamovible desde la primera mitad, vinieron de cinco y de nuevo no anduvimos finos. Ellos no lo aprovecharon pero estuvimos desajustados, sin tenerlo claro. Del mes y medio que llevamos trabajando juntos, el último hemos tenido grandes dificultades para poder entrenar con 9 jugadores y el trabajo de esta figura es una de nuestras asignaturas pendientes. Faltando poco más de dos minutos expulsan a un jugador de Ibarra y de lo que pasó en esos dos minutos no tengo tan clara la explicación. No pasamos de medio campo, encajamos gol y si dura otro minuto más nos ponen contra las cuerdas. Quiero pensar que fue una cuestión de tiempos de partido, mezclado con cansancio por las rotaciones tan largas y la idea de que ya llegábamos. No lo sé, pero mi deber es darle alguna vuelta porque fue el único borrón del partido. Así que el esfuerzo de Ibarra no dio sus frutos y el partido acabaría 2-4.

 

Pues nada. Para que Abelino no me eche la bronca diré que estoy super orgulloso de los chavales, pero mi deber es que tengamos los dos pies bien apoyados en el suelo. Ya llevamos unos partidos, pero quedan muchos y es pronto. Dadme un  poco más de tiempo y os podré decir.

 

Miguel Escosa

Jor. 6ª. Patatas Gómez Sala 2012 3 - Ciudad de Guadalajara 3

Como dije al acabar el partido mi sensación nada más pitar el árbitro fue que perdimos dos puntos porque en ese momento estábamos empujando mucho y llegando con peligro a su portería, pero la primera mitad no fue buena, y los porteros también juegan, y el suyo sostuvo en algunos momentos del segundo tiempo a los visitantes para poder mantener el empate.

 

Arrancamos mal, con una defensa en la acción del primer gol en la que, y de verdad que es raro, nadie se colocó bien. Sinceramente me achaco la culpa porque quisimos incidir en la posición más retrasada del tercer hombre para tapar el juego directo con Blecua y creo que, como en numerosas ocasiones, la cagué. A veces, muchas, la mejor charla sería no decir ni pío. Pero bueno.

 

Remontamos por dos veces, y deberíamos haber aprovechado alguna de ellas para haber tratado de cogerle el pulso del partido, pero por el motivo que sea no pudimos. Acabamos 2-3, con la sensación de que podíamos cambiar el rumbo, pero con la certeza de que si no aumentábamos nuestra intensidad y concentración en defensa, iba a ser muy difícil contra un equipo de esa experiencia cuando juega con un marcador favorable, porque un gol a favor igualaba la contienda pero uno en contra nos podía poner las cosas muy difíciles

 

En a segunda parte salimos más asentados y poco a poco nos fuimos haciendo con el mando del partido. Creo que a pesar de que íbamos más cortos de rotaciones, ellos notaron más el cansancio. Acabamos dominando el juego y las oportunidades, y fruto de ello llegó el empate, y aunque tuvimos varias para adelantarnos, Guadalajara a la contra también tuvo alguna.

 

En el tramo final pudimos ir de cinco, sigo sin tenerlo claro. Nosotros empezamos a atacar demasiado directos, con cierta ansiedad, olvidando los balances defensivos y mi tiempo fue para pedir paciencia y poner en valor el punto. Lo he repetido mucho. En esta categoría a veces no hace falta la pelota para ganar, las defensas cada vez son más ajustadas, y un error tuyo con balón es más rentable para el rival que 20 minutos de dominio en el juego estático.

 

La actitud y el compromiso de los chavales me está pareciendo la ostia. No por el partido de ayer ni mucho menos, sino por cómo están compitiendo en todos los partidos con la ausencia de veteranos que les podían dar algo más de cobertura. Toca seguir, aguantar, y tratar de recuperar gente porque las rotaciones de algún jugador están siendo excesivas a todas luces y eso merma su rendimiento en el tramo final. Seguimos.

 

Miguel Escosa

Jor. 5ª. Tafa FS 2 - Patatas Gómez Sala 2012 6

No sé por dónde empezar. Tengo mal regusto. La lesión de Alberto me mató. Ver a un chaval tuyo en esas condiciones te hace polvo. Me encanta ganar, seguramente porque no me sucede a menudo, pero como decía nuestro portero Abelino, lo más importante es poder volver todos sanos a casa. Pues eso, que no pude disfrutar como se merecía una victoria así. Esa es la putada de ser entrenador. Por cierto, creo que nunca he sentido un silencio tan respetuoso en una afición como el de este sábado por un rival lesionado. Lo digo de corazón.

 

Del partido: supongo que Tafalla no salió con la intensidad necesaria y tú sales a tope, con la gente concienciada, porque además íbamos con 7 bajas, y cuando quisieron reaccionar se atascaron y nosotros nos empoderamos.

 

Salimos a aguantar, a intentar ganar destruyendo, y a tratar de que los minutos corrieran a nuestro favor con un marcador que nos permitiera llegar vivos al tramo decisivo. Ni por plantilla ni por circunstancias podíamos pelear de tú a tú contra Tafalla. Sería de locos por mi parte y puedes soñar, es gratis, pero has de volver a la tierra. No tengo respuesta para esa duda eterna de si no estuvieron finos o si nuestra intensidad provocó su inactividad. No lo sé, pero lo cierto es que ellos en muchas fases, y aunque por supuesto dominaban el juego, no tenían la profundidad ni la intención necesaria y fruto de ello apareció el juego plano que nos permitía robar de vez en cuando y montar contras con peligro.

 

Si tuviera que señalar dos momentos decisivos del partido uno sería en los 8-9 últimos minutos de la primera parte. Ahí vi a Tafalla más cerca de nuestro área, quizá porque nosotros tuvimos que tener a 2-3 jugadores con muchísimos minutos en pista y en esa zona este equipo es letal porque en cualquier jugada individual resuelve y tú no tienes tiempo de equilibrar tu defensa. Pero hubo suerte, los chicos estuvieron fuertes y Abelino cerró bien lo que llegó. Nuestro gol a falta de 3 minutos en una contra nos refuerza y el doble a de falta de 8 segundos fue ya una auténtica bendición. Con ese 0-2 se llegaba al descanso.

 

Ellos salen fuerte y en una buena jugada de estrategia nos hacen el 1-2 a los 30 segundos. Nos puede llegar el aluvión...pero en lugar de eso llega para mí el otro momento decisivo del partido. En un rechace hacemos el 1-3 y los de casa tienen que volver a empezar. En una jugada espectacular nos hacen el 2-3 pero ahí ya, y aunque queda mucho, el partido empieza a atisbarse disputado y eso es mucho para nosotros. De nuevo sufrimos y en otra jugada de estrategia hacemos el 2-4 y ya definitivamente el equipo se lo cree y eso no es fácil de parar. En la jugada de la lesión de Alberto podemos hacer el 2-5 y personalmente me desconecto. No lo pude evitar. Pasan 2-3 minutos y vienen de cinco. Al ver a Alberto más tranquilo vuelvo al juego y Tafalla en ese dibujo definitivamente se atasca. Tenemos desde mi punto de vista algún desajuste inicial por nuestro ala derecha pero pronto lo equilibramos y sufrimos poco. Si a eso sumas los dos goles que hicimos ya tu sensación es incluso de perplejidad. Íbamos a ganar...y encima lo logramos más o menos bien y haciendo seis goles a un rival que había encajado dos en las cuatro primeras jornadas.

 

Pues eso tú, que ganamos. No sé muy bien cómo valorarlo. Simplemente pediría que ésto no quedara en la pobre victoria de un equipo chico que un día ganó al grande. Tengo hace días la sensación de que este año el equipo tira para arriba y pelea, y este sábado la edad media en pista era de poco más de 21 años si quitamos a nuestro portero. Nos tiene que servir para creer, confiar en lo que hacemos y tratar de aguantar con la plaga de bajas que nos asola.

 

Para acabar, y lo he dicho igual cuando he perdido, que es el momento donde se ve a la gente de verdad, quiero agradecer el trato dispensado por todo el mundo en Tafalla y en especial por Leandro. Cuando puedo no pierdo la oportunidad de decirlo. Su mérito no es ser buen entrenador, que por supuesto lo es, sino la capacidad de estar pendiente y dispuesto para todo el mundo, y además de una manera competente en todo que lleva a término. Una vez más, y en esta ocasión en la derrota, es para mí un ejemplo de dónde aprender.

 

Miguel Escosa

Jor. 4ª. Patatas Gómez Sala 2012 3 - Villa de Quel 5

Creo que este sábado perdimos una buenísima oportunidad de sumar los tres puntos, una de esas que luego sueles recordar cuando las cosas se tuercen. Pienso que debimos acabar la  primera parte con una renta mayor, aunque es cierto que en la segunda ellos dieron un paso hacia delante.

 

Como decía mi sensación en esa primera mitad fue que el partido estaba controlado, y aunque eso no es garantía de nada, la idea fundamental es que en principio vas a tener muchas oportunidades de competir. Quel se adelanta en el marcador, y a esas alturas ya habíamos tenido varias oportunidades muy buenas, pero ahí se nos vieron un poco las costuras. Necesitamos más de 7-8 oportunidades clarísimas para hacer 2 goles y nuestro rival el sábado con mucho menos sacó mucho más. Con 2-1 acaba la primera mitad y el pensamiento es que si das otro palo, puedes romper el partido.

 

No fue así. Salimos dubitativos pero aguantamos el marcador, y cuando tenemos la oportunidad de hacer el 3-1 nos empatan.  El equipo lo nota y llega la jugada desafortunada donde se produce la expulsión de David. Quizá los nuevos no me conocen. Suelo protestar muy muy poquito a los árbitros, lo he hecho cuando he interpretado que no ha habido un error humano sino una acción premeditada en un sentido u otro. Cuando considero que yo he cometido un error, jamás protesto a un árbitro.  No se si David está un palmo dentro o un fuera de la portería ni me importa, esa jugada no debería haberse producido así nuca, y sino no hacemos un buen diagnóstico, no podremos corregirlo y nos puede volver a pasar. Si nos quedamos con que el árbitro no vio esos centímetros de diferencia si los hubo, cometeremos el error de pensar  que la culpa es suya cuando fue nuestra.

 

Nos hacen el 3-2 en superioridad y después con el equipo noqueado el 4-2. Quedan cinco minutos y vamos de 5 y en la primera acertamos y recortamos distancias. Hay partido y las sensaciones con el portero jugador no son malas, pero un pase precipitado le hace caer la pelota al rival y nos hacen el definitivo 5-3 que pudieron aumentar porque ahí nuestro grado de ansiedad ya fue extremo.

 

Una pena porque creo que de los cuatro partidos disputados hasta ahora fue el que más a nuestro alcance tuvimos. Vamos para Tafalla y a pesar de las bajas y las ausencias sigo viendo aire fresco en los chicos y aunque todos somos conscientes de que va a ser muy difícil, personalmente creo que estos partidos son los que como jugador más me gustaba jugar. Se trata de ponerte a prueba, de demostrar que tú también puedes. Y aunque suene a rojillo, podemos. 

Jor. 3ª. Zierbena FS 3 - Patatas Gómez Sala 2012 2

En el partido del sábado y más allá de los merecemientos de uno y otro equipo, llegado al punto que llegamos, me dolió mucho no haber puntuado porque su remontada, que podría haber llegado por ocasiones y méritos propios, vino por dos errores groseros nuestros.

 

En el arranque las cosas estuvieron más o menos igualadas, los de casa con más juego y nosotros más verticalidad, pero con ocasiones parecidas. Llegando el final de la primera mitad logramos marcar con bastante fortuna, pero este es un hecho que este año espero que se de más a menudo porque a diferencia de otras temporadas probamos más la finalización y eso evidentemente aumenta nuestras probabilidades.

 

En la segunda ellos salen más a buscar y nosotros más a esperar y eso al final nos embotella un poco, pero entre la defensa intensa y Abel logramos frenarlos. No obstante nos hacen un empate que al poco tiempo enmendamos con una buena transición que  permite ponernos de nuevo por delante en el marcador. Pero llega el primer error en la salida de balón y de nuevo empatan. Ahí mi sensación es que ellos empiezan a valorar ese empate y eso nos permite jugar más, pero otro error grave les pone el 3-2 en bandeja y nosotros ya bien sea por juventud, falta de experiencia o quizá la falta de trabajo del juego de cinco, no logramos hacer suficiente peligro con el portero-jugador.

 

Como decía al inicio una verdadera lástima, porque más allá de que la derrota pueda ser justa, que lo pudo ser, no podemos regalar el partido cuando por el motivo que sea está muy a nuestro favor.

 

Primer viaje y una actitud perfecta de los chicos. Hemos competido muy bien, de hecho pudimos ganar, y los goles encajados están en nuestro rango de posibles. No queda otra que seguir y mantener el rumbo, limar errores y pequeños ajustes y convencer a los chavales de que hay que priorizar la seguridad en según qué zonas del campo y en según qué momentos de partido. Poco a poco. 

 

Miguel Escosa